Se acabó la monotonía en el entrenamiento: ¡saluda a las kettlebells!

Uno de los motivos principales por los que dejamos de lado los entrenamientos al poco tiempo de entrenar es porque no sabemos muy bien qué hacer o porque ...
publicado por
beautyanabell avatar
hace karma
0,10

Kettlebells

Uno de los motivos principales por los que dejamos de lado los entrenamientos al poco tiempo de entrenar es porque no sabemos muy bien qué hacer o porque siempre hacemos lo mismo. Es cierto que un poco de rutina nunca viene mal, pero al hablar del entrenamiento hacer sesiones idénticas cada día no sólo hace que nos aburramos, sino que nos llevará directas a una meseta en la que dejaremos de ver cambios y ganancias.

Por eso hoy os presento un elemento que no muchas de nosotras incluye en su entrenamiento, a pesar de que se trata de un material muy versátil, divertido y con el que podemos ver grandes resultados. ¡Aquí tenemos a las pesas rusas o kettlebells! ¡Privet, amiguitas!

¿Qué son y para qué sirven las kettlebells?

Kettlebells Las kettlebells son unas pesas con forma esférica y un asa en su parte superior. También se les llama pesas rusas (en ruso гиря [guirya]), pues su uso se popularizó en este país en la década de 1940. Desde allí pasaron a Estados Unidos, y el resto es historia. Hay kettlebells de muchos pesos distintos: desde 2 kilos hasta más de 60, y suelen estar fabricadas en hierro fundido.

Las kettlebells son perfectas para realizar entrenamientos que combinan la fuerza con el componente caridovascular: ¡cardio y fuerza a la vez! Además, hacen que trabajes tu abdomen de forma constante al tener que estabilizarte durante todo el entrenamiento, te ayudan a trabajar el equilibrio y la flexibilidad.

Lo mejor de las kettlebells es que aplicando el método de entrenamiento por intervalos puedes trabajar todo tu cuerpo (espalda, brazos, piernas, abdomen…) y tus cualidades físicas básicas en un tiempo récord. ¿Quieres saber cómo se hace?

¿Cómo se entrena con las kettlebells?

Kettlebells El entrenamiento con kettlebells es distinto a cualquier tipo de entrenamiento en sala, y sus efectos también son diferentes: las kettlebells colocan el centro de gravedad de la pesa fuera de nuestro alcance, por lo que el abdomen debe estar activado durante toda la sesión.

Existen numerosos ejercicios y técnicas de trabajo diferentes para realizar con kettlebells, pero la que más me gusta y la que me da mejores resultado es el entrenamiento en circuito por intervalos de tiempo. Selecciono 10 ejercicios distintos y realizo cada uno de ellos por un período de 50 segundos. Dejo 10 segundos de descanso y comienzo con el siguiente. Se pueden realizar todas las rondas que se quieran a este circuito de 10 ejercicios, aunque personalmente con 3 rondas (30 ejercicios y 30 minutos en total) voy bien servida.

Un ejemplo práctico de entrenamiento con kettlebells

En el vídeo que acompaña estas líneas podéis ver un entrenamiento básico con kettlebells, con movimientos sencillos que podéis aprender realizándolos primero con poco peso para ir subiéndolo según vayáis mejorando.

Los chicos de Fitness Blender, que son los que hacen el vídeo, trabajan con una kettlebell distinta a la habitual, ya que la suya tiene un peso variable, pero se trabaja igual que con una kettlebell “normal”. Ellos entrenan por número de repeticiones, pero si queréis complicarlo un poco más, trabajad por tiempo (máximo número de repeticiones bien hechas en 50 sgundos, por ejemplo, más 10 segundos de descanso entre ejercicios).

No tengáis miedo de utilizar las kettlebells que seguro que tenéis en vuestro gimnasio: no os harán parecer Hulk, sino que os ayudarán a conseguir un cuerpo torneado y con formas femeninas.