Si se te cae el pelo, la solución está en el extracto de cebolla roja y en el glucógeno marino de Nuggela & Sulé

Por culpa del estrés, del envejecimiento celular o por las carencias energéticas, algunas personas sufren por culpa de los problemas capilares. Si ese es ...
publicado por
beautyanabell avatar
hace karma
1,80

Visual

Por culpa del estrés, del envejecimiento celular o por las carencias energéticas, algunas personas sufren por culpa de los problemas capilares. Si ese es vuestro caso, sabed que la razón proviene – entre otros factores -, de la falta de glucosa en el desarrollo del crecimiento del cabello.

Pero, ¡qué no cunda el pánico! Hoy quiero hablaros de un champú a base de extracto de cebolla y glucógeno marino capaz de aportar la glucosa extra que el bulbo pilar necesita para crecer fuerte y sano.

Las propiedades secretas de la cebollas provienen de la quercetina y del azufre, también conocido como el mineral de la belleza por lo que es usado en la formulación de muchas cremas para mejorar el aspecto de la piel.

Bodegon

Entre las principales propiedades de la quercetina es importante mencionar que al estimular la circulación sanguínea, reducen la inflamación del cuero cabelludo y lo alimentan desde su raíz. El cabello bien nutrido mejora su aspecto, brillo y vitalidad.

El azufre tiene propiedades antibacterianas, anti seborreicas y desintoxificantes. Al eliminar los productos tóxicos y las células muertas que se depositan en la superficie del cuero cabelludo deja el pelo totalmente limpio.

Pues bien, para el fortalecimiento y anticaída del cabello, los responsables de la marca Nuggela & Sulé han creado también unas ampollas para que, en épocas de mayor caída del cabello como la primavera y el otoño, podamos aportar una reserva de energía a la vaina epitetial que permitirá el normal crecimiento del folículo piloso.

Ampolla

Aplicándonos media ampolla cada tres días durante 2 meses estimularemos el crecimiento del cabello y evitaremos su caída. Se puede aplicar tanto en cabellos húmedos como secos;no ensucia ni deja grasa en el cabello por lo que no hace falta lavarlo después de aplicarlo; se puede aplicar tanto por las mañanascomo por las noches (como prefiramos).

Para facilitar su aplicación, el producto viene con una cánula que dirige el producto directamente al cuero cabelludo, permitiendo su correcta dosificación. Se puede conservar una vez abierto, y aplicarlo en diferentes ocasiones.

Lo mejor de todo es que no huele a cebolla, sino que deja un agradable olor a heno y a limón. El precio del champú es de 19,90 euros, y el de las ampollas 4,95 euros la unidad.