Siéntete como Anna Karenina viviendo la experiencia del Caviar Spectaculaire de La Prairie

Si hay algo que todos asociamos con La Prairie es el caviar. Ellos fueron los primeros en crear, en 1998, una crema suave y ligera formulada con este ...
publicado por
beautyanabell avatar
hace karma
0,80

Packshot2

Si hay algo que todos asociamos con La Prairie es el caviar. Ellos fueron los primeros en crear, en 1998, una crema suave y ligera formulada con este producto. Los resultados fueron espectaculares pues su crema Skin Caviar hidrataba profundamente la piel, tanto que conseguía reafirmarla, por lo que se convirtió en un producto legendario por el que todas las beauty addicted suspiraban.

El tiempo y numerosos análisis han demostrado que el extracto de caviar estimula la producción de colágeno en las células de la piel, y ya sabemos que un aumento en los niveles de colágeno contribuye a la firmeza de la piel.

En función del cambio de estación, del clima o de la preferencia personal basada en lo que necesita cada piel en un momento determinado existen dos cremas entre las que poder elegir la Skin Caviar Luxe Cream o la Sheer. La primera tiene una textura un poco más ligera, pero igual de hidrante.

Estas cremas también están formuladas con ácido poliglucurónico y con extractos de micro algas que provienen de lagos de agua dulce de Hawai, lo que ayuda a disminuir la sequedad y rugosidad de la piel, reforzando el escudo protector de la piel.

Packshot1

La Skin Caviar Luxe Cream Sheer lleva un complejo de glucosamina que es un extracto de alga marrón y urea diseñado para exfoliar suavemente al piel al mismo tiempo que la calma. Este extracto inhibe la actividad de la dichosa tirosinana que es la causante de la formación de melanina que acaba dando lugar a la aparición de manchas.

Esta crema ha de utilizarse después de limpiar y tonificar. Los responsables de la marca aseguran que para tener óptimos resultados se requieren aproximadamente unas 8 semanas. Si se usa dos veces al día, uno de estos tarritos dura aproximadamente unos dos meses y medio.

Bueno pues para una crema de auténtico lujo, los responsables de La Prairie han creado un repiente ad hoc. ¿Os acordáis de la escena en el tren de la película Anna Karenina en la que degustaban en su compartimento de primera un delicioso caviar de color morado translucido con la ayuda de una cucharita de nacar servido en un bol de cristal tallado debajo del cual había otro en el que habían introducido hielo picado para mantenerlo bien frío?

Croquisgobelet

Pues los de La Prairie pidieron a los diseñadores y maestros artesanos la famosa fábrica de cristal tallado Baccarat (fundada en 1764), que diseñasen para ellos una de sus icónicas copas. Se trata de un gobelet realizado para el rey Louis Philippe de Francia en 1841 – que se caracteriza por su famoso tallo o fuste Harcourt -, para que custodiase uno de estos tarritos de crema.

Jarronlouisphilippe 1841

La idea consiste en poder reutilizar esta copa, convirtiendo la pieza en un elegante servidor de caviar con el que poder impresionar en ocasiones especiales a nuestra pareja, o a nuestros familiares y amigos, transformando ese momento en una experiencia inolvidable.

Bastará con sustituir el frasquito vacío de la crema por un cuenco de cristal. Cuando se quiera servir hay que llenar la base de la copa con hielo, antes de colocar sobre ella el cuenquito de cristal con 50 ml del caviar más fresco que podamos encontrar.

Packaging

El resultado final es una edición limitada a la que han llamado Caviar Spectaculaire. Una pieza verdaderamente rara y excepcional que habla de las excelencia tanto de La Prairie como de Baccarat – que el año pasado celebró su 250 aniversario. Dentro del packaging encontraremos también una cuchara de servir con mango de plata para el caviar.

Pensad que estas piezas de cristal faceteado que capturan toda la belleza de la luz están hechas a mano mediante el proceso del soplado creado en Murano (Venecia), y que se trata de una sola pieza que se ha pulido con procedimientos artesanales, por lo que sólo se han creado 1.500 piezas en edición limitada para todo el mundo. Y el precio, me preguntaréis, pues como todas las cosas buenas de este mundo, caras no, carísimas: 1.800 euros, pero pensad que no sólo estaréis pagando una crema estupenda sino también una pieza de cristalería que podrán heredar vuestros hijos.

Bliniscaviar

Como es imposible que yo pueda acceder nunca a comprarme esta edición limitada, he aprovechado que hoy es domingo por la mañana, y que estoy sola en casa, para regalarme mi momento Anna Karenina particular ¡aunque sea con sucedanio de caviar! Precio de la crema sin la copa de Baccarat: 208,00 euros.

Palabras relacionadas: