Skeen + presenta su mascarilla de arcilla negra y ácido hialurónico

¡Bueno, bueno, quién me iba a decir a mi que una mascarilla facial tan negra que podría dar un susto al miedo iba a dejarme la piel tan limpia y luminosa! ...
publicado por
beautyanabell avatar
hace karma
0,10

Botearcilla

¡Bueno, bueno, quién me iba a decir a mi que una mascarilla facial tan negra que podría dar un susto al miedo iba a dejarme la piel tan limpia y luminosa!

El otro día probé la mascarilla negra revitalizante de Skeen +. El contendor en el que se vende es muy mono, de cristal transparente, cilíndrico, pequeñito (cabe en la palma de la mano) y está revestido por una cartulina en color rosa shocking que hubiese entusiasmado a la mismísima Elsa Schiaparelli.

Bodegon

Pero cuando destapé el tapón y vi el color del barrito, en un gris antracita tirando a pizarra, y conociendo ya a mis clásicos, avisé a toda mi family que necesitaba quince minutos para mi sola, y que hiciesen el favor de no entrar en el baño mientras yo estuviera dentro.

Antes de aplicármela, estuve leyendo el prospecto. En lo relacionado con las mascarillas faciales, no hay nada como la arcilla. Esta une a su alto poder absorbente el que es muy rica en minerales, y que ha sido enriquecida con ácido hialurónico, Vitaminas A y E (de acción regeneradora y antioxidane), aceite de almendras dulces, y manteca de karité por lo que además es muy hidratante y nutritiva.

Arcilla

Hay que utilizarla una vez por semana después de una ligera exfoliación. Como ahora utilizo todos los días mi famoso cepillito para el rostro, no tuve que preparar nada pues lo tenía todo muy a mano.

Se aplica como una crema, evitando el contorno de los ojos (of course!), y se deja actuar 10 minutos. Transcurrido ese tiempo ya nos la podemos aclarar con agua tibia. Yo me metí debajo de la ducha porque como además me tenía que lavar el pelo, así acababa antes. Pero si queréis saber cómo retirar bien una mascarilla, os invito a leer este post.

Cuando salí de la ducha y me sequé noté la piel más luminosa, lisa y suavita. Una gozada, sobre todo porque no tiene perfumes raros. Precio: 39,00 euros (50 ml).