¿Tú también sientes curiosidad por las carillas dentales? El Dr. Arias aclara mis dudas y me explica lo fundamental

No sé si a vosotros os pasa, pero cuando me presentan a alguien no puedo evitar que la vista se me vaya a su dentadura. Y es que como dice un amigo mío: ...
publicado por
beautyanabell avatar
hace karma
0,50

No sé si a vosotros os pasa, pero cuando me presentan a alguien no puedo evitar que la vista se me vaya a su dentadura. Y es que como dice un amigo mío: “el diente es un detalle muy revelador”. Sin duda, dice mucho sobre la personalidad, el cuidado y la autoestima. De hecho, me llaman la atención algunas personas que cuidan con devoción su aspecto, y descuidan sus dientes al creer, quizá, que no se ven tanto.

Mantener una dentadura saludable y bonita es una de las prácticas más beneficiosas y agradecidas que existen. Hoy en día, además, es muy fácil lucir una boca perfecta dado hay soluciones para casi todos los problemas y necesidades. Roturas, tamaño inadecuado, falta de alineación…, todo tiene una respuesta.

Siempre he querido saber más sobre las carillas, y creo que casi todos los que no llevamos hemos sentido alguna vez la curiosidad sobre cómo sería lucirlas. Sobre todo después de observar que es la solución más demandada por las celebrities y personas con vida pública aconsejadas por los mejores asesores de imagen. En qué casos están indicadas, cómo se colocan, si son para siempre o si resulta molesto son algunas de las incógnitas que han pasado por mi mente en ocasiones.

Dudas o temores que he tenido la oportunidad de resolver gracias al Dr. Juan Arias, especialista con más de catorce años de dedicación a la odontología, codirector del Master de Periodoncia Avanzada de la Universidad Europea de Madrid, y conferenciante nacional e internacional sobre el campo de la Implantología y Estética Dental. Después de hablar con él, os puedo dar detalles que disiparán muchas de los interrogantes más comunes.

Indicación

Cubrir espacios interdentales, fracturas de los dientes, corregir su forma, agrandarlos cuando se requiere, o cambiar su color cuando el blanqueamiento no es la solución, como en el caso de los efectos secundario producidos por medicación, son algunas de las indicaciones más comunes. Sin embargo, y aunque las carillas resuelven muchos de los problemas que antes no se podía llevar a cabo de una manera 100% natural, hay que saber que no siempre están indicadas, por lo que es necesario el asesoramiento de un especialista antes de contemplarlas como la mejor opción.

Una vez pautadas como la solución a vuestro caso, es importante saber que el resultado de este tratamiento dependerá en gran medida del procedimiento, material elegido y de la pericia del especialista, por lo que es fundamental acudir a un odontólogo con buenas referencias en este campo.

Juan Arias 19

Juan Arias 19

Puede que hayáis oído hablar, como yo, de las carillas de composite, una práctica solicitada en los últimos tiempos por la facilidad y rapidez del procedimiento y su menor coste. El Dr. Arias es tajante en este aspecto y aconseja siempre la colocación de carillas de porcelana ultra finas en los dientes, a la hora de conseguir una sonrisa completamente natural. Las carillas de porcelana resisten las manchas de café, té o tabaco de manera más eficaz que las carillas de composite. Duran más y se mantienen en buen estado durante más tiempo. La porcelana refleja mejor la luz, confiriéndole a sus dientes una apariencia más natural y atractiva.

El Dr. Arias utiliza unas carillas “lentes de contacto” con grosores que oscilan entre 0,2-0,5 milímetros de espesor que se adhieren sobre el esmalte mediante un cemento de resina. La extrema finura de éstas permiten un mínimo tallado del diente, e incluso en ocasiones, y dependiendo de la fisionomía del diente y la encía, la posibilidad de no tener que tallar, evitando rebajarlo o moldearlo.

Antes Carillas

Antes Carillas

Despues Carillas

Despues Carillas

Protocolo

Las carillas de porcelana se realizan en un laboratorio dental, y para su colocación son necesarias 2 visitas. El primer paso, consiste en hacer una prueba en resina, a fin de que el paciente tenga una idea sobre el color y forma. En esa visita, el procedimiento consiste en pulir y tomar unas impresiones definitivas, tras lo que se coloca el provisional de resina.

Tras 2 semanas, hay que acudir de nuevo a consulta para colocar las definitivas. En esta visita, que durará un par de horas, se suele poner anestesia local para una mayor comodidad del paciente.

La finalidad de este tratamiento es la de pasar totalmente inadvertido y proporcionar armonía y belleza. El precio de cada carilla, suele ser 800 euros, y una vez colocadas no requieren ningún cuidado especial. La única advertencia que subraya el doctor es no hacer “palanca” con los dientes porque puede romperse o despegarse, aunque se trata de casos aislados.

Con estas nociones he resuelto, y espero vosotros también, muchas de las dudas que siempre he tenido sobre este procedimiento. Bajo mi punto de vista, la utilización de carillas es una gran solución para esas personas que han sufrido fracturas, o no se sienten felices con el aspecto de alguno de sus dientes. También para los que tras la ingesta de algunos antibióticos adquirieron un color con el que están a disgusto. Como siempre os recomiendo, la consulta con un especialista es imprescindible a la hora de plantearse cualquier tratamiento médico.

Más información | Clínica Arias

En Trendencias Belleza | Entusiasmada con las tiras blanqueantes 3D White Whitestrips de Oral-B ¿Podrás resistirte a algo así?

Palabras relacionadas: