Alcanza tus objetivos

A día de hoy puedo decir con certeza que hasta los 25 me dediqué a observar cómo iba pasando mi vida, sin objetivos, sin rumbo alguno, limitándome a ...
publicado por
becooler avatar photo
hace karma
3,45

A día de hoy puedo decir con certeza que hasta los 25 me dediqué a observar cómo iba pasando mi vida, sin objetivos, sin rumbo alguno, limitándome a cumplir con mis obligaciones. Afortunadamente nunca es tarde para despertar.

– ¿Podría decirme, por favor, qué camino he de seguir desde aquí?
– Eso depende en buena medida del lugar adonde quieras ir – dijo el gato.
– No me importa mucho adónde… – dijo Alicia
– Entonces no importa por dónde vayas – dijo el gato

Lewis Carrol, Alicia en el País de las maravillas.

reach-your-goals

Comprendí la importancia de marcarse unos objetivos en la vida cuando comencé a estudiar Programación Neurolingüistica (PNL), y creedme, no es tarea fácil averiguar qué es lo que quieres conseguir cuando llevas toda una vida sin siquiera planteártelo.
Lo que Joseph O’Connor y John Seymour me propusieron a través de su libro “Introducción a la PNL“ consistía en plasmar en un esquema una consecución de pequeñas metas a través de las cuales llegaría a alcanzar mi principal objetivo.
Sigo teniendo el esquema colgado en un tablón de la pared en mi habitación, que suelo mirar con detenimiento varias veces al día.
Disponiendo de un esquema puedes centrarte en esas pequeñas metas, y saber qué es lo que debes hacer a continuación para acercarte cada vez más a tu objetivo.
La satisfacción de ver que cada vez estás más cerca de conseguirlo, es verdaderamente motivadora


Muchas veces dices que mañana cambiarás, pero mañana sigue siendo igual que hoy. Que sea HOY ese cambio que te permitirá ser tu mejor versión.

 

Existen muchas definiciones diferentes sobre cómo deben plantearse los objetivos. A mí me gustaría plantearos una en concreto que he aprendido a través del Coaching, y que nos enseña que un objetivo debe ser SMART.

– S: Specific (Especifico) Si un objetivo es muy general, como por ejemplo “encontrar un trabajo mejor”, es difícil saber si se ha cumplido o no. Un buen objetivo está orientado a la acción y consiste en algo más que una declaración de intenciones.
– M: Measurable (Medible) Debe ser un objetivo que se pueda medir, comprobar que se ha conseguido.
– A: Achievable (Adquirible) Un objetivo ha de ser realizable. Si por los motivos que sea el objetivo no es realizable (por ejemplo marcarse como objetivo comprar una mansión en Hollywood de diez millones de euros el año que viene, sin tener ahorros), es fuente de desmotivación.
– R: Realistic (Realista) El objetivo debe “poderse hacer”, es decir, que la persona tenga las competencias y los conocimientos necesarios para realizarlo, y que las consecuencias sean asumibles.
– T: Time-framed (Temporizado) Se debe fijar una fecha realista en la cual se quiere conseguir el objetivo.


Crea un plan de acción específico

Difícilmente conseguirás alcanzar un gran objetivo sin un plan de acción específico. Te pongo un ejemplo. Imagina que tu objetivo es “ponerte en forma”, ya sea adelgazar unos quilos o tener unos abdominales completamente definidos. Lo primero que tendrás que hacer es informarte sobre cómo puedes hacerlo, necesitarás preparar una dieta acorde a tu objetivo y una rutina de ejercicios para realizar en el gimnasio. No presupongas, si no eres experto en dietética y nutrición, contacta con la persona que lo sea para que te prepare una dieta. Lo mismo con los ejercicios.
Sabiendo ya por donde debes comenzar, lo siguiente será crear hábitos. Continuando con el ejemplo, debes seguir la dieta que te ha marcado tu dietista, e ir al gimnasio los días que te indique tu entrenador personal.
Siguiendo tu plan de acción y haciendo un seguimiento de tu trabajo junto a tu constancia y perseverancia, acabarás inevitablemente alcanzando tu preciado objetivo.

crear-habitos

Miedos y Zona de Confort

“¿Y si fracaso? “ “Es demasiado difícil conseguirlo…” “Ya me pondré a hacerlo otro día”

¿Te suena? ¿Cuántas veces han resonado pensamientos como estos en tu mente?
Pues pese a que no te guste, es MIEDO. Miedo a la incertidumbre, miedo a lo desconocido, a que nuestros amigos y conocidos nos vean como fracasados si no lo conseguimos.
Es nuestra mente subconsciente la que se dedica a bombardearnos con este tipo de frases, con las que pretende desmotivarnos y “darnos una excusa” para que ni lo intentemos. Estamos muy bien acostumbrados a nuestros hábitos actuales, a seguir una rutina que conocemos, acomodándonos en nuestra Zona de Confort.

El miedo a lo desconocido siempre va a estar ahí, pero nadie más que tu puede elegir dejarle rienda suelta para que siga impidiéndote alcanzar tus objetivos o  enfrentarte a él.

No os rindáis nunca, si las cosas fueran fáciles cualquiera las haría.
Y recordad, Roma no se construyó en un día

 

 

Mario Fernández
www.ubecooler.com