Gestión del estrés

Hoy me gustaría hablaros del estrés. ¿Y porque del estrés? Porque todos somos o hemos sido víctimas de él en más ocasiones de las que nos gustaría ...
publicado por
becooler avatar photo
hace karma
2,85

Hoy me gustaría hablaros del estrés. ¿Y porque del estrés? Porque todos somos o hemos sido víctimas de él en más ocasiones de las que nos gustaría recordar.

En primer lugar, ¿Qué entendemos por estrés?

Según la Wikipedia, el estrés es una reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada.
¿Pero son realmente amenazantes la mayoría de situaciones que nos producen estrés?
Buena pregunta. Remontémonos a la era de los hombres de las cavernas e imaginemos que uno de estos neandertales, paseando inocentemente se encuentra de repente frente un mamut gigante. Su cuerpo comenzará a reaccionar ante esta situación estresante y comenzará a generar una hormona llamada cortisol.
El cortisol es una substancia que nos permite correr más, permite que el corazón bombee más sangre, incluso que nos permite no sentir tanto el dolor de una herida ocasional que nos podamos producir.
Todo esto está muy bien, sin embargo permíteme poner en duda el echo de encontrarnos con un mamut gigante en la actualidad.
Hoy en día nos estresamos en un atasco de tráfico, nos estresamos en el trabajo cuando tenemos más faena de la que podemos procesar, o cuando se nos acumula una tarea tras otra y no damos abasto.  Esto, amigo mío, no puede compararse al nivel de amenaza que presentaba encontrarse con una inmensa bestia hace miles de años.


Efectos y consecuencias del estrés

Liberación de cortisol

Como decía, una situación estresante produce que se libere la hormona del cortisol, esta “simpática” hormona, también incrementa el nivel de azúcar en sangre, por lo que estresarnos habitualmente provocará que engordemos.

Estrés crónico

El estrés crónico aparece cuando nos sometemos muy a menudo y de forma muy prolongada a situaciones que nos generan estrés de manera excesiva, produciendo efectos mucho más graves en nuestro organismo y cerebro, como pueden ser las pérdidas de memoria.

Mucho estrés puede producir también: pérdida del cabello, depresión, reducción del deseo sexual, menstruación irregular, acné, úlceras, insomnio, disminución de fertilidad, enfermedades cardíacas, y un largo etcétera de síntomas.

sintitulos1

Como combatir o evitar el estrés

Nos ha quedado claro que demasiado estrés produce efectos dañinos a nivel fisiológico, psicológico y conductual. Pero… ¿podemos hacer algo para cambiar de estado cuando estamos estresados? ¿Existe algún método para no estresarse tan fácilmente?
Querido lector, tengo grandes noticias para ti: Si, podemos.

Fisiología

Cambiar tu fisiología desencadenará inevitablementeFisiología que tu estado interno cambie, por lo tanto, cuando percibas que estás estresado, prueba a adaptar tu fisiología a la de una persona tranquila y alegre.
Relaja tus hombros y postura, no sigas caminando de forma acelerada como lo haría alguien estresado y con mucha prisa. Levanta la cabeza y, lo más importante, céntrate en tu respiración y adáptala a la de alguien relajado (respiraciones largas, lentas y tranquilas) como si no tuvieras ningún tipo de preocupación. Notarás como a los pocos minutos, te sientes mucho más tranquilo y calmado.

Meditación

La meditación es una práctica que solo te va a requerir unos pocos minutos al día. Con ella obtendrás paz interior y adoptarás una buena y más positiva actitud con la que podrás hacer frente a situaciones de estrés sin sentirte tan agobiado.
Únicamente meditando 10 minutos cada día vas a notar un gran cambio.
No te pierdas nuestro artículo sobre la meditación para profundizar más sobre este tan interesante tema.

Hacer ejercicio

Hacer ejercicio o practicar algún deporte que nos guste es una buena manera de descargar estrés acumulado a lo largo del día, además nuestro cerebro segregará endorfinas, que es una hormona que produce sensación de bienestar y felicidad.

PNL

Con la programación neurolingüística (PNL) aprenderemos a comunicarnos mejor con nosotros mismos y con los demás, adoptando así una mejor actitud frente a las situaciones que nos presenta la vida y, por ende, podremos plantear nuestro “problema” desde una perspectiva más positiva y enriquecedora.
La PNL nos proporciona también una serie de ejercicios (anclajes) con los que siguiendo unas pautas conseguiremos cambiar nuestro estado de estrés, a un estado llamado “estado de excelencia”.

 

 

Mario Fernández
www.ubecooler.com