Iniciarse en el arte de la seducción

Es normal que al principio te sientas algo perdido, confuso, con miedos y veas que muchas de tus creencias, poco a poco van cambiando. Tranquilo, vas por ...
publicado por
becooler avatar photo
hace karma
0,45

Es normal que al principio te sientas algo perdido, confuso, con miedos y veas que muchas de tus creencias, poco a poco van cambiando. Tranquilo, vas por el buen camino, no te des por vencido y abandones a la pequeña primera dificultad que aparezca, porque este no es un camino fácil. Y que no sea un camino fácil no quiere decir que no vayas a disfrutar de él.
Probablemente vas a toparte con muchos miedos que no sabías ni que tenías, como pueden ser el miedo al rechazo, miedo a quedarte en blanco mientras estás hablando con una chica, o miedo a que dirán tus amigos si la cosa no sale como esperabas.
Esfuérzate, da lo mejor de ti, y ten siempre clara una cosa: Tu eres capaz de cualquier cosa que te propongas.

 

Una pequeña historia personal

Cuando me contaron hará ya unos años, sobre este mundo, este arte, el arte de la seducción, y que había un montón de libros y material para aprender a seducir, no pude evitar mostrar cierta mueca de escepticismo. Como la mayoría, supongo.
Cierto es que me costó bastante aceptar que no se me daba nada bien el hecho de comunicarme e intentar agradar a cualquier chica que me gustara, en mayor o menor medida. Y ese, créeme, es un gran paso.
En concreto fui consciente un día de verano, en la piscina de mi pueblo cuando vi una preciosa chica de piel lechosa y de procedencia extranjera, en su increíble bikini negro. Estaba atónito y me moría de ganas de ir a decirle algo, a la vez que me moría de miedo y no me atrevía a hacerlo. Afortunadamente mis amigos me lanzaron las suficientes “pullitas” para que fuera capaz, y así fue. Recuerdo que me acerqué nervioso y con la voz temblorosa, para hacerle el típico interrogatorio del que sin duda las chicas están más que cansadas, “cómo te llamas?” “¿cuántos años tienes?, y sin duda el fail más épico de “¿estudias o trabajas?”.
No sabía cómo comunicarme con ella de una forma más emocional, y tampoco sabía que decirle para tener una conversación agradable.
Tras mi pequeño fracaso, un amigo me prestó un libro sobre seducción. Recuerdo devorar aquel extenso libro en muy pocos días, y continuar con mi lectura sobre el tema buscando otros autores y libros.

Comenzando

Y así es como se empieza, aceptando que puedes y quieres mejorar. Infórmate  un poco y encontrarás cantidad de material, libros y vídeos excelentes para mejorar tus cualidades. Puedes pasarte y echarle un vistazo a nuestra Tienda para ver si alguno de nuestros productos se adapta a tus necesidades actuales.
No te obsesiones con un único autor, lee y visualiza a otros seductores, ya que cada uno tiene un estilo propio y puedes aprender muchas cosas de cada uno de ellos hasta que forjes unas nuevas creencias y actitud.
Y es que la actitud es una de las partes más importantes en tu nuevo crecimiento, pues te vas a topar con un montón de miedos que ni sabías que tenías, y vas a tener que practicar y practicar y practicar para mejorar tus habilidades.
No te quedes siempre encerrado devorando libros y videos uno tras otro y acumulando sabiduría, porque cuando salgas a practicar e inicies una interacción con una chica te darás cuenta de que no sabes cómo proceder por mucho que hayas “estudiado”. Y no se trata de eso, no se trata de memorizar trucos y triquiñuelas o estudiar métodos, se trata de forjarte una vida atractiva, y mejorar como persona, a nivel de confianza, humor, ingenio, y otras muchas cualidades que van a convertirte en una persona mucho más feliz, y por ende en alguien mucho más magnético.

No te agobies

Poco a poco, Roma no se construyó en un día.
Entiendo que tengas prisa por mejorar, pero presionarte demasiado no va a generarte otra cosa que estrés, y va a ser contraproducente. Disfruta del proceso, disfruta de lo mucho que aprendes y ten en cuenta que cada interacción te va a aportar experiencia y vas a estar más cerca de convertirte en la clase de persona que quieres ser.
No te obsesiones. Las chicas, el sexo y la seducción deben ser solo una pequeña parte de tu interesante vida. No dejes de lado tus hobbies o tus amigos, e intenta disfrutar de cada momento y de cada actividad que hagas.
Muchos chicos, dejan la seducción porque se presionan demasiado, no disfrutan o se obsesionan demasiado con el tema (y evidentemente tampoco disfrutan), o simplemente les supone un esfuerzo demasiado grande salir de su zona de confort. Porque no nos engañemos, todo cambio interno o mejora personal conlleva tiempo y trabajo duro.

Por último, te recomiendo que vayas paso a paso, márcate tu siguiente objetivo y céntrate en él. Por ejemplo si acabas de comenzar y te das cuenta que te da miedo acercarte a hablar con una chica, empieza por ahí, y ponte como meta aprender a afrontar esos Miedos. Cuando lo hayas logrado, observa cuál es tu siguiente paso, y céntrate en él.

Mario Fernández
www.ubecooler.com