Caras de zorros: el fotógrafo demuestra que cada zorro tiene una personalidad diferente

Cuando en los sesenta Jane Goodall dio nombres en vez de números a los chimpancés salvajes que investigaba, cambió el mundo de la ciencia. Animales ...
publicado por
Bored Panda avatar photo
hace karma
3

Cuando en los sesenta Jane Goodall dio nombres en vez de números a los chimpancés salvajes que investigaba, cambió el mundo de la ciencia. Animales anónimos ya no eran sólo un número. Con algo tan aparentemente simple como un nombre, Jane validó su individualidad y singularidad.

“Cuando te encuentras con un zorro, te encuentras con una personalidad.”

Muchos años después de este hecho, aún seguimos menospreciando sumamente nuestros colegas terrícolas y considerarlos como elementos intercambiables de un set uniforme. ¿Has pensado alguna vez que los zorros, igualmente que nuestros perros o gatos, son individuos, cada uno con sus características? Algunos quizá un poco bobos, otros inteligentes. Algunos son muy creativos y listos, otros son aburridos y pasivos, algunos incluso increíblemente divertidos. Hay tantos zorros y tantas caras. ¡Literalmente! Y cada “cara” desvela su carácter único. Como cada una de estas caras dicen mucho, me gustaría presentaros 12 personalidades especiales:

Más información en: roeselienraimond.com | FB | Instagram | 500px

La chica sonriente

Es la madre de todos los zorros. Casi literalmente. “Relajada” debería ser uno de sus nombres y “disfrutando” su segunda naturaleza. Siendo la personificación de la satisfacción misma, podría pasar sentada a la luz del sol durante horas y horas, observando sus nietos jugando y entusiasmando su vista. Además, es una prueba viva de que los animales pueden sonreír.

Su lema: Todo está bien. Siempre todo está bien y siempre lo estará.

Señora

Todo un carácter, una hembra con actitud. Nadie nunca se ha mofado de esta chica ni de sus hijos pequeños. Si vas en contra de su autoridad, tienes un mordisco garantizado. Y además con estilo. Con su abrigo rojo y suave, su fino cuerpo muscular, una nariz recta y sus ojos irresistibles, ella ganaría fácilmente cualquier concurso de belleza. Probablemente tuvo menos suerte eligiendo su pareja porque sus descendientes no eran bendecidos con su belleza, sino con una anormalidad de mandíbula.

Su lema: Soy demasiado sexy para este lugar.

Cazadora

Esta señora en rojo estuvo en la primera línea cuando se distribuían los abrigos. Nunca había visto una hembra con una capa tan perfectamente roja. Lo mismo podría decir sobre la distribución de la confianza en sí misma y la valentía. Como una hembra joven, ella demostró ser una experta en la caza de ratones. Mientras sus hermanos estaban tumbados perezosamente al sol, ella estaba practicando sus destrezas. Y esta disciplina le valió la pena, hoy es una de los más fuertes y más rápidos cazadores de conejos.

Su lema: Si me dices “salta”, te voy a preguntar “¿a qué altura?”.

La nena divertida

¿Existe el humor de zorros? Ésta en definitiva lo tiene. Y un corazón enorme. Cuando su hermano mayor dejó el territorio parental, ella decidió, en contra del resto de zorros, seguirle. Le pagaba con el cariño y la limpieza por el hogar y la comida diaria. Cuando la madre reina murió, ella se convirtió en la hembra alfa, quiérase o no. Alguien tenía que ocuparse del trabajo, ¿no? De una bromista despreocupada, se convirtió en una señora que sabe su valor. Echando del territorio los amantes de las madres, ella exige obediencia. Puede que sea el zorro más pequeño en la manada, sin embargo, el tamaño no importa en el mundo zorruno. Lo que importa es tener la boca más grande.

Su lema: Es mi mundo.

Una de muchos

Siendo la más pequeña y el más débil de la manada, se convirtió en una complacedora de las multitudes. Y muy debidamente. Aunque quizá pierda compitiendo en belleza con su madre reina, sin duda, gana en su carácter. Siendo absolutamente singular, se convierte en la princesa de las dunas. Y, a pesar de su ligera malformación de la mandíbula y de su abrigo poco zorruno, esta chica también es bella. Ella demostró que un animal tiene la voluntad libre y es capaz de tomar sus decisiones personales.

Su lema: Lo hice a mi manera.

El perro viejo

Cuando me encontré con él, este zorro ya estaba muy viejo. Igualmente que un abuelo feliz en jeu de boules, estaba tumbado al sol. Con su cara de padre y su actitud segura, me hizo reír. Si fuese un hombre, seguro que sería un hippy viejo que una y otra vez cuenta a sus nietos sobre sus aventuras en la juventud.

Su lema: Felicidad, felicidad, alegría, alegría.

La hembra seria

Es la hembra más respetada de la clase. A diferencia de otros zorros, ésta realmente no tiene hábitos malos. Es la única que realmente se comporta según el libro y hace exactamente lo que se espera de ella. Caza ratones, duerme, come y se ocupa de su progenie, les mantiene y les echa de casa en cuando se hacen adolescentes. No les verás más arreglados ni aburridos (¡lo siento, chica seria!).

Su lema: ¿Por qué no tan serio?

Don zorro

Es Don Juan de zorros. Antes de cumplir un año, durante la temporada de apareamiento, él corría por las dunas como un loco. Ninguna hembra podía resistir a esta mirada triste e intensa. A todas las chicas, desde las más jóvenes hasta las mayores, visitó por su camino. Es muy posible que en el futuro las dunas se llenen de cachorritos con la mirada triste e inquietante.

Su lema: ¿Quién es tu padre?

La entusiasta

Cuando era pequeñita, su actividad favorita era robar una lagartija de su hermano. Su técnica de caza tenía éxito antes de la pubertad, cuando su hermano pequeño de repente se hizo grande y le dio la vuelta a la situación. Desde entonces, ella mejoró su técnica de caza, especializándose en el saqueo de nidos. Una vez que se convirtió en una ladrona, se quedó ladrona, sin embargo, ¡una ladrona muy dulce!

Su lema: Mejor bien robado que mal inventado.

Una chica hiperactiva

Una pequeña entusiasta con ambiciones grandes de convertirse en la hembra alfa, cuanto antes, mejor. Desobedeció las reglas de zorros convirtiéndose en la madre adolescente. Ella domina los hombres más grandes y fuertes con su arma secreta, un terrible chillido histérico que hace encogerse al resto de los zorros. Y este comportamiento está totalmente compensado por su carácter dulce y su sonrisa maravillosa que heredó de su abuela.

Su lema: Esto es mío, incluso si pensabas que no.

El zorro modesto

Sin tener un espejo, él nunca sabrá que es irresistiblemente bello y que está condenado a ser una representación de la misma modestia. Nunca tendrá tanta confianza en sí mismo como debiera tener en los combates de chillar o luchando por las hembras. Y no importa el nivel de su inquietud, siempre mantiene su serenidad. Siempre. Y espera silenciosamente.

Su lema: Mi momento llegará. Quizá. Un día.

El zorro maltratado

¡Ay! Este tío puede parecerse a Mike Tyson entre los zorros, con su estatura impostora y la cara con cicatrices. Pero la apariencia puede ser engañosa y en este caso no podrías estar más lejos de la verdad. Es el miedoso entre los zorros. Incluso la hembra más pequeña le gana sin esfuerzo haciéndole caer llorando al suelo. Es un alma sensible a quien le asusta la vida dura de los zorros. Probablemente recuerda con nostalgia los días cuando una hembra le aceptó como su pareja en su territorio, le lamió sus marcas y le curó las heridas. La vida de zorro puede ser dura y lamentablemente el auge del romance y el amor se había acabado para él.

Su lema: La vida es dura.

Las fotografías y el texto: Roeselien Raimond

Palabras relacionadas: