Esta mujer dejó su trabajo y se fue a navegar por el mundo con su gato

Liz Clark tiene 34 años y se llama a sí misma “pirata”. Lleva navegando por el mundo desde 2006, cuando dejó su trabajo como camarera en San Diego, ...
publicado por
Bored Panda avatar photo
hace karma
16

Liz Clark tiene 34 años y se llama a sí misma “pirata”. Lleva navegando por el mundo desde 2006, cuando dejó su trabajo como camarera en San Diego, California. Le regalaron un barco de vela Cal 40 con la condición de que documentara sus aventuras por el mundo. En 2013, la capitana Lizzy dio la bienvenida a bordo a un gato de 6 meses que rescató.

“Se ha adaptado a vivir rodeada de agua,” dijo Clark sobre su compañera gatuna en Buzzfeed.  La gata recibió el nombre de Amelia (y cariñosamente la llama Tropicat), y le gusta pescar desde el barco, pasear por la playa y salir de excursiones. “Tiene que salir a menudo de su zona de confort gatuna,” añadió Clark. “Pero creo que ahora entiende que yo la cuido y que se va a divertir mucho al final. Hace que el Swell, mi barco, se sienta más como un hogar.”

Hasta ahora, Clark ha viajado por la costa oeste de Mexico y Centroamérica, y también por el Pacífico Sur.

Más información en: swellvoyage.com | Instagram | Facebook (via)

Liz Clark lleva navegando por el mundo desde 2006 cuando dejó su trabajo de camarera

Le regalaron un barco de vela Cal 40 con la condición de que documentara sus aventuras por el mundo

En 2013 dio la bienvenida a bordo a una gata de 6 meses que rescató y que llamó Amelia

Era una gata silvestre flaca y hambrienta, pero Clark vio “que tenía un aire de leona y valentía despreocupada”

“Se ha adaptado a vivir rodeada de agua”

“Tiene que salir a menudo de su zona de confort gatuna”

“Pero creo que ahora entiende que yo la cuido y que se va a divertir mucho al final”

A Amelia le encanta salir de excursión con Clark

Y disfrutar juntas del Spa

Tiene la misma sed de aventuras que su humana

“Estaba muerta de miedo al abandonar la seguridad del puerto y a mis amigos y familia”

“No sabía si sería capaz de llevar un barco tan grande y apañarme con todo lo que conlleva un viaje en el que estás desconectada de todo…”

“… pero sabía que tenía que intentarlo o lo lamentaría siempre”

“Cuando me fui no sabía cómo ganaría dinero, y no, no vengo de una familia adinerada como mucha gente asume”

“Duermo sobre un cobertor bajo las estrellas”

“Pero me siento rica cuando miro al cielo nocturno, respiro el fresco aire oceánico y salto al agua cada mañana”

“Amelia hace que el Swell, mi barco, se sienta más como un hogar”