Esta mujer restauró una vieja furgoneta para viajar por el mundo con su perro

Marina Piro sufre un caso serio de espíritu viajero. Nació en Italia, vive en Reino Unido y ahora viaja por el mundo su perro rescatado, un cruce de ...
publicado por
Bored Panda avatar photo
hace karma
17,60

Marina Piro sufre un caso serio de espíritu viajero. Nació en Italia, vive en Reino Unido y ahora viaja por el mundo su perro rescatado, un cruce de caniche y labrador llamado Odie, montados en una furgoneta vieja a la que llaman Pam.

El vehículo es una Renault Kangoo de 5 puertas de 2001, y la restauró ella misma tras pasar 2 meses investigando cómo llevar a cabo su proyecto. Arrancó todo el interior para convertirlo en su propio y cómodo espacio, con su cama, cortinas, una cocinita, luces LED y hasta plantas (plantas en un coche. Sí, vale). Pero, ¿por qué tanto problema cuando puedes coger un avión sin más? “La razón principal por la que elegí viajar en furgoneta es porque quería llevarme a Odie conmigo,” escribió Marina en su web. “Una furgoneta parecía la opción más viable. Hay demasiadas compañías de autobús, tren o avión que no aceptan perros, por no hablar de las dificultades para encontrar alojamiento.”

Actualmente se encuentran en Italia, y si quieres acompañarles en sus aventuras, puedes seguir todos sus viajes en Instagram.

Más información en: Instagram | Pam the Van (via: designyoutrust)

Marina Piro sufre un caso serio de espíritu viajero

Nació en Italia, vive en Reino Unido y ahora viaja por el mundo su perro rescatado Odie

Viajan por carretera en una furgoneta vieja a la que llaman Pam

El vehículo es una Renault Kangoo de 5 puertas de 2001

Marina la restauró ella misma tras pasar 2 meses investigando cómo llevar a cabo su proyecto

Arrancó todo el interior para convertirlo en su propio y cómodo espacio, con luces LED…

Un suelo…

Cortinas…

Una cómoda cama…

E incluso una cocinita

Basicamente todo lo necesario para convertir una furgoneta en un hogar

Este dúo viajero salió de Reino Unido y se encuentra actualmente en Italia

Pero, ¿por qué tanto problema cuando puedes coger un avión sin más?

“La razón principal por la que elegí viajar en furgoneta es porque quería llevarme a Odie conmigo,” escribió Marina en su web

“Una furgoneta parecía la opción más viable”

“Hay demasiadas compañías de autobús, tren o avión que no aceptan perros, por no hablar de las dificultades para encontrar alojamiento”

Si quieres acompañarles en sus aventuras, puedes seguir todos sus viajes en Instagram