Este granjero quedó sorprendido tras descubrir que los gatitos que encontró eran otra cosa

Un granjero ruso encontró 4 gatitos en su granero… o al menos eso es lo que parecían, hasta que descubrió la verdad. Los pequeñines necesitaban claramente ...
publicado por
Bored Panda avatar photo
hace karma
125,20

Un granjero ruso encontró 4 gatitos en su granero… o al menos eso es lo que parecían, hasta que descubrió la verdad. Los pequeñines necesitaban claramente su ayuda para sobrevivir. Aunque eran algo distintos de cualquier otro gatito que hubiera visto antes. Así que, para estar seguro de los cuidados que requerían, el granjero llamó a la reserva natural de Dauria, donde le confirmaron que no eran gatos normales. Eran unos felinos conocidos como Gato de Pallas o Manul, una rara especie de gato salvaje de la zona de Asia Central.

En la reserva, el personal intentó comprobar si dos gatas normales de su refugio podrían amamantar a los manules recién nacidos. Por suerte, empezaron a tratarlos como si fueran sus propias crías.

Después, llegó el momento de decir adiós a estas encantadoras criaturas y devolverlas a su hábitat. Desde entonces, se han acostumbrado a su entorno natural y les va muy bien.

Si te ha gustado esta historia, seguro que te gusta nuestra publicación sobre los gatos Manul, los felinos más expresivos del mundo.

Más información en: Daursky Nature Reserve (via: honesttopaws)

Un granjero ruso encontró 4 gatitos en su granero, o al menos eso es lo que parecían…

Eran algo distintos de cualquier otro gatito que hubiera visto antes

Llamó a los expertos, quienes le confirmaron que no eran gatos normales

Eran unos felinos conocidos como Gato de Pallas o Manul, una rara especie de gato salvaje de la zona de Asia Central

Su constitución es más robusta, tienen las patas más cortas y el pelaje más espeso

Intentaron comprobar si dos gatas normales podrían amamantar a los manules recién nacidos

Por suerte, empezaron a tratarlos como si fueran sus propias crías

Después, llegó el momento de decir adiós a estas encantadoras criaturas y devolverlas a su hábitat

Desde entonces, se han acostumbrado a su entorno natural y les va muy bien