Qué ocurre dentro de la cabeza de los introvertidos

Es probable que hayáis visto recientemente nuestra publicación con comics sobre introvertidos. Bueno, pues ahora volvemos para enseñaros lo que hay dentro ...
publicado por
Bored Panda avatar photo
hace karma
2,40

Es probable que hayáis visto recientemente nuestra publicación con comics sobre introvertidos. Bueno, pues ahora volvemos para enseñaros lo que hay dentro de la cabeza de los introvertidos con ayuda de estas profundas ilustraciones.

Creadas por Liz Fosslien y Mollie West, las ilustraciones (que primero aparecieron en Quietrev) muestran perfectamente lo que significa ser introvertido. Aunque a menudo se los tacha de “antisociales” y “aburridos”, mucha gente seguramente no se da cuenta de que ser introvertido o extrovertido no es necesariamente una elección de comportamiento. Por ejemplo, los estudios demuestran que el cerebro de un introvertido procesa la información de una forma completamente distinta a la de un extrovertido. Estos últimos procesan los estímulos rápidamente, pero el recorrido neural para procesar información es más largo para los introvertidos, y por tanto, es más duro asimilar información y eventos. Mira estas ilustraciones si no lo entiendes. Nunca volverás a pensar igual sobre los introvertidos.

Más información en: Liz Fosslien | Mollie West

Estas ilustraciones aparecieron primero en Quietrev.com.

1. Según “La ventaja del introvertido“, de Marti Olsen Laney, los introvertidos tienen un recorrido neural más largo a la hora de procesar estímulos. La información  tiene un recorrido asociado con la memoria a largo plazo y los planes. En otras palabras, para un introvertido es más complicado procesar las interacciones y los eventos. Cuando procesan información, los introvertidos están prestando una cuidadosa atención a sus pensamientos internos y a sus sentimientos al mismo tiempo.

2. Según los estudios del psicólogo Hans Eysenck, los introvertidos requieren menos estimulación procedente del mundo para estar despiertos y alerta que los extrovertidos. Esto significa que los introvertidos pueden sobreestimularse mucho más fácilmente.

3. El lado bueno de la sensibilidad a la dopamina de los introvertidos es que necesitan menos cantidad para ser felices. El cerebro de los extrovertidos funciona como un sistema nervioso que consume energía, y el de los introvertidos la conserva. Por eso los introvertidos están contentos y llenos de energía leyendo un libro, sumidos en pensamientos profundos o buceando en su rico mundo interior lleno de ideas.

4. El cerebro de los introvertidos no se siente tan recompensado a la hora de arriesgarse como el de los extrovertidos. El sistema de placer y recompensa cerebral se activa por los neurotransmisores de dopamina. Los científicos han descubierto que el cerebro de los extrovertidos responde con más places a resultados positivos en las apuestas. En otras palabras, a los introvertidos les producen mucha menos excitación las sorpresas o los riesgos.

5. El cerebro de los introvertidos trata las interacciones con la gente con el mismo nivel de intensidad con el que trata los encuentros con objetos inanimados. Los introvertidos procesan todo lo que les rodea, y prestan atención a todos los detalles sensoriales de su ambiente, no solo a las personas.

6. Cuando los introvertidos están pensando, acuden a su memoria a largo plazo para localizar información. Un introvertido comparará a menudo antiguas y nuevas experiencias cuando toma una decisión, lo que ralentiza el proceso pero lleva a decisiones cuidadosamente pensadas. Esto significa que los introvertidos tienen un diálogo activo consigo mismos y normalmente van por ahí con muchos pensamientos en su mente.