Renunciamos a nuestros trabajos, construimos una casita sobre ruedas y nos fuimos de viaje

Hace 2 años, mi compañero Guillaume y yo estábamos agobiados por el alto alquiler que teníamos que pagar, demasiadas cosas, la deuda de la universidad y ...
publicado por
Bored Panda avatar photo
hace karma
2,50

Hace 2 años, mi compañero Guillaume y yo estábamos agobiados por el alto alquiler que teníamos que pagar, demasiadas cosas, la deuda de la universidad y los trabajos que nos permitían mantener ese estilo de vida. Empezaba a pensar que nunca podría dar rienda suelta a mi pasión por escribir y Guillaume se sentía igual sobre su fotografía. Entonces, encontramos casas diminutas. Estas pequeñas viviendas artísticamente diseñadas nos inspiraron a cambiar totalmente nuestras vidas y perseguir nuestros sueños. Se nos ocurrió un plan: 1). Construir una casa diminuta, 2). Viajar por Norteamérica durante un año, 3). Crear un blog de periodismo turístico sobre estilos de vida alternativos. El haría las fotos y yo escribiría.

Comenzamos a construir la casita con cero experiencia en la construcción pero una buena actitud para aprender sobre la marcha. Pero no nos dimos cuenta de que no estábamos simplemente construyendo una casa, nos estábamos desafiando a nosotros mismos para recrear enteramente nuestra idea de “hogar”. Después de muchos errores, lecciones aprendidas y un encogimiento extremo, salimos a la carretera con nuestra nueva y única casita sobre ruedas.

Seis meses y 10.000 millas después, nuestra pequeña residencia nos ha llevado a una increíble aventura. Por el camino hemos conocido a otras personas con ideas parecidas que construyeron y ahora viven en pequeñas estructuras como: casitas diminutas, casas del árbol, yurtas, casas en barcas, etc. Guillaume hace fotos de estos pioneros del estilo de vida alternativo en sus innovadores hogares mientras yo escribo sus historias.

Más información en: tinyhousegiantjourney.com | Facebook | Instagram | Youtube

Hace 2 años estábamos agobiados por el alto alquiler que teníamos que pagar, demasiadas cosas, la deuda de la universidad y los trabajos

Empezaba a pensar que nunca podría dar rienda suelta a mi pasión por escribir… ¡pero entonces encontramos las casitas diminutas!

Se nos ocurrió un plan: 1). Construir una casa diminuta, 2). Viajar por Norteamérica durante un año, 3). Crear un blog de periodismo turístico

Comenzamos a construir la casita con cero experiencia en la construcción pero una buena actitud para aprender sobre la marcha

Pero no nos dimos cuenta de que no estábamos simplemente construyendo una casa, nos estábamos desafiando a nosotros mismos para recrear enteramente nuestra idea de “hogar”

 Después de muchos errores, lecciones aprendidas y un encogimiento extremo, salimos a la carretera con nuestra nueva y única casita sobre ruedas

Seis meses y 10.000 millas después, nuestra pequeña residencia nos ha llevado a una increíble aventura

Palabras relacionadas: