El acto de bondad más emotivo de Los Juegos Olímpicos Río 2016

“La emotiva escena entre Nikki Hamblin y Abbey D’Agostino vale más que el oro” Los juegos olímpicos siempre se han caracterizado por el espíritu ...
publicado por
Curious George avatar photo
hace karma
1,40

“La emotiva escena entre Nikki Hamblin y Abbey D’Agostino vale más que el oro”

Los juegos olímpicos siempre se han caracterizado por el espíritu competitivo, sin embargo, dos grandes atletas de estas Olimpiadas de Rio 2016 muestran al mundo que lo más importante no es ganar sino ayudar a los demás.

olimpiadas-mujer-compressor

La corredora de Nueva Zelandia Nikki Hamblin que competía en los 5.000 metros, se cayó y accidentalmente hizo tropezar a la estadounidense Abbey D’Agostino que también termino en el suelo. Lejos de molestarse o de seguir corriendo por estar en la final de la prueba, D’Agostino se detuvo para levantar a su compañera Hamblin.

¿Cuántos de nosotros hubiéramos hecho lo mismo?

Segundos más tarde, D’Agostino se dejó caer y ahora fue Hamblin quien la ayudó a levantarse y se quedó a su lado para asegurarse de que estaba bien. Hamblin solo reanudó la marcha cuando lo peor había pasado y esperó en la línea de meta a la estadounidense, para darle un gran abrazo.

Hamblin habló con la prensa después de alabar la bondad de D’Agostino.
“Estoy muy agradecida con Abbey por ayudarme. Esa chica es el espíritu olímpico. Nunca la he visto antes. Nunca he conocido a esta chica antes; no es increíble?. Independientemente de la carrera y el resultado en el tablero, es un momento que nunca, nunca voy a olvidar por el resto de mi vida”, afirmo Hamblin

Aunque sus tiempos no les daba para estar en la final, los jueces olímpicos decidieron agregarlas a la gran final de los 5.000 metros femeninos, por tal acto de bondad.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone