Actualidad y futuro de los wearables

Fuente: DonWeb Mientras Qualcomm lanza un procesador que abre paso a dispositivos de vestir más delgados y eficientes en términos energéticos, el sector ...
publicado por
Don Web avatar photo
hace karma
0

Fuente: DonWeb

Mientras Qualcomm lanza un procesador que abre paso a dispositivos de vestir más delgados y eficientes en términos energéticos, el sector espera este año un crecimiento cercano al 20 por ciento y uno mayor para el 2017. Además, en el último trimestre de 2015 se despacharon más relojes inteligentes que tradicionales salidos de Suiza, hecho que ocurre por primera vez en la historia de esta industria.

Un acontecimiento inédito tuvo lugar entre el primer día de octubre y el último de diciembre de 2015. Por primera vez en la historia de la industria se despacharon más smartwatches que relojes suizos. El dato es divulgado en un informe de la consultora Strategy Analytics y divulgado por CNET, donde se indica que los fabricantes suizos de relojes han reaccionado muy lento ante el desarrollo de relojes inteligentes, ignorando los alcances del fenómeno. Al menos en una primera instancia: recordemos que algunas firmas como Tag Heuer ya lanzaron modelos inteligentes, en este caso corriendo con el sistema operativo que Google desarrolló en específico para wearables.

Puesto en cifras, en el último trimestre del año pasado cayeron en un 5 por ciento los envíos de relojes fabricados en Suiza, meca por excelencia de esta industria. Los números han sido bien diferentes para los modelos inteligentes (allí aparecen Apple, Samsung, LG y otras), que en aquel período crecieron un 316 por ciento respecto al último trimestre de 2014.

Por fuera de esta relación con los relojes suizos, el segmento de los wearables en general siente el viento soplando de cola. Según se puede ver en este informe del sitio Android Headlines, Gartner dijo que durante 2016 este mercado crecerá un 18.4 por ciento en relación al 2015, con ganancias cercanas a los 30 mil millones de dólares y 274.6 millones de unidades vendidas frente a los 232 millones vendidos el año anterior. Para 2017, la mencionada consultora estima un crecimiento de 50 puntos respecto al año 2015, superando la marca de las 300 millones de unidades vendidas.

Llevando nuevamente el prisma a los relojes inteligentes, éstos serán responsables de 11.5 mil millones de dólares en ganancias de aquellos casi 30 mil millones, liderando la escena en un sector en el cual también aparecen pulseras, dispositivos que se montan en la cabeza y otros destinados en específico al monitoreo durante la actividad física. El siguiente escalonamiento es una muestra cabal del previsto ascenso: en 2015 se vendieron poco más de 30 millones de smartwatches, durante el año en curso se venderán más de 50 millones, y en 2017 aquella cifra ascenderá a los casi 67 millones, según estima Gartner.

Apple Watch refleja la ambigüedad del sector

Según hemos repasado, la actualidad y el futuro de los wearables es de veras alentador. Ahora bien, ¿el crecimiento será realmente sostenido para este segmento? Una encuesta emprendida por Wristly y repasada por Apple Insiderhace explícita una dualidad que pende la cabeza de Apple Watch y que también puede ser aplicada a todo el sector de los dispositivos de vestir. De una base de 330 encuestados, un 89 por ciento dijo que no es favorable la relación costo-beneficio de reloj inteligente de Apple.

Además, el 80 por ciento dijo que las funciones del dispositivo son limitadas, el 59 por ciento señaló que la batería no ofrece una buena autonomía, más del 50 por ciento confesó que el uso del wearable les resulta complejo, y el 67 por ciento opinó que el funcionamiento del producto es lento. Ahora bien, a pesar de este pesimismo, más de 40 por ciento de los encuestados dijo que compraría la segunda generación de Apple Watch.

Como se ha dicho, esta dualidad expresa la actualidad del sector, donde las falencias también pueden ser percibidas como un potencial para el crecimiento. Un fresco desarrollo de Qualcomm podría ser uno de esos trampolines que servirá al segmento para tomar impulso.

Qualcomm también piensa en los wearables

A mediados de febrero Qualcomm llevó buenas noticias para el sector de los dispositivos de vestir. El fabricante de procesadores presentó el Snapdragon Wear 2100, evolución del Snapdragon 400 que potencia a muchos de los relojes inteligentes que corren con Android Wear. La novedad es 30 por ciento más pequeña y consume 25 por ciento menos batería en relación al Snapdragon 400. Por otra parte, ofrece de serie conectividad WiFi, Bluetooth y también 4G LTE, además de sensores más efectivos.

Naturalmente, se espera que el Snapdragon Wear 2100 sea un impulso para la industria de los wearables. Además de poder ofrecer mayor autonomía (un factor crucial para un dispositivo que se lleva puesto full time), los fabricantes que empleen este SoC tendrán la posibilidad de desarrollar productos más delgados y livianos. Uno de los actores que ya se ha subido a los beneficios de este nuevo procesador es LG, firma que confirmó un venidero smartwacth con Snapdragon Wear 2100.