DIY: Las razones del éxito de la autosuficiencia en Internet

Fuente: DonWeb.com  Son cada vez más los canales en YouTube y las entradas en blog que se inscriben en el mundo del “do it yourself”. Analizamos los ...
publicado por
Don Web avatar photo
hace karma
0,70

Fuente: DonWeb.com 

Son cada vez más los canales en YouTube y las entradas en blog que se inscriben en el mundo del “do it yourself”. Analizamos los motivos que explican el crecimiento de esta tendencia, vinculada a la curiosidad, al ahorro de dinero y al deseo de ser protagonistas.

Para algunos es una filosofía de vida. Tiene una feria propia que se celebra cada año e incluso ha postulado a su gurú. El DIY, siglas de “do it yourself”, “hazlo tú mismo” en nuestro idioma, nació en el anonimato y ganó cierta fama en emisoras de cable, aunque su gran popularidad debe agradecérsela a Internet. En especial, a plataformas como YouTube, Instagram y Pinterest, todas ideales para su despliegue.

Hay instructivos DIY para casi todo, de distinto tipo y duración (incluso el loops de unos pocos segundos). Desde canales que ayudan a reparar la pinchadura de un caño, pasando por un video que revela cómo quitar una macha de café en una prenda de nylon, hasta un paso a paso para pintar las uñas con motivos y dibujos originales. Son particularmente abundantes las recetas de cocina así como los tutoriales dedicados al maquillaje, la moda y la decoración hogareña.

Una de las razones que explican el éxito del DIY es el amplio espectro de público que abarca. Los hay extremadamente básicos (algunos que enseñan cómo anudar una corbata o encender la estufa) hasta complejas instrucciones para quitar el radiador de un coche y cambiarlo por uno nuevo. Así, es posible decir que pocos y nadie queda por fuera de esta propuesta. Es suficiente poner en Google alguno de tus intereses junto a las siglas “DIY” para ratificarlo.

Geneva Vanderzeil es la mujer detrás del sitio “A pair and a spare” y se ha erigido como la gurú de este mundillo de autogestión. La muchacha comparte usualmente consejos para renovar el vestuario sin gastar demasiado dinero. Además, lo hace con una estética digna de admiración y fotografías realmente bellas. Ella vive en Australia, mientras que en otro continente, más precisamente en Madrid, se celebra cada año la feria DIY Show, que este año llegará a su sexta edición. El evento reúne a la comunidad DIY: artesanos, fabricantes y emprendedores, y la infaltable presencia de los blogueros que dan aire a esta tendencia.

Ahora bien, ¿qué otras razones además de la repasada explican el éxito del DIY en Internet? Una explicación válida para este fenómeno reside en las posibilidades que primero los blogs y después las redes sociales han abierto para que cualquier persona muestre al mundo y sin intermediarios lo que sabe o lo que le gusta hacer. O sea, el DIY dota de protagonismo a los usuarios y muestra que no es necesario ser precisamente un profesional para que otros quieran escuchar tus consejos.

El DIY también se ha visto favorecido por la necesidad de ahorro y en tanto en lo que podemos llamar una tendencia anti-consumo y anti-capitalista. Siguiendo los ejemplos que hemos anotado más arriba, estos tutoriales permiten ahorrar a la hora de vestirnos, cuando algo se rompe en casa o cuando nuestro automóvil deja de funcionar como quisiéramos, entre muchas otras posibilidades. Antes de ir a comprar una nueva prenda, de llamar a un plomero o ir a un taller mecánico, son muchos los que se animan a buscar la solución en Google antes que en un profesional y, acaso, ponerla en marcha. El DIY triunfa porque ofrece respuestas y también porque nos muestra los secretos detrás de asuntos que antes nos parecían complejos.

Hay más. El mencionado anti-consumo en muchas ocasiones va de la mano de la reutilización y de una consciencia en pos de la salud medioambiental. En este sentido, los videos inscriptos en esta categoría en muchas ocasiones brindan buenas ideas para volver a usar algunos elementos que, sin ellos, hubieran viajado derecho a la basura. Así, no erramos el tiro si decimos que en cierta medida el DIY es un movimiento eco-amigable.

El buen andar del do it yourself también debe ser analizado en su contexto. Vivimos en un mundo en el cual son muchas las personas que se animan a romper con tradiciones familiares y sociales, incluso abandonar profesiones que insumieron años de dedicación e iniciar nuevos emprendimientos. Así, los videos DIY aparecen como una muestra cabal de la naturaleza colaborativa de Internet. En vista de ello también se explica por qué estos tutoriales abundan en temáticas como la moda, la decoración, el bricolaje y la alfarería, entre otros.

Por un lado las ganas de compartir conocimientos y la creatividad, y por el otro la curiosidad y las ganas de aprender cosas nuevas. Aquellas patas son, en términos resumidos, aquellas que explican el triunfo del DIY en Internet. En definitiva y tal como señala en su repaso sobre este movimiento el sitio Computer Hoy, el do it yourself es una “alternativa de ocio altamente enriquecedora”.