La era digital le saca punta a los lápices

Las principales empresas del rubro ya crearon o están empezando a desarrollar sus productos adaptados a los tiempos que corren. Del papel a la tableta, se ...
publicado por
Don Web avatar photo
hace karma
1,10

AGencia1

Las principales empresas del rubro ya crearon o están empezando a desarrollar sus productos adaptados a los tiempos que corren. Del papel a la tableta, se vienen las carbonillas inteligentes.

Era de esperar. Después de que por años se debata si las computadoras, ahora tabletas, reemplazarían al papel, la discusión se trasladó a las herramientas de escritura. Con tantos dispositivos en las escuelas, en las bibliotecas y en los trabajos, ¿los lápices siguen cumpliendo la misma función? Al parecer, no sólo sirven para escribir sino que algunos fabricantes les han dando más facultades como la de almacenar libros.

Ante el dilema de si los lápices y bolígrafos dejarán de existir, la respuesta es rotunda: es “ilusorio”, según responde ante este interrogante el magnate de la compañía Faber-Castell, y es que él como otros de sus pares no imaginan una escuela o una oficina sin papeles ni lápices.

Pese a que la consultora Euromonitor International augura un largo porvenir de ventas de las carbonillas, la realidad es que el panorama global se ve plagado de dispositivos digitales de todos los tamaños y formas, además de accesibles para grandes y chicos. Según una nota de Natalia Drozdiak, publicada en el Wall Street Journal Americas, “las fuentes de esas demandas están cambiando”.

Es así como Faber-Castell, que asegura que un tercio de su ganancia aún se lo deben a los lápices de madera, lanzó hace poco más de un mes un lápiz que se puede usar como redactor óptico para tabletas o smartphones. Crayola presentó su serie de herramientas de escritura digital denominada Digitools y Staedtler cuenta entre sus productos con el Digital Pen 990, un bolígrafo que viene con un dispositivo capaz de almacenar cerca de cien páginas de diferentes idiomas.
Por su parte, Bic tiene en su cartuchera el Cristal Stylus y el Smartball de Stabilo, que a simple vista se ven como lápices de madera, tienen una punta acolchonada para aplicar sobre las pantallas táctiles.

En concreto, la era digital no parece plantearle la guerra a los fabricantes de los tradicionales lápices, sino que estos se han visto obligados –como les ha pasado a otras compañías de diferentes rubros- a adaptarse a los tiempos que corren y sacarle la punta a los lápices para cambiarlo por cabezales de goma que se deslicen por superficies táctiles.

El cambio de la tinta líquida a la electrónica es sólo un paso más del avance tecnológico que se ve reflejado en la cotidianidad de la sociedad. ¿Vos dejarías de usar el lápiz tradicional por uno digital?

Fuente: DonWeb.com