La Industria Textil responde a los ataques de ciberocupación

Una reconocida empresa textil consiguió que se le transfiera un sitio de vital importancia para una de sus marcas. Se trata de Dockersoutlet.com, ...
publicado por
Don Web avatar photo
hace karma
0,30

agencialevis

Una reconocida empresa textil consiguió que se le transfiera un sitio de vital importancia para una de sus marcas. Se trata de Dockersoutlet.com, perteneciente a la firma Levi Strauss & Co, que fue registrado en el 2005 por un tercero que lo puso en línea para generar clicks y así sacar un rédito económico.

Si bien hace desde 1986 que Levi’s sacó su marca Dockers, la compañía fundada en 1853 olvidó tomar medidas de protección y se encontró con un dolor de cabeza. En septiembre de este año un estudio jurídico que representa a la firma que ahora administran los sobrinos de Levi Strauss, se presentó ante la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual exigiendo que se de de baja el dominio en cuestión.

Tras realizar las primeras investigaciones, el tribunal de Arbitraje y Mediación de la OMPI, no logró dar con el titular del dominio, debido a que este tenía protegida su privacidad, lo que fue el primer indicio de que se trataba de alguien que obraba de mala fé y por eso ocultaba sus datos.

Dentro de la demanda, Levi Strauss & Co sostenía que el demandado no posee autorización alguna para explotar su marca y que, debido al tiempo y fama que posee, resulta extraño que no conociera el nombre antes de registrar el dominio. También aseguran que al utiliza Dockers seguido de una palara genérica como Outlet, lo único que se puede buscar es conseguir un rédito económico.

Pero en la respuesta del demandado aparece una justificación al respecto. Si bien admite que debería conocer la marca Dockers, su uso en este caso es de manera genérica. Según él, Dockers tambián hace referencia a un instrumento utilizado en la cocción y su proyecto es para vender accesorios para pizzería.

De todas maneras, al ingresar al sitio en cuestión, uno de los asesores de la OMPI se encontró con publicidades de distintas marcas relacionadas a la industria textil, muchas de ellas competidoras de Dockers, y nada que haga referencia a la gastronomía..

Es por eso, que el organismo que arbitra en estas situaciones se decidió por transferirle el sitio a Levi Straus & Co.

Si bien el caso finaliza de buena manera, durante 9 años, el demandado logró lucrar con el sitio, abusándose de los descuidos que muchas empresas tienen a la hora de proteger sus marcas. Para evitar que algo así pueda sucederle a tu negocio. Es por eso que te dejamos estos consejos para protegerte.

Fuente: DonWeb.com