Remasterización de videojuegos, una moda que llegó para quedarse

Fuente: DonWeb.com  Las viejas glorias se niegan a despedirse y ya sacuden el mercado de las consolas de nueva generación. Remasterizar un juego se ha ...
publicado por
Don Web avatar photo
hace karma
0,10

Fuente: DonWeb.com 

Las viejas glorias se niegan a despedirse y ya sacuden el mercado de las consolas de nueva generación.

Remasterizar un juego se ha vuelto una práctica de lo más habitual. Haciendo una que otra analogía, es como sacarle lustre a los zapatos para que vuelvan a lucir nuevos o restaurar aquel mueble del abuelo con el afán de que sus épocas de gloria vuelvan a la vida. Claro está que, en ambos casos, el tiempo pasa factura y tampoco olvida. Hay dos motivos claros de porque estamos atravesados por una importante horda de juegos remasterizados.

La primera es bastante razonable y es que cuando una nueva generación de consolas da sus primeros pasos no hay demasiados títulos originales a los cuales jugar, digamos que se debe esperar unos cuantos meses para disponer de un catálogo interesante en donde se pueda elegir. En este escenario, los juegos remasterizados vinieron a cubrir tal falencia y lo hicieron con creces abultando la disponibilidad de títulos casi en lo inmediato y cuando se lo requería.

La otra excusa que encuentra la remasterización es hacer dinero rápido contante y sonante. Es mucho más sencillo hacerle un make up a un juego ya desarrollado para que luzca nuevo que desarrollar un juego nuevo desde cero. Está claro que, como decíamos antes, los años pasan y se notan pero los estudios indican que la práctica de la remasterización sigue dando buenos resultados en el mercado.

A favor

Además de servir como excusa y dejar algo de dinero a los estudios a cambio de poco trabajo y recursos humanos, los juegos remasterizados se erigieron como practicas interesantes y recurrentes entre los usuarios.

Si bien los gráficos y toda la cuestión técnica denotan algo de vejez y quizás no lucen como los títulos nativos de nueva generación, los llamados a ser remasterizados son los juegos que han sido éxitos de ventas y que han logrado las mejores críticas en sus años de gloria. Usualmente esto es así por su atrapante historia o un exquisito guion que parece salido de una película de Hollywood.

Existen otros dos motivos por lo que los juegos remasterizados gozan de buena salud. El primero es que permiten a los usuarios ahorrar algo de dinero. En las consolas de nueva generación los títulos AAA de estreno no bajan de los 70 dólares, mientras que la mayoría de los títulos remasterizados se consiguen a la mitad del valor de estos.

El otro motivo es que muchos jugadores no pudieron disfrutar de determinados títulos cuando el juego original se puso a la venta. Un claro ejemplo es el caso de Grim Fandango, una aventura clásica de Lucas Arts del año 1998 que tuvo su remasterización para la PS4, PCs y celulares Android. Muchos usuarios, cuando el juego fue lanzado la primera vez, o no tenían PC o no tenían la edad para disfrutar de esta increíble aventura del mas allá.

Usualmente los juegos remasterizados se ofrecen en packs, sobre todo cuando el titulo cuenta con varias continuaciones. El beneficio extra es que, de esta forma, se consiguen varios juegos que aseguran varias horas de diversión a un precio acomodado. Un caso típico es el Uncharted: The Nathan Drake Collection para PS4 que incluye los tres títulos de la serie que fueron lanzados originalmente para PS3.

La colección de Uncharted no solo sirve como antesala para lo que será la cuarta entrega de la saga, sino que se consigue por poco más de 30 dólares en forma digital estando, incluso, en oferta de manera recurrente. Por esta y varias razones más, los juegos remasterizados puedan transformarse en excelentes opciones.

En contra

Que decir aparte de lo que se ha expresado antes. En cuanto a calidad técnica los juegos portados y que datan de hace varios años no pueden compararse con los títulos actuales. Claro que hay casos excepcionales como sucede con el GTA 5. El juego de Rockstar salió, originalmente, para PS3 y Xbox 360, mientras que en su primera remasterización se mejoró mucho su resolución para saltar a PS4 y Xbox One. Tiempo después transitó una segunda remasterización para aparecer por primera vez en PC. En esta ocasión con resolución 4K y unos gráficos espectaculares.

El único problema de GTA 5 y todos los títulos remasterizados radica en que no constituye una verdadera oportunidad para quienes ya jugaron el título en su formato original. La historia es la misma como también la experiencia ofrecida, la esencia del juego no se toca y, por ende, el título es exactamente el mismo careciendo, así, de rejugabilidad.

En conclusión

Algo es seguro: los juegos remasterizados llegaron para quedarse. No hay intenciones de que esta moda pare, por el contrario cada semana se anuncian más títulos que pasan por un lifting digital. No hay sistema libre de juegos remasterizados. Con sus pros y sus contras, los viejos juegos de antaño se cuelan y buscan su lugar entre las novedades con la promesa de ofrecer algunas horas de acción y aventuras a cambio de poco dinero.