China se apunta al frenesí de regalar dinero virtual

publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
0,40
MONEDA VIRTUAL

EFEFUTURO.- Los “sobres rojos” (“hongbao”) con dinero son el regalo por excelencia en China en las vacaciones del Año Nuevo lunar, aunque cada vez se dan menos billetes, porque también hay menos sobres. Lo que se lleva hoy son los “hongbao” virtuales.

<p>Un hombre se identifica con el móvil para sacar monedas bitcoin. EPA/MARKKU OJALA</p>

Un hombre se identifica con el móvil para sacar monedas bitcoin. EPA/MARKKU OJALA

Millones de chinos, fundamentalmente jóvenes, han recurrido en los últimos días a sus teléfonos inteligentes para enviar pequeñas cantidades de dinero a través de Wechat, la red social más popular del país con más de 650 millones de usuarios, o Alipay, el brazo financiero del gigante del comercio electrónico Alibaba.

Sólo el pasado domingo (“Nochevieja” lunar), se registraron 8.080 millones de intercambios de “hongbao” digitales en Wechat, ocho veces más que el año pasado, según los datos de la empresa tecnológica china Tencent, la creadora de esa red social.

Los chinos tienen costumbre de regalar sobres llenos de billetes en ocasiones señaladas como las bodas o los nacimientos, aunque ninguna genera tanto desenfreno como el Festival de la Primavera -nombre que los chinos dan al Año Nuevo lunar-.

Lo hacen los familiares, los amigos e incluso los compañeros de trabajo, y ahora esta arraigada tradición se ha modernizado por el empuje tecnológico.

Tencent ideó hace dos años la digitalización de los “hongbao” como estrategia de promoción del sistema de pagos virtuales.

En 2014, en el equivalente a la Nochevieja occidental se intercambiaron 20 millones de “sobres rojos” virtuales en Wechat, el número de envíos se disparó hasta los 1.000 millones el año pasado y esas cifras quedan minimizadas por las del pasado domingo.

Shen Huahua, una joven china de 23 años que vive en Pekín, confiesa a Efe que ha enviado muchos “hongbao” a sus amigos a través de Wechat.

“Si te dan dinero normal, es un poco embarazoso, porque tienes que aceptarlo cara a cara. En cambio, si te lo envían por Wechat no es una situación tan rara”, explica Shen.

“Además, algunas veces no podemos ver a una persona a la que le queremos regalar un ‘hongbao’, por lo que los digitales son más adecuados”, añade la joven.

Para hacer estos regalos virtuales, hace falta vincular una cuenta bancaria a la aplicación del teléfono inteligente.

Más allá de las ventajas que muchos jóvenes pueden ver en este fenómeno, las empresas que están detrás de las aplicaciones con las que se efectúan esas transacciones han visto en los “hongbao” digitales un filón.

La popularidad de este regalo les permite captar nuevos usuarios para sus plataformas de pago a terceros virtuales, las que sirven, por ejemplo, para pagar la cuenta en restaurantes, entradas de cine o las facturas de los taxis con el teléfono móvil.

Por eso, Baidu, la empresa creadora del principal buscador chino (considerado el equivalente a Google en el país), ha lanzado este año su versión de los “sobres rojos” virtuales, puesto que su sistema de pago digital estaba perdiendo terreno ante los de sus competidores, los gigantes de internet chinos Alibaba y Tencent.

Alipay, vinculada a Alibaba, llegó este año a un acuerdo con la cadena de televisión estatal CCTV, para que su plataforma fuera la oficial para enviar “hongbao” durante la gala de Año Nuevo de ese canal.

Alipay es la plataforma de pago a terceros más popular en el gigante asiático, pero cuando se habla de los “hongbao” tiene que inclinar la rodilla ante Tencent, que gracias al tirón de Wechat es la más utilizada para el intercambio de estos regalos.

Ajenos a esas disputas empresariales, muchos de los jóvenes se apuntan a la moda de regalar “sobres rojos” virtuales como si fuera un juego, dado que Wechat ofrece una herramienta llamada “dinero de la suerte” para enviar un “hongbao” a un grupo de amigos y dejar que la aplicación divida su contenido aleatoriamente entre los miembros.

“Muchas veces ponemos cantidades pequeñas y así lo utilizamos para el ‘dinero de la suerte’, que es muy divertido”, señala Shen. EFEfuturo

Publicado en: Internet

Fuente: EFE Noticias – Futuro