¿Cómo curar los molestos orzuelos?

OFTALMOLOGÍA Si tienes una inflamación alrededor del ojo, parecida a un grano o acné, puede tratarse de un orzuelo. Aunque no suele ser grave, sí puede ...
publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
0,10

OFTALMOLOGÍA

Si tienes una inflamación alrededor del ojo, parecida a un grano o acné, puede tratarse de un orzuelo. Aunque no suele ser grave, sí puede causar molestias como picazón, sensación de un cuerpo extraño y dolor. Antes de aplicar cualquier remedio casero, o de cometer el error de oprimirlo por tu propia cuenta, conoce las recomendaciones de los oftalmólogos y evita complicaciones por una “mala” higiene

:)

MADRID/EFE/MARÍA FERNANDA AYALA Martes 30.08.2016

Dolor en el párpado, dificultad para abrir el ojo, escozor, sensibilidad a la luz y lagrimeo, son algunos de los síntomas que el calor intensifica cuando aparece un orzuelo. Este pequeño bultito o forúnculo enrojecido y doloroso en el margen del párpado aparece por igual en hombres y mujeres, explica la doctora Luz María Vásquez, especialista del departamento de Oculoplástica y Estética Oculofacial de Instituto de Microcirugía Ocular (IMO).

Pero, ¡ojo!, no se puede dar por hecho que todo grano en el párpado es un orzuelo, ya que hay otras afecciones con apariencia similar. Para la doctora Vásquez, se debe descartar la posibilidad de un tumor en el párpado, que en la mayoría de los casos suele ser benigno, y se caracteriza por ser indoloro y aumentar de tamaño poco a poco.

“La principal diferencia es que los orzuelos aparecen y desaparecen a los pocos días, siendo la molestia y el dolor más intenso, mientras que los tumores palpebrales (del párpado) son más silentes“, explica la doctora.

Una afección provocada por el “Staphylococcus aureus”

Cepa de la bacteria "estafilococo aureus resistente a la meticilina" (MRSA, por sus siglas en inglés). EFE/CDC/ANICE CARR/

Cepa de la bacteria “estafilococo aureus resistente a la meticilina” (MRSA, por sus siglas en inglés).
EFE/CDC/ANICE CARR/

Dada la sensibilidad característica de la zona de los ojos, si los hábitos de higiene son incorrectos, puede darse vía libre a una infección bacteriana (Staphylococcus aureus) en las glándulas de los párpados.

En otros pacientes -señala la doctora Vásquez-, el orzuelo se asocia a patologías como blefaritis (inflamación del borde del párpado), triquiasis (alteración en la dirección de crecimiento de las pestañas) o ectropión cicatrizal (eversión del párpado hacia afuera) y también a enfermedades de la piel como el acné o la rosácea.

Cuando los síntomas coinciden con los de un orzuelo, se espera que al cabo de dos semanas el grano empiece a drenar de manera espontánea. Si no se resuelve y sigue persistiendo con el tiempo, puede tratarse de un orzuelo interno agudo con tendencia a cronificarse y convertirse en un quiste (chalazion), advierte la especialista.

En algunos pacientes los orzuelos aparecen de manera recurrente. “Esto sucede porque la glándula del párpado afectada deja de funcionar y no puede volver a infectarse, pero sí se pueden hacerlo otras glándulas palpebrales vecinas”, explica la doctora.

Cuidados para realizar en casa

La principal recomendación que cualquier persona puede hacer desde casa es aplicar calor húmedo, con una compresa tibia, gasa, toallita, o bolsita de té, y masajear suavemente la zona del párpado. Si el orzuelo no mejora con estos cuidados, o si aumenta de tamaño, se debe consultar a un médico, indica la oftalmóloga Eva Ayala, especialista en oculoplástica del IMO.

Frente a los remedios caseros que prueban los pacientes para intentar ponerle solución, desde hervir en agua unas hojas de acacia o semillas de cilantro y aplicar la mezcla con un paño limpio, hasta colocar un huevo duro recién hervido o una cuchara caliente sobre el párpado, la doctora Ayala asegura que “no se han hallado evidencias científicas de que funcionen”.

 EFE/ANDY RAIN

EFE/ANDY RAIN

Si bien, algunas personas experimentan mejoría y alivio de los síntomas, “no puede demostrarse que sea gracias a los mencionados trucos, ya que los orzuelos suelen desaparecer espontáneamente al cabo de una o dos semanas”, indica la especialista.

Cualquier tratamiento indicado para los casos crónicos debe ser prescrito y supervisado por un especialista, quien además realizará un seguimiento de su evolución, y ante un episodio severo, “puede requerir utilizar antibióticos vía oral y/o realizar una intervención quirúrgica, de acuerdo con la indicación del especialista” complementa la doctora Vásquez.

Lo mismo se recomienda para las personas mayores, que nunca han sido propensas a la aparición de este tipo de afecciones, porque puede ser signo de otra enfermedad.

No olvidar la limpieza preventiva

Para la doctora Vásquez, la limpieza de la zona ocular debe realizarse “no tanto cuando ya ha aparecido el orzuelo sino para prevenir su aparición”, sobre todo en personas con blefaritis que tienen mayor propensión a padecer orzuelos. “Cabe destacar que no todas las personas con blefaritis padecen orzuelos, ni todos los orzuelos están asociados a una blefaritis”, agrega.

Aunque el tratamiento debe individualizarse según cada caso, generalmente se recomienda realizar una limpieza diaria de las pestañas cuando la blefaritis es aguda y, a partir del momento en el que ya está controlada, 2 o 3 veces a la semana mediante toallitas o jabones palpebrales.

Fuente: Noticias EFE – Salud.