Conoce la jerga alimentaria del etiquetado para descubrir lo que comes cada día

ETIQUETADO Conocer el vocabulario de la nutrición ayuda a los consumidores a tomar decisiones de manera informada, un aspecto muy importante para nuestra ...
publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
0,50

ETIQUETADO

Conocer el vocabulario de la nutrición ayuda a los consumidores a tomar decisiones de manera informada, un aspecto muy importante para nuestra alimentación. El Abecedario de la Nutrición de “El Bisturí” llega a la “J”, y Anabel Aragón desgrana algunas palabras de la jerga alimentaria que no debemos pasar por alto en el supermercado

:)

MADRID/EFE/HENAR FERNÁNDEZ/MIRAM MUÑOZ Viernes 01.04.2016

  • Alimentos que se publicitan como naturales

Según Anabel Aragón la mención “100% natural” no significa que el producto sea orgánico, ecológico o cultivado sin pesticidas sino que se trata de un producto que está fabricado sin aditivos.

  • ¿Realmente lleva azúcar?

El azúcar consumido en cantidades moderadas “es perfectamente compatible con una dieta equilibrada”. Sin embargo, hay ocasiones en las que se toma demasiada porque “no nos damos cuenta de que el producto que estamos consumiendo la contiene”.

La palabra azúcar escrita sobre un soporte de azúcar. Efesalud.com

Foto extraída de los vídeos “Corto de azúcar”

La nutricionista detalla que detectar el azúcar a veces es “misión imposible” porque puede figurar hasta de “56 maneras distintas”. Estos son algunos de los ejemplos: caramelo, zumo concentrado de fruta, fructosa, azúcar invertido, melaza…

  • Multicereal

Cuando en el supermercado nos encontramos en la etiqueta de un producto la palabra “multicereal” debemos saber que éste ha sido preparado a partir de varios cereales pero hay que tener en cuenta que “pueden ser integrales o refinados”.

  • Grasas trans

Esta definición comprende a aquellas grasas vegetales que han sido modificadas químicamente mediante un proceso llamado hidrogenación. Mediante esta técnica se consigue dar a los productos “una textura más cremosa y más conveniente en muchos procesos”.

Sin embargo, Anabel Aragón apunta que, en la actualidad, “se han reducido drásticamente” porque se ha demostrado que su consumo es muy perjudicial al estar relacionado con enfermedades de tipo cardiovascular.

Desde Nestlé determinan que es “muy necesario” leer atentamente las etiquetas porque aún se pueden encontrar este tipo de grasas en pequeñas cantidades bajo diferentes nombres como grasas vegetales hidrogenadas o grasas vegetales parcialmente hidrogenadas.

Aragón detalla que también recibe el nombre de “glutamato monosódico” y se trata de un aditivo que tiene la capacidad de potenciar otros sabores en un alimento.

Según la experta, “armoniza y equilibra el sabor de los platos pero es importante saber que aporta sodio”. En este sentido, las personas que necesiten limitar su consumo de sal deben tenerlo en cuenta.

  • Omega 3
    Los alimentos "funcionales" se llaman pimiento, nueces, sardinas o pollo

    Una sola sardina tiene el equivalente a casi 6 litros de leche enriquecida con Omega 3. EFE/John Riley

Se encuentra de manera natural en productos como el pescado azul y los frutos secos. Según Anabel Aragón son ácidos grasos poliinsaturados que “son esenciales porque el cuerpo no puede producirlos”.

El omega 3 tienen un importante papel en la protección del corazón y funciona como antiinflamatorio.

  • ¿Prebióticos o probióticos?

¿Son lo mismo? No. La experta asegura que ambos tienen funciones muy positivas y mejoran la flora intestinal pero hay diferencias entre ellos.

Los probióticos contienen bacterias vivas que están presentes en los alimentos. El ejemplo más claro son los yogures.

Los prebióticos sirven de alimento para las bacterias que tenemos en el colon; tienen efectos similares a los anteriores.

Fuente: Noticias EFE – Salud.