Descubren datos clave para comprender cáncer de corteza suprarrenal

CIENCIA CÁNCER EFEFUTURO.- Una colaboración de científicos internacionales ha revelado datos clave para comprender mejor el cáncer de corteza suprarrenal, ...
publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
0,20

CIENCIA CÁNCER

EFEFUTURO.- Una colaboración de científicos internacionales ha revelado datos clave para comprender mejor el cáncer de corteza suprarrenal, uno de los más raros y letales, según un estudio publicado hoy en la revista especializada Cancer Cell.

EFEFUTURO Washington Martes 10.05.2016

Equipos de 39 instituciones de Europa, Norteamérica, Suramérica y Australia estudiaron 91 muestras de carcinoma corticosuprarrenal para elaborar un análisis genómico en el marco de la red de investigación del Atlas del Genoma del Cáncer.

Esta investigación identificó varios genes que hasta ahora no se sabía que jugaban un papel clave en el desarrollo de este tipo de cáncer.

La colaboración internacional fue clave para este proyecto, ya que se trata de un cáncer tan raro que ninguna institución tiene los pacientes suficientes como para generar investigación significativa.

El cáncer de la corteza suprarrenal afecta sólo a dos personas de cada millón en el mundo, pero tiene muy bajos índices de supervivencia.

Eso se debe en parte a que suele diagnosticarse cuando la enfermedad ya está en un estado avanzado y a que no se han desarrollado nuevos tratamientos desde la década de 1970.

Claves entorno a la mutación del gen ZNRF3

Una de las revelaciones más importantes del estudio es la mutación del gen ZNRF3, que no aparece en el 20 % de los cánceres analizados.

Asimismo, la investigación señala que muchos tumores de este tipo experimentan un duplicado genómico, un proceso en el que cada cromosoma del gen se replica y crea una segunda copia.

Los investigadores identificaron también tres subtipos de cáncer de la corteza suprarrenal con base en sus alteraciones moleculares, lo que sugiere que pueden usarse biomarcadores moleculares para identificar a los pacientes que tienen más probabilidad de padecer una versión agresiva de la enfermedad y desarrollar mejores terapias.

Este cáncer se forma en la corteza (capa externa) de las glándulas suprarrenales, que son dos y cada una descansa en la parte superior de cada riñón.

La corteza suprarrenal elabora hormonas importantes, como las que mantienen el equilibrio entre el agua y la sal, las que controlan la presión arterial y las que ayudan al cuerpo a usar la energía, según la definición de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de Estados Unidos.

El NIH ha establecido el Atlas del Genoma del Cáncer para crear mapas multidimensionales completos de los cambios genómicos clave en los tipos y subtipos principales de la enfermedad.

Este catálogo servirá como un recurso clave para una nueva generación de investigaciones enfocadas en la formulación de mejores estrategias de diagnóstico, de tratamiento y de prevención de cada tipo de cáncer.

Cancer Cell publica hoy también un estudio sobre una terapia experimental que podría frenar cánceres cerebrales agresivos como el glioblastoma.
Se trata de una estrategia terapéutica de varios pasos desarrollada por un equipo de varias instituciones y lidrado por el Children’s Hospital Medical Center de Cincinnati (Ohio, EE.UU.).

Fuente: EFE Noticias – Futuro