Doctor, ¿podemos hablar?: la asistencia telefónica se consolida en Galicia

asistencia sanitaria “Doctor, ¿podríamos hablar? No sé qué me pasa”. Estas preguntas iniciales, unidas a detalles sobre cada caso, posibilitan una ...
publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
0,10

asistencia sanitaria

Doctor, ¿podríamos hablar? No sé qué me pasa”. Estas preguntas iniciales, unidas a detalles sobre cada caso, posibilitan una comunicación eficaz que resulta clave para recibir la mejor diagnosis a través de un sistema de atención médica que se asienta en Galicia: la consulta telefónica

SANTIAGO DE COMPOSTELA/EFE/SARA FERNÁNDEZ Martes 01.03.2016

Estas son las cifras que lo muestran, correspondientes a 2015: 1.479.334 clínicas por esta vía en Medicina de Familia, 146.950 en Pediatría, 197.044 en Enfermería, 32.825 en el servicio de Matronas, 2.325 en el de Odontología, 208 Higiene Bucodental, 7.354 Trabajo Social y, finalmente, 1.619 Farmacia, éste último en el ejercicio de 2016, puesto que entró en funcionamiento tal cuestión en el marco de este servicio en el presente curso.

En una Comunidad como la gallega, con una población envejecida y una gran dispersión geográfica, se observó que un cierto número de pacientes tenían problemas de accesibilidad a la cita presencial por lo que se buscó una solución que permitiese mejorar la equidad, la universalidad y la eficiencia, informa la Consellería que tiene al frente a Jesús Vázquez Almuiña, y la alternativa por la que se optó avanza en su consolidación.

La propuesta de la Dirección General de Asistencia Sanitaria del Sergas fue, exactamente, ofertar a todos los usuarios la posibilidad de ser atendidos de una forma que fuese “no presencial”, es decir, en formato telefónico.

Esto se tradujo en dar al paciente, en el momento en el que éste solicitaba una consulta, la opción de poder ser atendido a través del teléfono con las mismas características de tiempo y distribución que en la fórmula convencional.

El profesional, exactamente, se pone en contacto con el paciente, a través del número de contacto facilitado, lo hace en la fecha y hora acordadas, y, tras evaluarlo, registra los datos obtenidos en su historia clínica como haría en una consulta presencial normal.

Además, este modelo permite la prescripción directa a través de la receta electrónica por lo que el usuario puede, a continuación, acudir directamente a la farmacia comunitaria a recoger todos los medicamentos indicados.

Igualmente, si el profesional, durante la consulta telefónica, considera que no es posible este tipo de atención, se le facilita una cita presencial al interlocutor a fin de que ésta se produzca a la mayor brevedad posible.

Con esto lo que se consigue, señala el departamento del ramo en la Xunta, es básicamente “agilizar las consultas” de atención primaria, conservando la misma capacidad de respuesta en la asistencia.

Durante una primera fase de pilotaje, ha indicado a Efe la Consellería de Sanidad, se realizó una encuesta a los pacientes, en la cual este tipo de atención fue bien valorada por el 93%.

También se elaboró un sondeo entre los profesionales un año después de la implementación de la atención telefónica en toda Galicia, en la cual el 87% manifestó tener una buena opinión de la misma; el 86% estaba satisfecho con el funcionamiento en general; y, el 57% consideró que les ayuda a organizar mejor su trabajo diario.

Actualmente, este programa está abierto a los siguientes profesionales de Atención Primaria: médicos de familia, personal de enfermería, pediatras, matronas, odontólogos, higienistas dentalestrabajadores sociales y, desde enero de este año, a farmacéuticos.

Fuente: Noticias EFE – Salud.