El estrés, bomba de relojería laboral

SALUD LABORAL Si ya has entrado en la espiral del estrés laboral seguro que reconoces alguno de estos síntomas: mal humor, dificultad para conciliar el ...
publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
0,10

SALUD LABORAL

Si ya has entrado en la espiral del estrés laboral seguro que reconoces alguno de estos síntomas: mal humor, dificultad para conciliar el sueño, dolor de cabeza, dolor muscular, cansancio pronunciado, sentimiento de frustración, problemas de concentración, ansiedad, impotencia …

:)

MADRID/EFE/PILAR GONZÁLEZ MORENO Jueves 28.04.2016

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) dedica al estrés su campaña de este año con motivo del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, que se celebra hoy, 28 de abril.

Solo en la Unión Europea, el estrés laboral afecta a 40 millones de trabajadores, pero apenas el 26% de las empresas europeas ha adoptado medidas para reducirlo.

Según la OIT, el aumento de la competitividad, mayores expectativas sobre el rendimiento y largas horas de trabajo contribuyen a que los ambientes laborales sean cada vez más estresantes.

Para conocer las causas, consecuencias y soluciones de este problema, EFEsalud ha hablado con el doctor Antonio Iniesta , presidente de la Asociación Española de especialistas en Medicina del Trabajo y coordinador de la “Guía sobre el manejo del estrés desde Medicina del Trabajo”.

Efectivamente, y en su opinión, la precariedad laboral es uno de los factores desencadenantes del estrés y existen también sectores sociales como las familias monoparentales, trabajadores de edad avanzada o personas con discapacidad que pueden ser mas vulnerables, pero además hay otras causas.

Causas más comunes

 EFE/Bagus Indahono

EFE/Bagus Indahono

En la guía, de la que son coautores los doctores José Ramón Azcona, Clara Guillén, Antonio Meléndez y José Ignacio Pastrana , se refieren las siguientes:

Causas vinculadas a las funciones específicas del trabajador: un gran nivel de exigencia, monotonía, falta de autonomía, tareas repetitivas y riesgos inherentes a la ejecución de la labor.

Causas vinculadas a la organización del trabajo: falta de control de la distribución y planificación de las tareas en el interior de la empresa, horarios que limitan la vida familiar o social , necesidad de un número mayor de trabajadores, inestabilidad de los contratos, labores monótonas, funciones y objetivos poco delimitados.

Causas vinculadas a las relaciones laborales: poca colaboración por parte de los jefes inmediatos o de los compañeros de trabajo, una gerencia poco participativa, autoritaria o deficiente, no reconocimiento del desempeño de los trabajadores, una mala relación entre colegas o entre trabajadores y jefes.

Causas vinculadas al entorno físico y a la tecnología: el entorno físico puede representar un factor de estrés (ruido, calor, humedad, polvo…); un ambiente de trabajo incómodo (falta de espacio o de iluminación) y condiciones poco higiénicas .

Desequilibrio entre la vida personal y la vida laboral: vivir únicamente para trabajar, no descansar durante toda la jornada laboral, pensar en el trabajo todo el tiempo, descuidar la vida privada .

 Consecuencias

A corto plazo, y según las fuentes, estas causas pueden desencadenar:

Dolores de cabeza por exceso de tensión; Dolores musculares; Calambres en el cuello, hombros y brazos;Cansancio pronunciado; Problemas de concentración; Sentimiento de frustración, irritabilidad y/o enfado; Llanto frecuente; Incremento del consumo de alcohol;Cambios de apetito (pérdida y/o aumento de peso); Dificultades para conciliar el sueño; Mal genio; Lapsus frecuentes de memoria; Sofocos ;Sentimientos de ansiedad o impotencia; Apatía y desesperación

A largo plazo.

Físicas:trastornos neuroendocrinos; cardiovasculares (aumento de la presión arterial o incremento de la arteriosclerosis); musculoesqueléticos;alteraciones dermatológicas y otros como alteraciones de la ventilación, cefalea tensional y migrañas.

Emocionales: humor disfórico, tristeza, disminución de la capacidad de relación, incremento de la irritabilidad, astenia, fatiga, ansiedad inespecífica, trastornos del sueño, trastornos adaptativos con ansiedad y depresión

Cognitivas: pérdida de concentración, dificultad de memoria, déficit de atención, sensación de temor infundado y temor a la pérdida de control de la situación

Comportamentales: aumento en el consumo de alcohol, tabaco y otras drogas, alteraciones en la alimentación ytrastornos de la conducta aliementaria,

Prevención

Pero la buena noticia es que el estrés laboral se puede prevenir y se puede tratar.

Para el doctor Iniesta una adecuada gestión de los riesgos psicosociales no sólo mejora el bienestar y la salud de las personas, sino que también favorece su compromiso con el proyecto empresarial y “la salud psicosocial de la empresa es una gran oportunidad para innovar, ser competitivo y garantizar su sostenibilidad”.

El estrés laboral puede ser prevenido desde distintos ámbitos y niveles. Además de en la persona, la organización y la sociedad, podemos realizar distintas intervenciones positivas.

Los trabajadores, aconseja la guía, patrocinada por Schwabe Farma Ibérica, tienen que ser conscientes de su capacidad de manejo positivo de las situaciones de tensión. En caso de verse superados, deben saber dónde y cómo pedir ayuda.

Por su parte, las empresas son responsables de prevenir y de detectar disfunciones laborales. Deben disponer de protocolos eficaces y velar por su correcto cumplimiento. Los médicos que allí trabajan tienen que estar entrenados en detectar el estrés laboral y sus complicaciones y saber cuándo derivar al especialista.

Recomendaciones

EFE/ A. Alvarez

EFE/ A. Alvarez

Conviene recomendar el autocuidado con el triple objetivo de lograr bienestar, concienciar sobre que está en nuestras manos la decisión de cambio e inculcar la necesidad de involucrar a la familia, el entorno y los servicios sanitarios para conseguir el éxito

Para ello, la guía propone, entre otros, comenzar el día con una sonrisa; aceptar nuestras cualidades y defectos; no idealizar a otras personas ni compararse con ellas; no ser sea demasiado autoexigentes; no buscar la aprobación de los demás; ejercitar el buen humor; ser creativo en situaciones cotidianas y bromear con los demás.

Controlar los pensamientos negativos; repartir equitativamente las responsabilidades familiares y domésticas; cambiar lo que nos gusta, ser sincero en nuestras relaciones interpersonales; afrontar los problemas de cara; aceptar que las otras personas son diferentes

También es recomendable saber escuchar, entender y respetar las ideas y sentimientos de los compañeros de trabajo; buscar lo absurdo de las situaciones “serias” y modular la importancia que das a las cosas.

Fuente: Noticias EFE – Salud.