El parásito de microalgas aficionado a la ruleta rusa

CIENCIAS MARINAS EFEFUTURO.- Biólogos y oceanógrafos del Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) de Barcelona han identificado un parásito de microalgas ...
publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
0,10

CIENCIAS MARINAS

EFEFUTURO.- Biólogos y oceanógrafos del Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) de Barcelona han identificado un parásito de microalgas que ataca a sus huéspedes de forma azarosa, como si se tratara de un juego de la ruleta rusa.

EFEFUTURO BARCELONA Miércoles 25.05.2016

La investigación, liderada por tres investigadoras del Departamento de Biología Marina y Oceanografía del ICM y que publica la revista ‘Frontiers in Microbiology‘, muestra por primera vez cómo un parásito de algas dinoflageladas ataca al azar a sus huéspedes potenciales.

Elisabet Alacid, primera autora del artículo, ha explicado que “la supervivencia del parásito se determina al azar, como en el juego de la ruleta rusa”.

“El parásito se siente atraído por unas algas a las que atacará sin saber si podrá infectarlas o no. Si el hospedador es susceptible, sería como si hubiera apretado el gatillo y no hubiera bala: por tanto gana, entra en el huésped y se reproduce, es decir, sobrevive. Si no es susceptible, es como si hubiera disparado una bala: el hospedador es resistente y el parásito muere”, ha comparado.

Según la investigadora, la estrategia de infección de los parásitos es una cuestión fundamental para entender su papel en los ecosistemas, pero es un campo todavía poco estudiado.

En el mundo de los microorganismos, las especies varían en el grado de sensibilidad al ataque de un parásito: las hay resistentes, poco sensibles y muy sensibles.

Al mismo tiempo, existen los llamados parásitos generalistas, capaces de infectar múltiples especies de hospedador o huésped, que pueden tener preferencia por unas especies determinadas, pero que también infectan otras que muestren poca resistencia a su ataque.

Atracción por las algas

En este trabajo, los científicos han estudiado el parásito generalista ‘Parvilucifera sinerae’ y sus huéspedes potenciales, algas microscópicas del grupo de las dinoflageladas.

Los investigadores han descubierto que el parásito muestra el mismo grado de atracción por una alga sensible que por otra que no lo es.

La directora del estudio, Esther Garcés, ha indicado que esta estrategia de infección hace que los efectos del parásito en el medio puedan ser muy diversos, en función de la abundancia de los huéspedes y de cuán susceptibles sean los mismos.

Cuando dominan los huéspedes susceptibles, la infección se transmite con mayor facilidad y aumenta la proporción de parásito, que juega un papel clave como estructurador de la comunidad.

“Por ejemplo, cuando la comunidad está formada por dos especies altamente sensibles que compiten por un mismo recurso, el parásito puede hacer que ambas coexistan. Esto sucede si la infección reduce la población del huésped más competitivo, lo que puede favorecer el aumento del huésped menos abundante”, ha detallado la investigadora.

Por otra parte, cuando en la comunidad domina un huésped resistente, la población de parásito disminuye. “Sobrevivirá a bajas concentraciones, hasta que sus huéspedes preferidos vuelvan a ser abundantes”, ha puntualizado Garcés. EFEFUTURO

Fuente: EFE Noticias – Futuro