El tabaco, una droga que mata precozmente

TABAQUISMO La Organización Mundial de la Salud ha llegado a calificar al tabaco como una de las mayores amenazas para la salud pública que ha tenido que ...
publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
0,30

TABAQUISMO

La Organización Mundial de la Salud ha llegado a calificar al tabaco como una de las mayores amenazas para la salud pública que ha tenido que afrontar nunca el mundo. África López, médico del Consejo Superior de Deportes, analiza en “El Bisturí” los daños que el tabaquismo provoca a fumadores a los que en muchas ocasiones, mata de forma precoz

:)

MADRID/EFE/HENAR FERNÁNDEZ/MIRIAM MUÑOZ Viernes 11.03.2016

La OMS indica que el tabaco mata cada año a casi 6 millones de personas y aunque es cierto que cada vez se toman más medidas sanitarias para acabar con este mal, los porcentajes de fumadores se mantienen altos.

La médico del Consejo Superior de Deportes y profesora de la facultad de Medicina de la Universidad Alfonso X el Sabio, África López, hace un recorrido, en su primera colaboración con la sección de estilos de vida saludable de “El Bisturí”, por los principales aspectos que hay que conocer sobre el tabaco.

Así afecta el tabaco al cuerpo

Según África López, el consumo de tabaco está considerado como el primero de los 4 factores de mayor riesgo para nuestra salud. Al tabaco le siguen el consumo de alcohol, las dietas poco saludables y la falta de actividad física.

La doctora hace referencia al tabaco -siguiendo el último informe de la OMS- como a una epidemia.

Casi todo el mundo sabe que el tabaco es perjudicial, pero en las consultas se observa que no se sabe ciertamente cómo lo hace, en qué medida y en qué cantidad de dosis.

López explica que “se piensa que si se fuma poco no es perjudicial y si además los pacientes han tenido algún abuelo que ha fumado durante toda su vida y ha estado estupendamente eso significa que tampoco será tan malo”. Esto es un grave error.

Enfermedades que matan precozmente

El motivo por el que el tabaco mata precozmente se debe a que “tiene unos 5.000 productos nocivos de los que 4000 se expiden con el humo”, señala la facultativa.

Un hombre expulsando el humo de un cigarro

EFE/Hugo Ortuño

Asimismo, añade que 50 de estos componentes son cancerígenos para el ser humano “como el benceno, el alquitrán o la nicotina”.

López hace una especial llamada de atención en el caso de la nicotina, “porque se trata de un producto adictivo que actúa a nivel del sistema nervioso central”. Esa actuación provoca un consumo excesivo del producto que ha hecho a la OMS considerarlo como una droga.

Los fumadores acaban sufriendo dependencia física y psicológica que desemboca en el síndrome de abstinencia.

Un dato “muy preocupante” es que “casi todas las personas que fuman tabaco hoy en día comenzaron a hacerlo durante la adolescencia; a nivel mundial, 1 de cada 10 niños adolescentes de entre 13 y 15 años consume tabaco; en algunas regiones estas cifras se disparan”.

Cantidad

África López subraya que con que fumemos un solo cigarro ya se eleva la presión arterial y se incrementan las frecuencias respiratorias y las cardíacas.

El gran problema surge cuando el consumo del tabaco se hace de manera crónica porque “el cuerpo actúa de forma distinta y empiezan a sumarse otros factores que van a perjudicar la salud e incluso a disminuir el rendimiento deportivo”.

El cáncer y otras patologías relacionadas

El tabaco en relación el cáncer se ha estudiado bastante porque afecta en una enorme medida y produce muchas muertes.

África López apunta que “el 85% de los cánceres actuales están producidos por la administración o ingesta de tabaco y principalmente por el alquitrán”.

Y es que el alquitrán es una de las sustancias que se ponen en la cobertura del cigarrillo y permite que no se apague.

Además del cáncer, hay otra serie de patologías directamente relacionadas con el consumo de tabaco “muy serias” como los infartos de miocardio, las anginas de pecho y los ictus.

No hay que descuidar tampoco a los fumadores pasivos porque como bien se ha descrito anteriormente, la mayor parte de los productos nocivos se encuentran en el humo.

También se ha demostrado que “las mujeres embarazadas que tienen relación con el tabaco suelen tener niños que nacen con bajo peso”, puntualiza la doctora.

Fuente: Noticias EFE – Salud.