El termómetro de los “días sin cole”

LITERATURA Mamá, me duele la cabeza… papá, me duele la tripita… mamá, me duele la garganta… ¡cof, cof! Seguro que todos recordamos con una sonrisa este ...
publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
5,20

LITERATURA

Mamá, me duele la cabeza… papá, me duele la tripita… mamá, me duele la garganta… ¡cof, cof! Seguro que todos recordamos con una sonrisa este tipo de lamentos que susurrábamos con gesto dolorido cuando queríamos faltar al colegio. Nuestro padres nos palpaban la frente -decíamos ¡uf¡, nos tocaban la barriga -decíamos ¡ay!- o nos hacían abrir la boca -decíamos ¡aj, aj, aj!… y, para que se despejaran nuestras dudas, nos colocaban el termómetro en la axila debajo del pijama, la prueba infalible que echaba por tierra todo nuestro teatrillo y nos colgaba la cartera en la espalda

MADRID / EFE / GREGORIO DEL ROSARIO Domingo 08.05.2016

La varita mágica

-Mamá, me duele la tripita -se queja Elmo.
Le toco la frente.
-Te voy a poner el termómetro, mi amor.
Voy a por él. Cuando vuelvo, Elmo está tumbado en el sofá con una mano en la tripa y gime plañideramente. Le pongo el termómetro en la axila. Mientras esperamos, Elmo le da besitos al extremo del cristal que sobresale.
-¿Por qué besas el termómetro? -le pregunto, divertida-. ¿Para que diga lo que tú quieres oír?
Me marcho a la cocina, riéndome. A mitad de camino me doy la vuelta. Elmo le habla en voz baja al termómetro:
-Por favor, dile a mamá que mañana no puedo ir al cole, por favor, por favor.

Una ilustración de Elmo, sentado en un sillón y con el termómetro en la mano,

Elmo alienta a su termómetro para que alcance la temperatura de “día sin cole”. Ilustración de Beatriz de Pedro (editorial Relee).

The magic wand

“Mom, my tummy’s sore,” moans Elmo.
I touch his forehead.
“I’ll take your temperature, honey.”
I go to get the thermometer. When I come back, Elmo is lying on the sofa with one hand on his tummy, moaning plaintively. I put the thermometer in his armpit. While I’m waiting, Elmo kisses the end of the thermometer that’s sticking out.
“Why are you kissing the thermometer?” I ask amused. “So that it’ll say what you want to hear?”
I go off to the kitchen laughing. Half-way there I turn around. Elmo is talking quietly to the thermometer. “Please, tell Mom that I can’t go to school tomorrow, please.”

Isabel Cañelles, escritora, con sus dos hijos, Elmo y Ari, personajes de un libro de relatos-efe

Isabel Cañelles con Elmo y Ari, sus dos comediantes.

TODOS LOS RELATOS: “El día a día de Elmo y Ari”

Fuente: Noticias EFE – Salud.