El zumo frente a la pieza de fruta

ABECEDARIO DE LA NUTRICIÓN El Abecedario de la Nutrición llega a su última letra, la Z. Zumos frente a piezas de frutas.  La nutricionista Anabel Aragón ...
publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
0

ABECEDARIO DE LA NUTRICIÓN

El Abecedario de la Nutrición llega a su última letra, la Z. Zumos frente a piezas de frutas.  La nutricionista Anabel Aragón nos recuerda la importancia que tienen las frutas en nuestra alimentación

:)

MADRID/EFE/H.FERNÁNDEZ/R.GALLARDO Lunes 08.08.2016

Como cada semana, en nuestro programa de radio “El Bisturí”, la responsable de salud y nutrición de Nestlé, contesta a nuestras preguntas:

EFE/Elisa Laderas

EFE/Elisa Laderas

¿Es mejor el zumo o la pieza de fruta?

Las frutas en sí mismas contienen infinidad de nutrientes y para beneficiarnos de todos ellos es mejor que consumamos la fruta entera. Es la única manera de no desaprovechar nada, de tomar todo lo bueno de la fruta y no dejar de lado algunos nutrientes beneficiosos para el organismo. Si consumimos la fruta exprimida, no estamos ingiriendo la pulpa ni otras partes del alimento que contienen elementos beneficiosos.

En los zumos, así como también ocurre con los licuados, los smothies, debemos tener en cuenta que para un vaso de zumo, necesitamos varias piezas de frutas. Al eliminar la pulpa y quedarnos solo con la parte líquida, el volumen es más pequeño. Al consumir más frutas de golpe, también consumimos más azúcares naturales y más calorías que si te comieras la pieza de fruta entera. Es fácil beberte un zumo de 5 naranjas, pero un plato de 5 naranjas no.

¿Qué pasa al eliminar la pulpa?

Al quitarla y hacer zumo, perdemos la fibra. También es menos saciante que una pieza de fruta, con lo cual vamos a tener hambre antes. El zumo al ser líquido, se absorbe más rápido en nuestro organismo y los nutrientes se asimilan con más facilidad. Al hacerlos se supone que aprovechamos al máximo las vitaminas y los líquidos, pero esto no es siempre así porque al exprimir, algunas vitaminas se destruyen, se pierden o se oxidan.

Los zumos son una buena alternativa para aquellas personas que no les gusta tomar fruta. Mejor tomar un zumo de fruta que no tomar fruta en absoluto, pero debemos tener claro que no es lo mismo.

Importancia y consumo recomendado

Comer frutas es esencial en cualquier etapa de la vida porque contribuye a cubrir los requerimientos que tenemos de vitaminas y minerales que nuestro organismo necesita.

Las necesidades diarias de vitaminas (como la C o la provitamina A) quedan asegurados tomando 2 o 3 piezas diarias de frutas. Las recomendaciones nutricionales en el consumo de frutas son de mínimo 3 piezas al día, cada una de ellas entre 120 y 200 gramos.

¿A qué equivale una pieza?

Una pieza es el caso de peras, manzanas, naranjas… Si son frutas más pequeñas como el kiwi, albaricoques o nísperos deberían ser dos piezas. En el caso de frutas aún más pequeñas como las cerezas o fresas, una ración sería un puñado. De las tres raciones recomendadas al día, lo importante es que una de ellas sea rica en vitamina C, como las naranjas.

¿Qué nutrientes aporta la fruta?
EFE/ARCHIVO/Luis Uribe

EFE/ARCHIVO/Luis Uribe

Las frutas aportan muchísimos nutrientes, vitaminas, minerales y antioxidantes. Son esenciales para el correcto desarrollo del funcionamiento de nuestro cuerpo. También tienen azúcares simples como glucosa, sacarosa y fructuosa.

La riqueza en vitaminas y minerales, es una de las principales características de la fruta. Nos aportan carotenos, que son precursores de vitamina A, vitamida D, E, ácido fólico y minerales. La fruta también destaca por su contenido en fibra y nos ayudan a hidratarnos.

¿La fruta engorda?

Las frutas casi no contienen proteínas ni grasas. La principal fuente de energía es su contenido en azucares sencillos que son cantidades muy bajas. Aportan poca energía y  el aporte en calorías va entre los 35 y 45 kcal por 100 gramos.

Es verdad que existen algunas frutas más grasas como el aguacate, el coco o el dátil. A pesar de su origen vegetal, tienen calorías y grasas saludables. Pero en general, tienen un bajo contenido calórico y es importante incorporarlas en nuestra dieta.

¿Cómo hacer que los niños consuman más frutas?

Creando buenos hábitos en el hogar con los más pequeñas. La mejor manera es dar ejemplo porque ellos imitan todo.

En casas donde se comen más frutas y los niños participan en la compra y la preparación de alimentos, es más fácil que adquieran el hábito de consumir más frutas.

Fuente: Noticias EFE – Salud.