¿Es cierto que los hombres interpretan mejor un mapa?

INTELIGENCIA ESPACIAL Pues no; según un estudio no hay diferencias significativas entre hombres y mujeres en interpretación espacial sobre planos en dos ...
publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
0,10

INTELIGENCIA ESPACIAL

Pues no; según un estudio no hay diferencias significativas entre hombres y mujeres en interpretación espacial sobre planos en dos dimensiones. Sí parece haber mayor diferencia al hablar de percepción espacial tridimensional. Y tú, ¿sólo te orientas con Google Maps?, ¿sabes interpretar un mapa?, descubre dónde reside tu fortaleza y aprende 10 ejercicios para mejorar

:)

MADRID/EFE/ROCÍO GALÁN Martes 12.04.2016

Con el objetivo de conocer más a fondo el funcionamiento del cerebro, CogniFit ha publicado un análisis que evalúa la capacidad espacial en hombres y mujeres de algunos países de Europa (España, Francia, Alemania e Inglaterra) y Estados Unidos.

Las pruebas científicas realizadas permiten medir dos tipos de percepción espacial: la bidimensional y la tridimensional, y evaluar las diferencias cognitivas entre ambos sexos.

¿Qué es la inteligencia espacial?

La inteligencia espacial es reconocida como una de las 8 inteligencias múltiples. Aunque no seamos conscientes, de ella depende nuestro nivel de éxito realizando multitud de tareas cotidianas.

La percepción espacial, por su parte, es la habilidad cognitiva que nos permite crear una representación mental del medio que nos rodea, identificar el entorno, percibir el espacio y orientar y dirigir nuestros movimientos. Dentro de los tipos de percepción espacial, este estudio se centra en la bidimensional y la tridimensional.

La percepción espacial bidimensional

En la percepción espacial bidimensional solamente existen dos dimensiones: ancho y alto, es decir, no hay volumen.

Cristina Nafría./ Imagen cedida por CogniFit

Cristina Nafría./ Imagen cedida por CogniFit

Según los datos recogidos, no existen diferencias significativas entre hombres y mujeres en la ejecución de tareas que requieren manipular mentalmente objetos y sus partes en un espacio bidimensional. Este análisis, sitúa incluso la ejecución de las mujeres de 18-34 años ligeramente (1.6%) por encima de ellos.

Según Cristina Nafría, neuropsicóloga de CogniFit, “estos datos podrían ayudar a desmentir el mito de que las mujeres son menos eficientes que los hombres interpretando un mapa”.

¿Eres capaz de interpretar bien un mapa?, ¿Se te da bien resolver rápidamente los laberintos en un pasatiempos?, ¿Mantienes buena organización espacial cuando pintas o dibujas? Si la respuesta a estas preguntas ha sido afirmativa, los niveles de percepción espacial bidimensional serán adecuados.”

La percepción espacial tridimensional

Un espacio tridimensional vendría dado por una dimensión de proximidad o alejamiento respecto a nosotros. Por tanto, las actividades que realizamos en interacción con nuestro entorno se dan en este espacio tridimensional.

Los datos recogidos en el análisis prueban que los hombres demuestran mayor destreza cognitiva (7.5%) interpretando y procesando información espacial en clave de profundidad.

Como explica Cristina Nafría, “estos datos cognitivos podrían confirmar el mito de que los hombres presentan una mayor eficacia de ejecución en tareas que requieren manipular mentalmente información tridimensional, como podría ser aparcar un vehículo o conducir sin pisar la línea blanca del carril”.

En tu día a día, ¿te cuesta encontrar ese bar en el que has quedado si no te envían la ubicación por Google Maps aunque conozcas la zona?, ¿eres de los que para aparcar tienes que hacer mil maniobras o chocas contra el bordillo o con el coche de atrás aun mirando por el retrovisor?, ¿te has fijado si al conducir sueles pisar la línea blanca del medio? Si te pasa alguna de estas cosas de forma habitual, puede ser que tu percepción espacial en el espacio tridimensional no sea tan buena como creías.

¿A qué se se deben las diferencias entre hombres y mujeres?

Investigaciones recientes ponen de manifiesto que, en parte, son debidas a los diferentes estilos o estrategias cognitivas que utilizan hombres y mujeres a la hora de orientarse.

Por ejemplo, piensa cuando vas de excursión a la montaña y quieres volver al coche, ¿te es fácil recordar (y volver) dónde has aparcado?, ¿sabrías decir dónde te encuentras?, ¿o eres de los que necesitan fijarse en algunos puntos de referencia para encontrar el camino de regreso? (como por ejemplo, un árbol peculiar en una curva, una señal, una piedra con una forma especial…).

Si eres de los primeros es probable que utilices un sistema de orientación cartesiano, basado en el uso de los puntos cardinales (norte, sur, este y oeste), y, según la investigación más propio de los hombres; si, en cambio eres de los segundos utilizas un sistema basado en puntos de referencia, que es el que suelen utilizar siempre las mujeres.

Según la evaluación llevada a cabo por Cognifit, el óptimo desarrollo de la percepción espacial se encuentra en el rango de edad de los 25 a 34 años. A partir de esa edad, la capacidad de integrar la percepción del entorno decae de forma progresiva.

Para la neuropsicóloga, “estos datos se corresponden con el cénit cognitivo. A partir de esta edad, a medida que envejecemos algunas capacidades cognitivas pueden irse deteriorando poco a poco de forma natural”.

La buena noticia es que nuestro cerebro tiene lo que llamamos plasticidad cerebral, que no es más que la capacidad del cerebro para cambiar su estructura y funcionamiento, crear nuevas conexiones, mejorar y aprender.

Así, aunque existan estas diferencias en la percepción espacial entre hombres y mujeres y a partir de una edad tendamos al declive cognitivo, es posible mejorar nuestras funciones cerebrales y ayudar a ralentizar su envejecimiento con un entrenamiento y ejercicios adecuados.

infografía con 10 ejercicios para entrenar la percepción espacial

Infografía realizada por EFEsalud./ Fuente: CogniFit

Fuente: Noticias EFE – Salud.