Estudian los carnívoros salvajes para interpretar los de yacimientos prehistóricos europeos

EVOLUCIÓN HUMANA EFEFUTURO.- El Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana (CENIEH) ha iniciado una nueva línea experimental con carnívoros ...
publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
0

EVOLUCIÓN HUMANA

EFEFUTURO.- El Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana (CENIEH) ha iniciado una nueva línea experimental con carnívoros salvajes para caracterizar las modificaciones causadas por estos animales en yacimientos arqueológicos prehistóricos.

EFEFUTURO BURGOS Viernes 24.06.2016

Ruth Blasco, especialista en Tafonomía del CENIEH, lidera esta nueva línea experimental con animales salvajes en el Pirineo catalán con el objetivo de simular escenarios para establecer modelos de las actuaciones de grandes y pequeños carnívoros y extrapolar los resultados obtenidos a yacimientos arqueológicos pleistocenos europeos, ha explicado el CENIEH a través de un comunicado.

Aunque la variedad de agentes y procesos que pueden actuar potencialmente durante el proceso de formación de los yacimientos es amplia, los agentes biológicos acumuladores por excelencia son los homínidos y los carnívoros.

Ambos predadores intervienen sobre los animales con la misma finalidad nutritiva y, por ello, algunas de las evidencias dejadas a su paso son similares.

Tanto homínidos como carnívoros pueden compartir los mismos espacios habitables

A esto hay que añadir que tanto homínidos como carnívoros pueden compartir los mismos espacios habitables, en cuevas o abrigos, y llegar incluso a intercalar sus ocupaciones de forma casi inmediata.

Este fenómeno genera en ocasiones una amalgama de eventos superpuestos que dificulta las interpretaciones arqueológicas, lo que requiere caracterizar las actuaciones de ambos predadores y encontrar elementos diagnósticos que las diferencien.

Los estudios sobre la actualidad basados en la observación y experimentación son una herramienta fundamental para caracterizar y modelizar las conductas de predación de los carnívoros salvajes, para aislar su acción en el pasado de la que se puede atribuir a los homínidos.

Las series experimentales, que implican tanto a grandes carnívoros, como el oso pardo, como a pequeños carnívoros, por ejemplo el zorro o el tejón, se han desarrollado principalmente en el Pirineo de Lleida, especialmente en el Parc Natural de l’Alt Pirineu, donde no existe ningún condicionante humano que pueda alterar el comportamiento de los animales.

Este planteamiento experimental surgió en 2010 para dar respuesta a la complejidad ocupacional de algunos yacimientos pleistocenos, como por ejemplo la Cova del Toll, en Moià (Barcelona), donde una de las principales especies representadas es el oso de las cavernas (Ursus spelaeus).

Los primeros resultados experimentales fueron publicados en la revista PLOS ONE en 2014.

Este proyecto en “Neotafonomía” cuenta con el permiso, supervisión y colaboración de los equipos de Seguimiento del Oso Pardo, el Parc Natural de l’Alt Pirineu, y el Departament d’Agricultura, Ramaderia, Pesca i Alimentació de la Generalitat de Catalunya.

Por su parte, la línea experimental se enmarca dentro del proyecto de investigación “Compartiendo el espacio: la interacción entre homínidos y carnívoros en el Noreste Peninsular”, cofinanciado por la Generalitat de Catalunya. EFEfuturo

Fuente: EFE Noticias – Futuro