Hepatitis C: abordaje multidisciplinar, centrado en el paciente

HEPATITIS C Apostar por un enfoque multidisciplinar e integral de la hepatitis C y poner al paciente en el centro de la diana es fundamental para poder ...
publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
0,20

HEPATITIS C

Apostar por un enfoque multidisciplinar e integral de la hepatitis C y poner al paciente en el centro de la diana es fundamental para poder combatir la enfermedad. Prevención, diagnóstico, tratamiento y seguimiento deben ser cuatro pilares en el abordaje de la enfermedad. Así lo recoge un reciente, amplio y completo informe

:)

MADRID/EFE/ROCÍO GALÁN Viernes 10.06.2016

La hepatitis C ha sido, con toda probabilidad, una de las enfermedades cuya perspectiva ha cambiado de forma radical en los últimos tiempos. Los nuevos tratamientos y la aprobación del Plan Estratégico para el Abordaje de la Hepatitis C marcaron un hito en la historia de la enfermedad, y muchos pacientes han recuperado, literalmente, su vida gracias a estos logros.

Para Antonio Bernal, miembro de la Federación Nacional de Enfermos y Trasplantados Hepáticos (FNETH) y del Observatorio de la Hepatitis C, “en el último año y medio la perspectiva de los pacientes con hepatitis C ha cambiado radicalmente. Nos encontramos en el momento ideal para establecer unos protocolos de actuación más allá del tratamiento que, además de determinar el rol de cada agente y la relación entre ellos, sitúen a los pacientes de hepatitis C en el centro de todas las acciones”.

Enfoque multidisciplinar y el paciente como protagonista

Por este motivo, el Observatorio de la Hepatitis C presenta el informe ‘La hepatitis C en España: Reflexiones con una visión multidisciplinar’, elaborado por un equipo multidisciplinar de profesionales con experiencia en el área de la hepatitis C.

El documento nace como punto de partida para establecer vías de colaboración entre los diferentes agentes implicados en el cuidado a las personas con hepatitis C y promover así una atención centrada en el paciente. Algunas de las carencias que, pese a los avances, siguen existiendo en torno a la hepatitis C y con el convencimiento de que en la actualidad, la atención a los pacientes con hepatitis C podría ser optimizada en la mayoría de las comunidades autónomas.

Uno de los problemas del abordaje de la hepatitis C en España es la ausencia de registros epidemiológicos, manejándose cifras de entre 526 mil y 877 mil personas infectadas por el VHC (virus de la hepatitis C).

un grupo de personas mirando al cielo con las manos levantadas

EFE/Guillermo Legaria

El Plan Estratégico, pese a suponer un gran avance, se ciñe al al Sistema Nacional de Salud y no incluye a otros agentes que también interactúan con el paciente, como agentes sociales, educadores, medios de comunicación, empresas privadas, etc.; ni detalla por tanto el rol que cada uno de ellos debería cumplir.

La mortalidad asociada a la enfermedad (se estima que la mortalidad atribuible al VHC en España es de 10 muertes al día), el coste económico y el social, hacen necesario generar una estrategia integral que tenga en cuenta todos los factores en las determinadas fases de intervención.

Así, la propuesta de este informe se estructura en los cuatro pilares de abordaje fundamentales para una enfermedad infecciosa de este tipo: prevencion, diagnóstico, tratamiento y seguimiento.

Prevención: más allá de evitar la transmisión

En España siete de cada 10 personas infectadas por el virus de la hepatitis C lo desconocen, pudiendo convertirse en fuentes de transmisión involuntarias. Por este motivo, el informe incide en la necesidad de la detección precoz para evitar tanto las transmisiones como el avance de la enfermedad a medio y largo plazo.

Para reducir la incidencia de la hepatitis C, el Observatorio reflexiona acerca de poner en marcha campañas de información adaptadas a distintos segmentos de la sociedad incluyendo a aquellos profesionales cuya labor pueda implicar algún riesgo de infección para ellos o sus clientes.

Así, peluqueros, esteticistas o tatuadores también deben conocer qué es y cómo se transmite la hepatitis C para evitar transmisiones.

Otra faceta de la prevención está dirigida a promover el diagnóstico en poblaciones prioritarias y debe desarrollarse a través de cribados con el objetivo de que las personas con VHC puedan empezar el tratamiento lo antes posible.

Uno de los retos de la prevención pasa por evitar la reinfección de las personas curadas: “los hepatólogos tenemos un rol importante en esta tarea: el de informar a los pacientes curados de los riesgos y las consecuencias de las reinfecciones”, apunta la doctora Marina Berenguer.

En el terreno del tratamiento, si bien en los últimos años se han producido grandes avances como resultado de los nuevos medicamentos contra el VHC, este informe defiende la importancia de seguir trabajando para la elección del mejor tratamiento para cada paciente y el fomento de la adherencia.

En este sentido, Antonio Bernal señala que “el paciente tiene un rol crucial en el cumplimiento del tratamiento, con la ayuda de otros profesionales como el personal de enfermería, el farmacéutico hospitalario y las organizaciones de pacientes, que pueden realizar funciones de apoyo, recordatorio y vigilancia”.

Diagnóstico, tratamiento y seguimiento

Imagen de un profesional sanitario manejando unos botes de análisis de sangre

EFE/Christian Brun

Es necesario, en el área del diagnóstico, conseguir la capacitación de los profesionales sanitarios para que detecten y gestionen cualquier caso de sospecha. Además, también es necesario establecer un protocolo que optimice la transición entre niveles asistenciales.

Garantizar la equidad, estableciendo un orden de acceso al tratamiento es otro punto de los planteados en el informe. En este marco de tratamientos, también es importante la promoción de una mayor y mejor adherencia a los mismos, algo fundamental para su efectividad.

El seguimiento de los pacientes es otro foco clave, marcando como objetivo conseguir la continuidad asistencial de todos los pacientes que lo necesiten e incidir en el seguimiento de nuevas prácticas.

Fuente: Noticias EFE – Salud.