La amargura cristalina de los padres

LITERATURA A veces, los adultos nos empeñamos en ocultar nuestras preocupaciones y sentimientos a los niños, y no nos damos cuenta de que es un esfuerzo ...
publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
0
LITERATURA

A veces, los adultos nos empeñamos en ocultar nuestras preocupaciones y sentimientos a los niños, y no nos damos cuenta de que es un esfuerzo inútil, ya que nuestros hijos, a pesar de que piensen menos que nosotros en los avatares de la vida, emocionalmente se dan cuenta de casi todo lo que ocurre a su alrededor, más aún si cabe cuando la angustia aflige el corazón de su madre o de su padre; incluso se fijan en los detalles más fugaces, como una mirada de refilón, un reproche entre palabras anodinas o un gesto de agotamiento familiar que nace en el dedo índice de una mano

Estados de ánimo

Acabamos de llegar a Rioseco (el pueblo de Asturias del que procede Germán) y estamos cenando Germán y yo con los niños, deseando que terminen y se vayan a la cama de una vez. Estamos los dos espesos, muy espesos con nuestros problemas de mayores. Y cansados, muy cansados. Ari ladea la cara y pregunta a su padre:

—¿Estás enfadado?

Su padre trata de aparentar normalidad.

—No, no estoy enfadado.

Ari se queda pensando y suelta:

—¿Estás triste?

—No, no estoy triste —dice Germán, impaciente.

Ari vuelve a quedarse pensando, hasta que dice, triunfante:

—¿Estás tonto?

“Estados de ánimo” es un relato breve de la escritora Isabel Cañelles (Editorial Relee).

El personaje Ari, de la serie de relatos El día a día de Elmo y Ari, mira a su padre, que apoya la frente sobre su mano y tiene los ojos cerrados como si estuviera agotado, y le espeta "¿Estás tonto?"

¿Estás tonto?, le espeta Ari a su padre. Fotografía cedida por la Editorial Relee.

Moods

We’ve just arrived at Rioseco (the village in Asturias where Germán is from) and Germán and I are having dinner with the boys, hoping they’ll finish soon and go to bed. The pair of us are heavy, weighed down by our adult problems. And tired, very tired.

Ari tilts his head and asks his father, “Are you mad?”

His father tries to feign normality, “No, I’m not mad.”

Ari thinks for a while and comes out with, “Are you sad?”

“No, I’m not sad,” says Germán, rather impatiently.

Ari thinks again until he says triumphantly, “Are you stupid?”

Traducción: Fionnuala Ni Eigeartaigh.

avatar

Sobre nosotros Goyo

Nací en Santa Cruz de Tenerife y me eduqué en Madrid hasta licenciarme en Ciencias de la Información en la Universidad Complutense. Luego aprendí la profesión periodística en EFE Televisión, un medio de comunicación que me permitió trabajar para Telemadrid, Tele 5, TVE, Antena 3 y otras muchas televisiones locales, nacionales e internacionales. Más tarde me responsabilicé de TVEFE, una sección informativa dedicada a elaborar vídeos de noticias con locución para medios que publican sus ediciones a través de internet, tanto en España, como en Latinoamérica, Brasil, EE.UU. y otros muchos lugares del mundo. Ahora sigo aprendiendo a contar historias y elaboro reportajes multimedia en efesalud.com, una web interactiva que pretende llegar al corazón de [email protected] [email protected]

Etiquetado con: desarrollo, familia, hombre, infancia, mujer, padres, psicología
Publicado en: Mujer e infancia

Fuente: Noticias EFE – Salud.