La biotecnología despunta pero necesita estabilidad económica y política, según el sector

CONGRESO BIOTECNOLOGÍA Efefuturo.- La biotecnología española ha conseguido aportar datos positivos en los últimos años y atrae cada vez más la atención de ...
publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
0
CONGRESO BIOTECNOLOGÍA

Efefuturo.- La biotecnología española ha conseguido aportar datos positivos en los últimos años y atrae cada vez más la atención de empresas e inversores internacionales, pero, según el sector, necesita “una estabilidad presupuestaria a largo plazo alejada de vaivenes” y también política, que otorgue confianza.

Noemí G. Gómez BARAKALDO Miércoles 28.09.2016

Hoy en Barakaldo ha arrancado la octava edición del Encuentro Internacional de Biotecnología, Biospain 2016, que durante tres días atrae a unos 1.500 delegados de 28 países, entre ellos investigadores, empresas e inversores (este años cuenta con la presencia de 45 fondos de inversión nacionales e internacionales).

Los organizadores del evento, que se celebra cada dos años, son la Asociación Española de Bioempresas (Asebio) y la Agencia Vasca de Desarrollo Empresarial (SPRI), dependiente del Gobierno Vasco.

En rueda de prensa, el director general de Asebio, Ion Arocena, ha explicado que los inversores extranjeros buscan confianza en el entorno legal, social, económico y político y, a su juicio, España “tiene ahora más facilidades para la atracción de esta inversión”.

En 2015 tres empresas españolas recibieron compromisos de inversión de 71 millones de euros (Sanifit, Minoryx y Palobiofarma) procedentes de inversores internacionales, según Asebio.

¿Afecta la falta de gobierno?

Preguntando sobre si la falta de gobierno en el país puede afectar a las inversiones extranjeras en biotecnología, Arocena ha asegurado que aún es pronto para conocer los datos, aunque ha dicho que “sí puede haber gente -inversores- esperando, no retrayéndose, pero sí esperando hasta que se aclare la situación del gobierno“.

“La administración tiene una gran inercia pero no conviene forzar el límite”, ha subrayado Arocena.

Biospain 2016 atrae a 1.500 participantes de 28 países. NGG/EFE.

Biospain 2016 atrae a 1.500 participantes de 28 países. NGG/EFE.

Por su parte, Alexander Arriola, director general de SPRI, ha detallado que Euskadi dedica el 2,1 % de su PIB a I+D+i y que la “situación es sana y fuerte”, aunque hay retos que son oportunidades, como la de ampliar el tamaño de las empresas para competir “de tú a tú” con las grandes multinacionales del sector.

Según datos del último informe de Asebio, el 10,35 % del PIB depende ya de la biotecnología (empresas dedicadas a la biotecnología y las que se declaran usuarias. En 2008 apenas suponía el 2,98 %).

La cifra de negocio de este sector en 2014 (último año del que se disponen datos) fue de 107.788 millones de euros, el 13,28 % más respecto a 2013.

En 2015 se crearon 52 nuevas empresas biotecnológicas, y es Cataluña la comunidad con mayor número (19), seguida de País Vasco (11) y Andalucía y Galicia, 4 cada una.

En Biospain 2016 se va a hablar estos días de empleo, pacientes, fármacos, alzhéimer o malaria.

Proyecto de malaria basado en la heparina

Hoy se ha presentado un acuerdo entre el Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC), el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y la compañía biotecnológica Bioibérica para estudiar nuevas estrategias para combatir la malaria basadas en nanomedicina.

En concreto, se explorarán nuevos compuestos derivados de la heparina y desprovistos de actividad anticoagulante, tanto en humanos como en insectos.

Para ello, se analiza la capacidad de esta sustancia unida a nanopartículas -dicha unión minimiza su actividad anticoagulante, lo que hasta ahora había sido un problema para llevar la heparina hacia aplicaciones clínicas-.

Ejercería así una doble actividad: como agente vectorizador de otros antimaláricos y como fármaco en sí mismo.

También se estudia administrar directamente la heparina a insectos y se está testando ‘in vitro’ 19 compuestos derivados de esta sustancia modificados químicamente y con baja capacidad anticoagulante.

Hemos finalizado una primera fase muy interesante; las tres son estrategias que abren la puerta a diseñar nuevos enfoques terapéuticos contra la malaria“, ha resumido Xavier Fernández Busquets, director de la unidad conjunta de Nanomalaria de IBEC e ISGlobal.

Fuente: EFE Noticias – Futuro