La magia inocente del agua

LITERATURA Una de las grandes diferencias entre los niños y los adultos es que nosotros damos por sabidas cosas tan obvias como el curso del agua por las ...
publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
0,20

LITERATURA

Una de las grandes diferencias entre los niños y los adultos es que nosotros damos por sabidas cosas tan obvias como el curso del agua por las cañerías, mientras que ellos necesitan visualizar su origen y su destino una vez que la beben y cierran el grifo con un gesto manual realmente tan sencillo; maravilla inodora, insípida e incolora que no está al alcance de millones y millones de personas en todo el planeta, mucho menos aún de los más pequeños de la casa

MADRID / EFE / GREGORIO DEL ROSARIO Domingo 13.03.2016

El líquido elemento

Llaman al timbre. Es una vecina para avisar de que han cortado el agua en todo el vecindario.
-¿Quién era, papá? -pregunta Elmo.
-Nada, que se ha ido el agua -le responde Germán.
-¿Cómo?
-Que no hay agua. No tiréis de la cadena, ¿vale?
-¿No hay agua en ningún grifo?
-No.
-¿No podemos beber agua?
-No, hasta que vuelva no podemos beber.
-Pero es que tengo sed. Quiero beber agua.
-Vaya, pues no puede ser.
-¡Qué mala suerte! ¡Pero qué mala suerte! ¿Cómo podemos tener tan mala suerte?
-Bueno, hijo, tampoco es para tanto.
Elmo se queda pensando, y luego dice:
-Papá.
-Qué.
-¿Y a dónde se ha ido el agua?

El líquido elemento“, es un relato breve de la escritora Isabel Cañelles (Editorial Relee).

Una mano izquierda sujeta un vaso de agua mientras se llena con el agua procedente de un grifo del fregadero de una cocina moderna.

El agua potable sale del grifo, llena el vaso y se marcha por el sumidero. EFE / Lindsey Parnaby

The liquid element

There’s a ring at the door. It’s a neighbour telling us that they’ve cut the water supply in the whole neighborhood.
“Who was it, Dad?” asks Elmo.
“Nothing, just that the water’s gone,” replies Germán.
“What?”
“There’s no water. Don’t flush the toilet, okay?”
“There’s no water in any of the taps?”
“No.”
“We can’t drink water?”
“No, we can’t drink until the water comes back.”
“But I’m thirsty. I want to drink water.”
“Well, I’m afraid you can’t.”
“What bad luck! What bad luck! How can we be so unlucky?”
“Well, it’s not that big a deal.”
Elmo thinks for a minute and then asks,
“Dad.”
“What?”
“And where has the water gone?”

Translation/Traducción: Fionnuala Ni Eigeartaigh.

Fuente: Noticias EFE – Salud.