Las creencias erróneas sobre el pan

HÁBITOS ALIMENTACIÓN Los españoles consumen menos raciones de pan de las aconsejadas, dos al día; prefieren el blanco de barra frente a otros tipos, como ...
publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
0,10

HÁBITOS ALIMENTACIÓN

Los españoles consumen menos raciones de pan de las aconsejadas, dos al día; prefieren el blanco de barra frente a otros tipos, como el integral, y se constata que personas con sobrepeso suelen restringir este alimento al considerar que engorda. Así lo refleja un estudio de la Universidad Complutense sobre conocimientos y creencias sobre el pan

:)

MADRID/EFE/ANA SOTERAS Jueves 25.08.2016

Comemos 3,5 raciones de cereales y legumbres al día, dos de ellas corresponden al pan. Una media de consumo por debajo de las seis raciones diarias de hidratos de carbono que recomiendan las guías alimentarias como base de una alimentación equilibrada, más del 50% del total de la dieta.

Esta es una de las conclusiones del estudio “Influencia del consumo de pan en la calidad de la dieta y hábitos alimentarios de adultos españoles” elaborado por el equipo investigador del Departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid y la campaña “Pan cada día”, iniciativa que promueve el conocimiento del pan y otros cereales.

Este estudio estadístico, de abril de 2016, se realizó sobre una muestra de 311 adultos (134 hombres y 177 mujeres) con edades comprendidas entre los 18 y los 50 años procedentes de Madrid, Málaga y Pontevedra.

“El objetivo es profundizar en los conocimientos, creencias y opiniones en torno al pan, así como en sus hábitos de consumo y analizar la asociación entre el consumo de este alimento y la calidad de la dieta de la población adulta”, señala el estudio.

Dos raciones de pan blanco al día

Foto cedida: Campaña "Pan cada día".

Foto cedida: Campaña “Pan cada día”.

Dos raciones de pan, de unos 50 gramos cada una, es la media de consumo y el desayuno, comida y cena los momentos escogidos para degustarlo.

El tipo de pan más consumido es el blanco de barra (49,5%) seguido por el integral de barra (12,6%); el pan de molde blanco (11,2%); el molde integral 8,9%; el integral tostado (6,9%); el blanco tostado (3,8%); los de hamburguesa y perrito (2,8%) y otros (4,3%).

Hábitos correctos

“Las personas con un mayor consumo de pan, tienen hábitos alimentarios más correctos. Además, su ingesta de energía y nutrientes es más próxima a la recomendada y el padecimiento de sobrepeso/obesidad es menor que en las personas con un consumo de pan más bajo”, señala otra de las conclusiones.

En el estudio se ha constatado que los encuestados presentan un perfil calórico y lipídico desequilibrado, con una ingesta excesiva de proteínas, grasa, grasa saturada y azúcares sencillos, y escaso aporte de hidratos de carbono, aunque aquellos que consumen habitualmente menos de dos raciones de pan al día, tienen un perfil calórico más desequilibrado, con un mayor aporte calórico por parte de las grasas y un menor aporte de energía procedente de los hidratos de carbono que los que consumen más pan.

El mayor consumo de pan también va parejo con el mayor aporte de fibra. Además, las personas que comen más pan, cubren mejor sus ingestas recomendadas de tiamina, niacina, folatos, vitamina D, hierro y selenio, y hay un menor porcentaje de adultos en este grupo con ingestas inferiores a las recomendadas de tiamina, vitamina B6, folatos y selenio.

Más pan no es igual a más peso

El porcentaje de adultos con exceso de peso no es significativamente diferente entre los que tienen un consumo de pan menor a dos raciones/día o igual o superior a esta cantidad. Sin embargo, hay un mayor porcentaje de individuos con sobrepeso en el grupo que toma habitualmente menos pan, posiblemente debido a que las personas con sobrepeso estén restringiendo el consumo de este alimento, ya que también es este grupo el que considera, de forma más frecuente, que el pan engorda, apunta la investigación.

Por otro lado, al analizar el consumo de pan y el tipo de pan consumido en función de la situación ponderal, las personas con exceso de peso, tienen un consumo de pan similar al de las personas con peso inferior, pero toman menos cantidad de pan integral que aquellas, lo que pone de relieve la importancia de incrementar el consumo de cereales integrales.

Desconocimiento nutricional

Cesta de pan para ilustrar un estudio sobre la utilización de este alimento en la dieta. Efesalud.com

En este estudio de la Universidad Complutense se refleja el desconocimiento nutricional de los encuestados.

Sólo el 22,4% de los adultos creen, de forma acertada, que los alimentos que hay que consumir en mayor proporción dentro de una dieta equilibrada son los cereales y legumbres, de los que hay que comer, al menos, seis raciones/día, mientras que la mayor parte de la población (60,4%) piensa que son las verduras y hortalizas, cuyo consumo aconsejado es de tres a cinco raciones/día.

Con respecto al pan, el 44,8% de los adultos estudiados creen que sólo se debe tomar pan una vez al día. Además, opinan que la cantidad de pan que debe consumir un adulto es, de media, 81,55 gramos/día.

El 40,7% de la población cree que el pan engorda y el 16,2% que el pan solo aporta energía. Además, el 13,2% de los estudiados declaran que es falso y, cerca del 50% no saber, que el pan integral puede ayudar en el control de la diabetes. Además, sólo el 12,9% de los adultos afirman, de forma acertada, que en una dieta equilibrada los hidratos de carbono deben aportar más del 50% de la energía, siendo la opción más contestada a esta pregunta, que deben aportar entre el 20 y el 30% de la misma.

Fuente: Noticias EFE – Salud.