Llegan los cascos inteligentes

CASCOS PROTECCIÓN EFEFUTURO.- Su función es proteger la cabeza (y por tanto el cerebro) en entornos laborales, en la carretera o al practicar determinados ...
publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
13,30
CASCOS PROTECCIÓN

EFEFUTURO.- Su función es proteger la cabeza (y por tanto el cerebro) en entornos laborales, en la carretera o al practicar determinados deportes, pero pueden ser mucho más. Los últimos avances en materia de cascos han dado lugar a sistemas que mejoran su esencial acción protectora, permiten proyectar datos sobre el visor o cuentan con cámaras para poder tener visión de 360 grados. Son los “smarthelmets”.

Llegan los cascos inteligentes

Vicis Zero1

El fútbol americano es un deporte que implica constantes choques entre jugadores de más de 100 kilos de peso en el que a pesar de las protecciones el cuerpo sufre brutales impactos en los placajes.

A raíz de los fallecimientos prematuros de algunas estrellas de este deporte existe una creciente preocupación por los golpes en la cabeza que sufren los jugadores ya desde su juventud. Investigadores de la Universidad de Boston (EE.UU.) han identificado la bautizada como Encefalopatía Traumática Crónica (CTE) en el 96 por ciento de jugadores de fútbol americano que han examinado. Esta enfermedad puede derivar en pérdida de memoria, depresión y demencia y se cree es fruto de los repetitivos golpes en la cabeza que reciben los jugadores profesionales.

En plena polémica sobre esta circunstancia vinculada a uno de los deportes más populares de Norteamérica -a raíz de una nueva película que va a estrenar Will Smith-, se ha producido la presentación en la Feria Consumer Electronic Show (CES) de Las Vegas de un nuevo casco que podría mitigar este tipo de lesiones gracias a la tecnología.

El casco Zero1 de Vicis es fruto del trabajo de ingenieros y neurocirujanos y su acción se basa en cuatro capas que recobren la cabeza del deportista y tienen la capacidad de deformarse para absorber el impacto sin que esa presión se traslade al cráneo de la persona. Quizá la más determinante de esas capas sea la que está compuesta por decenas de pequeñas columnas de un material empleado en la industria aeroespacial que se mueven omnidireccionalmente. Ha sido sometido a rigurosas pruebas que avalan su eficacia.

Casco de moto con Head up display

Los vehículos de alta gama empiezan a incorporar pantallas transparentes que alzamos a voluntad justo de tras del volante.

El objetivo de estas “Head up displays” es ofrecer al conductor información importante relacionada con el funcionamiento del coche o la ruta sin que tenga que aparatar la mirada de la carretera y dejar las otras pantallas que pueda llevar el coche para otras funciones como la música, la climatización, etcétera.

En el CES de Las Vegas se ha podido ver el primer intento de llevar esta innovación a las matos y el resultado es este casco de BMV donde el motorista cuenta con una pantalla sobre su ojo que pone información útil a su disposición sin ni siquiera tener que bajar la vista para saber a qué velocidad circula, la marcha que lleva metida o las revoluciones. Incluso es capaz de reconocer señales de tráfico para mayor seguridad. Sus baterías pueden durar hasta cinco horas.

La compañía ha anunciado que podría llegar al mercado en unos pocos años.

Visión trasera e información práctica por 1.400 euros

En este caso, el Skully AR-1 es un producto que se puede comprar ya sin problemas desde cualquier parte del mundo por cerca de 1.400 euros.

El casco cuenta con cámaras traseras que proyectan sobre una pantalla a la altura de los ojos todo lo que ocurre a espaldas del motorista, en una visión de 180 grados. Además, incorpora otra información como la velocidad o puede servir de navegador.

En este caso implica un simple y fugaz vistazo a un lado –no está delante de los ojos- para ver los retrovisores “virtuales” sin tener que desviar tanto la mirada como en unos retrovisores físicos y sin los temidos ángulos muertos. Incluso permite una función de manos libres para atender llamadas telefónicas.

Cómo convertir un casco normal en un “smarthelmet”

El Fusar mohawk es un dispositivo que permite convertir cualquier casco estándar en uno inteligente, ya sea de bici, skate o moto. En cierto modo funciona como una cámara de acción tipo G-Pro parar registrar en vídeo y fotos nuestra actividad deportiva, pero tiene bastantes más cualidades que hacen mucho más interesante este producto.

Es como llevar varios dispositivos integrados en uno solo, pues permite ser usado como navegador, atender llamadas, compartir información en redes sociales… Pero cuenta con una función crucial para deportes de riesgo. Tiene prefijados unos contactos de familiares o amigos para avisarles en caso de que suframos una caída o accidente.

Incluso puede registrar los dos minutos previos al percance, algo importante si hemos sufrido un choque con otro vehículo o en casos de atropellos a ciclistas. También permite localizar rápidamente los centros sanitarios más cercanos, por si alguien nos encuentra tirados en medio de la carretera y cada minuto será crucial para salvar la via o tener menos secuelas.

Visión de 360 grados

La compañía BRG Sports, junto con 360FLY, ha anunciado también en el CES su nueva línea de cascos inteligentes que destacan por la apuesta decidida por las cámaras, en este caso algo tan brutal y potente como la bautizada como 360fly, que graba vídeo en calidad 4K en un ángulo esférico de 360 grados.

La cámara integra un potente sensor GPS para geolocalizar las imágenes, así como otros sensores como barómetro, altímetro y acelerómetro todo ello movido gracias a un procesador Qualcomm Snapdragon 800, como el que llevan muchos móviles de alta gama.

La cámara incluso se puede extraer del caso y ser usada en mano por el usuario. Sólo la cámara cuesta unos 370 euros.

Realidad aumentada y rayos X

A diferencia de los anteriores modelos, pensados para la circulación o el deporte, el Daqri Smart Helmet que llega de la mano de Intel está orientado al mundo de la construcción y la ingeniería.

Gracias al chip M7 de Intel y RealSense y la innovadora cámara 3D ofrece un tipo de realidad aumentada que permite a un operario, arquitecto o ingeniero observar, por ejemplo, las canalizaciones y tuberías de un edificio para valorar si todo está en orden y no hay fugas o fallos.

También se pueden ver los diagramas de cableado y observar todo tipo de detalles, mapas, instrucciones de los trabajadores, normas de seguridad… Distintas compañías del mundo de la construcción, el petróleo o la industria aeroespacial han hecho los test en situaciones y con proyectos reales.

Está previsto que salga a la venta en los próximos meses.

 

Etiquetado con: cascos, protección
Publicado en: Dispositivos

Fuente: EFE Noticias – Futuro