Lo que no puedes olvidar antes de viajar con niños

PEDIATRIA Con esta guía de viaje los expertos en salud y prevención nos facilitan toda la información necesaria para planear de forma eficaz los viajes en ...
publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
0

PEDIATRIA

Con esta guía de viaje los expertos en salud y prevención nos facilitan toda la información necesaria para planear de forma eficaz los viajes en compañía de los niños. EFEsalud recopila las principales recomendaciones para tener una experiencia gratificante y sin imprevistos

:)

MADRID/EFE/MARÍA FERNANDA AYALA Viernes 29.07.2016

Pasar unos días en la playa, realizar una excursión por las montañas, o reservar una estancia en un hotel con todo incluido, son algunas de las opciones para descansar en los días libres de verano. Pero antes de emprender el viaje, en coche, tren o avión, es indispensable hacer un listado de aquellas cosas que no debemos olvidar.

Toma nota de estas recomendaciones realizadas por tres especialistas y convierte tus vacaciones acompañado con tus hijos en una experiencia gratificante.

1. Instala la sillita para bebés

Cuando viajamos en coche es indispensable revisar si estos asientos o “sillitas” son los adecuados para el menor, comprobar su correcta instalación, y el estado de los cinturones de seguridad.

“Recordemos también la probabilidad de que algún niño pueda marearse”, indica la doctora Belén Aguirrezabalaga, pediatra del Centro de Salud Contrueces-Vega en Gijón. Para ello, es conveniente evitar darle comidas copiosas antes del viaje, y llevar bolsas de plástico para una emergencia.

Tampoco se aconseja el uso de aparatos electrónicos, ya que “fijar la vista en un punto cercano incrementa la sensación de mareo”, explica la pediatra.

mujer y niño probando alimentos

Imagen cedida por Boehringer Ingelheim

2. Bebida y comida para los pequeños

Los pediatras recomiendan consumir algunos alimentos y bebidas para los trayectos cortos en avión, porque pueden ayudar a combatir las molestias en los oídos de los niños.

3. Tarjeta sanitaria y la cartilla de vacunas

No olvides tener las vacunas al día. Hay algunos países donde se requieren vacunas adicionales con carácter obligatorio. Si la estancia es en el extranjero debes informarte de los convenios sanitarios en el país de destino. “Puede ser útil contratar un seguro general de viajes o un seguro especial en aquellos países donde los riesgos sanitarios son importantes”, aconseja la doctora Aguirrezabalaga.

5. ¿Qué tipo de ropa llevar?

La pediatra sugiere llevar ropa “cómoda y holgada”. Si vamos a llevar los niños a la playa y van a estar expuestos al sol, no deben faltar las camisetas de manga larga. Estas prendas son especialmente recomendadas para zonas donde abunden los mosquitos, transmisores de enfermedades infecto-contagiosas.

6. Asegúrate de conseguir el protector solar y el repelente

En caso de ir a una zona con mosquitos es necesario llevar un repelente. Si es la primera vez que se utiliza uno de estos productos, es recomendable observar si se genera algún tipo de reacción alérgica en la piel.

Buen uso de la protección solar en niños

EFE/Larry W.Smith

Con respecto a las cremas solares, es recomendable que tengan factor de protección, resistentes al agua, con filtro siempre superior a 15. Aún así, se debe evitar la exposición solar prolongada, especialmente en las horas centrales, utilizar sombrilla, o buscar sitios con sombra, y utilizar gafas de sol con filtros UVA/UVB.

Según lo advierte la “Guía para Padres sobre la Prevención de lesiones no intencionadas en la edad infantil”, los bebés menores de 6 meses nunca deben estar bajo los rayos directos del sol.

7. ¿Qué debe ir en el botiquín?

Para la doctora Belén Aguirrezabalaga, es conveniente llevar un mínimo de imprescindibles para solucionar pequeños problemas: gasas, tiritas, algún antiséptico, antitérmico de uso habitual.

Tampoco hay que olvidar los medicamentos prescritos por el médico. En caso de viajar con niños que tienen enfermedades crónicas, como asma o rinitis, debemos asegurarnos de llevar la medicación necesaria para toda la estancia programada.

8. Plan de actividad para “grandes y niños”

Un niño jugando al fútbol en la playa de Ipanema de Río de Janeiro. EFE/Antonio Lacerda

EFE/Antonio Lacerda

Para la psicóloga infantil Paloma Méndez, del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, adaptar el destino de las vacaciones a la edad y los intereses de los hijos garantiza que haya menor estrés.

“Lo mejor es optar por un lugar que tenga alternativas que le gusten a ambas partes” sugiere al psicóloga, e invita a “practicar actividades juntos, como ir a la playa o de excursión, tomar un helado, o jugar a las cartas”.

Durante el viaje evita posibles problemas de salud

Es frecuente escuchar que tras unas vacaciones queden secuelas de los pocos cuidados con los oídos de los niños. Frente a este tema, el doctor Matías Jiménez Iniesta, médico del servicio de 24 horas de Sanitas, advierte que “en los bebés es recomendable secar los oídos con una toalla o gasa húmeda tras el baño, y usar bastoncillos solo superficialmente”.

Los excesos en las comidas durante las vacaciones también se traducen en problemas del aparato digestivo de los niños. Por eso se deben “extremar las precauciones con la ingesta de agua corriente, sobre todo en el extranjero. En cuanto a los alimentos hay que tener cuidado con las salsas vegetales, con el pescado y marisco crudo, así como con los helados artesanales”, añade el doctor Jiménez.

Otra de las patologías más frecuentes tras el verano es el catarro de vías altas, debido sobre todo al cambio de temperaturas. Para prevenirlo, el doctor Jiménez recomienda no exponerse directamente al aire acondicionado, mantener las fosas nasales despejadas, lavarse las manos después de cualquier manipulación e ingerir gran cantidad de líquido y agua.

Fuente: Noticias EFE – Salud.