No descuides tus pies en primavera

PODOLOGÍA ¿Por qué motivos se acude a una consulta de podología? Sobre todo por durezas o callos en las plantas de los pies. Con la llegada de la primavera ...
publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
0,40

PODOLOGÍA

¿Por qué motivos se acude a una consulta de podología? Sobre todo por durezas o callos en las plantas de los pies. Con la llegada de la primavera y la subida de temperaturas, estos dos problemas se incrementan y, además, se suman otros, como grietas en los talones o hongos en uñas y piel. Cuida tu salud desde la base de tu cuerpo

:)

MADRID/EFE/MIRIAM MUÑOZ Viernes 13.05.2016

Desde hoy EFEsalud amplia sus contenidos sobre Podología con la sección “La salud empieza por los pies”, que cuenta con la colaboración de Podoactiva.

Dentro de una consulta podológica se diferencian principalmente tres tipos de servicios: la biomecánica que se encarga del estudio de la pisada, la quiropodología o podología tradicional, y la cirugía de la uña encarnada.

Las mujeres siguen siendo el perfil que más visita al podólogo por ser las que utilizan calzados que más castigan a sus pies aunque cada vez hay más hombres que demandan los sercicios de podología tradicional.

La doctora Carla Lanuza, de Podoactiva en Huesca, explica a EFEsalud que con la llegada de la primavera se observa un aumento de callos, durezas, grietas en los talones, uñas encarnadas y aparición de hongos.

¿Por qué? La especialista explica el motivo: la gente aún continúa utilizando calzado cerrado, a causa de la inestabilidad temporal, y sus pies se dilatan.

Prepara tus pies para la llegada de la primavera

Lanuza insiste en la importancia de hacer una revisión anual de los pies, pero en el caso de la llegada de la primavera es aún más importante esta visita: “Hay que realizar un correcto corte de uñas, eliminar las durezas y los callos, y alcanzar una buena hidratación”.

Además, el podólogo te “puede recomendar el calzado más adecuado con tus pies”.

La podóloga estudiando los trastornos menores de los pies de un niño.

La podóloga estudiando los trastornos menores de los pies de un niño. Facilitada por ella misma.

¿Eres de aquellos a los que les encanta usar sandalias en cuanto suben las temperaturas? Asegúrate de que tus pies vayan bien sujetos para evitar problemas de inestabilidad y de que la altura del tacón de la sandalia sea de al menos 2 centímetros de altura.

La doctora advierte de que si cumples con estos dos requisitos puedes evitar esguinces de tobillo y sobrecargas de gemelos y de la fascia plantar.

Además, la experta matiza que, “generalmente, las personas que sufren callosidades en la planta del pie, pueden aumentar su aparición con el uso de sandalias”.

Para evitar esta situación “debemos hidratar nuestros pies con crema de urea pudiendo oscilar la concentración entre un 10 o 30% según el grado de sequedad”.

¿Y si eres de los que no se desprenden de sus calcetines? Entonces “puedes evitar la aparición de roces y ampollas”. Sin embargo, Lanuza opina que este uso “es bastante antiestético”.

Combate el mal olor

A veces, por más que nos lavemos los pies, no se va el mal olor.  Se debe principalmente a la bromhidrosis que suele ir ligada a la hiperhidrosis”.
Para combatir este problema tan embarazoso, la experta recomienda:

  • Baños con bicarbonato de sodio que actúan directamente sobre las bacterias que generan el mal olor.
  • Productos comerciales en la modalidad de polvos o spray.

En el caso de que la sudoración del pie sea excesiva se aconseja el uso de fórmulas magistrales personalizadas.

Lanuza recuerda que debemos ser muy cautelosos con el uso de antitranspirantes porque la sudoración se trata de un termorregulador.

Luce unos pies bonitos

Para que nuestros pies estén limpios y siempre radiantes “debemos realizar una buena higiene y secado, hidratarlos correctamente y saber elegir el mejor calzado”.

Tres chicas con las uñas de los pies pintadas.

Tres chicas con las uñas de los pies pintadas. EFE/EPA/ Dennis Sabangan

Además si eres de los que se ha sumado a la moda de pintarse las uñas de los pies es mejor que no se convierta en una rutina: “El uso excesivo de pintauñas puede debilitarla y pigmentar la lámina ungueal”.

Hay que saber cómo hidratar las uñas y cómo usar estos esmaltes porque dependiendo de su color, a veces no nos permiten ver la lámina ungueal y “no sabemos si puede haber hongos o un hematoma subungueal”.

Fuente: Noticias EFE – Salud.