No infravalores el dolor de espalda y trátalo a tiempo

REUMATOLOGÍA El dolor de espalda lumbar encabeza la lista de los problemas de salud crónicos más frecuentes, afectando en España al 18,6% de la población; ...
publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
0,90
REUMATOLOGÍA

El dolor de espalda lumbar encabeza la lista de los problemas de salud crónicos más frecuentes, afectando en España al 18,6% de la población; le siguen la hipertensión arterial, la artrosis y la artritis. La doctora Montserrat Romera, portavoz de la Sociedad Española de Reumatología (SER), analiza en un articulo para EFEsalud esta dolencia

:)

Esculturas humanas a las afueras del centro en el que se exhibe la exposición Esculturas humanas a las afueras del centro en el que se exhibe la exposición “La Fiesta del Cuerpo”/EFE/Iván Alvarado

Las enfermedades reumáticas no son enfermedades menores. Y el dolor de espalda lumbar está a la cabeza de los problemas de salud crónicos. La doctora Montserrat Romera, portavoz de la Sociedad Española de Reumatología (SER), especialista del Servicio de Reumatología del hospital universitario de Bellvitge (Barcelona), divulgadora, bloguera, miembro de diferentes asociaciones nacionales e internacionales,  y profesora, analiza esta patología en el siguiente análisis para EFEsalud.

No está nada mal comenzar el año con buena información sobre esta dolencia desde los conocimientos de una experta.

El dolor de espalda, un problema importante a tratar por el reumatólogo

Por Montserrat Romera

El dolor de espalda lumbar encabeza la lista de los problemas de salud crónicos más frecuentes en España, afectando al 18,6% de la población; seguido de la hipertensión arterial, y de la artrosis, artritis o reumatismo, afecciones reumáticas que ocupan el tercer puesto, según recoge el último informe anual del Sistema Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

En un estudio epidemiológico realizado por la Sociedad Española de Reumatología (EPISER), aproximadamente, el 80% de la población va a sufrir este tipo de dolor en algún momento de su vida, siendo la mayoría de las veces de causa benigna.

Sin embargo, si esta dolencia no se trata a tiempo o de la forma correcta, este dolor puntual puede llegar a ser crónico. Las malas posturas tanto en el trabajo como en la vida diaria, el sedentarismo, la obesidad y algunas actividades –sobre todo laborales- en las que se requiere un gran esfuerzo físico, suelen ser los detonantes de este tipo de dolencia.

La doctora Montserrat Romera, reumatóloga. Efesalud.com

La doctora Montserrat Romera/Foto facilitada por la Sociedad Española de Reumatología

En personas de edad avanzada, el dolor lumbar más frecuente es debido a la artrosis, tanto la que afecta a los discos vertebrales como a las articulaciones de la parte posterior de la espalda, pero también pueden causar dolor una hernia discal -con una prevalencia del 5 al 10%-, una estenosis o estrechamiento del canal vertebral o bien una fractura o aplastamiento vertebral.

Existen una serie de señales de alarma que hacen sospechar al médico que podemos encontrarnos ante un proceso grave como tumores, infecciones o fracturas.

Fracturas vertebrales y osteoporosis

Cuando no se ha producido un traumatismo previo, los aplastamientos vertebrales suelen ser la manifestación clínica de la osteoporosis. Aproximadamente 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 5 hombres mayores de 50 años puede sufrir una fractura osteopórotica a lo largo de su vida.

Estas fracturas suelen ser causa de dolor pero también pueden predisponer a que se presenten más fracturas vertebrales o incluso fracturas de cadera. Existen numerosos factores relacionados con la osteoporosis y es importante detectar todos esos factores para poder diagnosticarla y tratarla antes de que se produzcan las complicaciones.

Ante un dolor lumbar que no mejora con el tratamiento habitual hay que realizar un interrogatorio dirigido, una exploración adecuada y aquellos estudios pertinentes para descartar o confirmar cualquier enfermedad reumática crónica que sin un diagnóstico precoz pueda causar daños irreversibles.

La obesidad y el tabaquismo: factores de riesgo

El hábito de fumar es un factor predisponente para padecer dolor de espalda, pero también aumenta el riesgo de desarrollar otro tipo de enfermedades reumáticas que afectan al sistema inmunológico como la artritis reumatoide y el lupus, y es un factor de riesgo de osteoporosis.

Una modelo con un diseño que parece enjaular la espalda. Efesalud.com

Una modelo muestra una creación de la diseñadora Txell Miras en Barcelona Fashion 2009/EFE/Alberto Estévez

Por otra parte, se ha constatado que la obesidad es un factor de riesgo de artrosis. Los mecanismos son tanto mecánicos como biológicos. Por un lado, aumenta la tensión mecánica sobre las articulaciones y por otro lado son las sustancias secretadas por el tejido adiposo –adipocinas- que ejercen un efecto deletéreo sobre los tejidos articulares.

La obesidad (a través de las adipocinas) también tiene su impacto en enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide, la espondilitis anquilosante y la artritis psoriásica incidiendo en su actividad y en ocasiones reduciendo la respuesta a algunos tratamientos.

En esta misma línea, cabría destacar que la gota (otra de las enfermedades reumáticas) también es más frecuente en los obesos.

Para prevenir el dolor de espalda lumbar es importante evitar cargar pesos, hacer ejercicio para desarrollar la musculatura de la espalda y mantener un estilo de vida saludable.

Las enfermedades reumáticas: incluso desde niños

Por otro lado, es importante desmitificar la creencia de que las enfermedades reumáticas se presentan únicamente en la gente mayor, ya que ciertas patologías que afectan a la espalda suelen iniciarse en la juventud o incluso presentarse en la infancia.

Además, este tipo de enfermedades pueden implicar a otros órganos como son los ojos, los tendones, la piel, el hueso y otras articulaciones del cuerpo. El diagnóstico precoz en estos casos es de vital importancia para evitar que se produzcan daños estructurales irreversibles.

Los reumatólogos disponemos en la actualidad de nuevos tratamientos que, instaurados a tiempo, mejoran el dolor de espalda, evitan la destrucción de las articulaciones y controlan la afectación de los otros órganos. De ahí se desprende la necesidad de dar la importancia que merece a esta dolencia, para que las recomendaciones del especialista no lleguen tarde y el problema no se agrave.

 

Etiquetado con: dolor, enfermedades reumáticas, espalda
Publicado en: Enfermedades

Fuente: Noticias EFE – Salud.

Palabras relacionadas: