Resiliencia, clave para superar un naufragio

FUERZA MENTAL Las personas resilientes tienen más equilibrio emocional frente a situaciones de estrés; ello les permite un mayor control y éxito para ...
publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
0,20

FUERZA MENTAL

Las personas resilientes tienen más equilibrio emocional frente a situaciones de estrés; ello les permite un mayor control y éxito para superar acontecimientos tan traumáticos como el enfrentado por los españoles David Hernández y Marta Miguel, supervivientes de un naufragio de diez días en aguas de Malasia

:)

MADRID/EFE/PILAR GONZÁLEZ MORENO Viernes 13.05.2016

Experto en psicología de emergencias, Luis García Villameriel ha explicado a EFESalud que la resiliencia es clave para salir, incluso fortalecidos, de los embates de la vida y los sucesos extremos.

La cuestión en esta historia, según este especialista que actualmente trabaja en la Fundación Psicología Sin Fronteras, radica en saber si ellos en algún momento han temido por su vida o se han sentido en riesgo.

“Si han sentido desesperanza o se han sentido seguros y pensaban que tenían controlada la situación. El punto clave seria saber cual ha sido el control, si se han visto en riesgo o no”.

Si llegaron a pensar que no sobrevivirían, señala Villameriel, cabe la posibilidad de que desarrollen algún tipo de estrés postraumático, que suele aparecer después de vivir acontecimientos inesperados y muy fuertes: un atentado, un terremoto, un accidente grave …

El español David Hernández Gasulla (d) y la malasia Armella Ali Hassan (c) desembarcan de un hidroavión Bombardier CL415 de la Marina malasia en el aeropuerto internacional de Kota Kinabalu en Malasia hoy, 13 de mayo de 2016. Los españoles Marta Miguel y David Hernández, que desaparecieron hace once días cuando navegaban en aguas del norte de la isla de Borneo, llegaron hoy a Kota Kinabalu, en Malasia, donde les esperaban varios familiares. EFE/Str

El español David Hernández Gasulla (d) y la malasia Armella Ali Hassan (c) desembarcan de un hidroavión Bombardier CL415 de la Marina malasia en el aeropuerto internacional de Kota Kinabalu en Malasia hoy, 13 de mayo de 2016. Los españoles Marta Miguel y David Hernández, que desaparecieron hace once días cuando navegaban en aguas del norte de la isla de Borneo, llegaron hoy a Kota Kinabalu, en Malasia, donde les esperaban varios familiares. EFE/Str

Los síntomas: pesadillas, escenas retrospectivas en las que vuelves a ver en imágenes lo pasado; la sensación de que un acontecimiento aterrador puede suceder nuevamente; el alejamiento de lugares y cosas que recuerdan lo sucedido; tristeza, culpa o preocupación, sensación de soledad, problemas para dormir o arrebatos de furia.

Cabe la posibilidad de que a David y Marta, durante su diez días a la deriva, les haya invadido la angustia, “al sentir que se encontraban en manos del mar, pero esa angustia es probable que la superen, y una vez rescatados lo vivan como una pesadilla que puedan olvidar con el tiempo”.

Cada persona, ha apuntado el experto, es un mundo y depende de la estructura de su personalidad.

Marta y Miguel se encuentran bien de salud, según los primeros reconocimientos médicos. Se perdió su pista el pasado 2 de mayo cuando navegaban en aguas del norte de la isla de Borneo, en un barco de entre 12 y 15 metros de eslora, junto a la malasia Armella Ali Hassan y el chino Tommy Lam, que viajaban con ellos.

La voz de un naúfrago

Fotografía de Rafa Martínez y su novia, Maria Pallol durante su viaje por Indonesia.

Rafa Martínez y su novia, Maria Pallol durante su viaje por Indonesia.

Rafael Martínez, periodista de la Agencia Efe, vivió hace dos años “las 22 horas más horribles” de su vida, cuando el crucero en el que viajaba naufragó en aguas del sur de Indonesia, aunque nunca llegaron a perder la esperanza del todo pesar del frío, el hambre, los calambres, las medusas y el cansancio.

Martínez, fue rescatado junto a su pareja María Pallol, y dos turistas alemanas, dos hermanas inglesas, dos neozelandeses, una holandesa y un francés. Con algunos de ellos sigue manteniendo contacto.

En la vuelta a su acontecer diario, Rafael confiesa hoy que estuvo un tiempo desubicado y que no se libró de las imágenes retrospectivas de lo vivido.

Le sirvió de gran ayuda compartir la experiencia con su pareja y valora como muy positivo el hecho de poder hablar de lo que piensas y sientes con alguien que te entiende, porque ha pasado lo mismo.

Coincide con el psicólogo Villameriel que la personalidad de cada uno influye mucho a la hora de enfrentar el acontecimiento durante y después del mismo.

Rafael y su pareja se apuntaron al mes a un curso de buceo. Algunos de los supervivientes con los que siguen en contacto no han querido volver a saber nada de embarcaciones y los hay incluso que han cambiado de trabajo. Algunos se han casado y han tenido hijos “porque la vida sigue”.

Fuente: Noticias EFE – Salud.