¿Y si su perro le detecta cáncer de próstata?

ONCOLOGÍA No hablamos de ciencia ficción, es ya una realidad y está pasando aquí y ahora, y aunque el abanico seguramente será mucho más amplio en los años ...
publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
21,70

ONCOLOGÍA

No hablamos de ciencia ficción, es ya una realidad y está pasando aquí y ahora, y aunque el abanico seguramente será mucho más amplio en los años venideros, a día de hoy ya existen perros capaces de detectar determinados tipos de cáncer, como el de próstata

:)

MADRID/EFE/PILAR GONZÁLEZ MORENO Miércoles 02.03.2016

Concretamente son capaces, con su olfato, de detectar la presencia de tumores en la próstata, así como hipoglucemias en personas con diabetes de tipo 1.

También se está investigando sobre la capacidad de detección de las fases iniciales de cáncer de pulmón.
El olfato de estos animales es una máquina de “altísima precisión” capaz de detectar concentraciones bajísimas de sustancias en suspensión.

Y ello es debido a los 300 millones de receptores olfativos con los que cuenta. Para hacernos una idea, los humanos contamos con 5 millones.

Así lo ha explicado a EFESalud Teodoro Mariscal, director de la Fundación Bocalán España, donde se entrenan desde hace muchos años perros para diversos fines.

En el caso del cáncer , los perros detectan los llamados “compuestos orgánicos volátiles”, que son pequeñas partículas biológicas y químicas producidas por el tumor y presentes en el organismo de los afectados.

Igual que hay perros entrenados para detectar explosivos o drogas, ahora se entrenan para detectar cáncer o hipoglucemia a través de la orina o el aliento de los pacientes.

El proceso de detección es rapidísimo, cuestión de segundos desde que se produce la emisión del estimulo discriminativo en forma de sustancia volátil.

En cuanto el perro percibe este efluvio muestra un comportamiento entrenado (ladrar , rascar , mirar fijamente…) buscando obtener su recompensa por encontrar este olor característico.

Según Mariscal, el primer sentido que se despierta en un cachorro es el olfato y a través de su nariz y del órgano vomeronasal dedicado a detectar feromonas en suspensión recibe muchísima información del exterior.

“No quiero imaginar lo que supondría vivir con una nariz de perro, quizá seria bastante desesperante poder saber donde ha estado una persona, con quien, qué ha comido, qué ha hecho y en qué estado de animo de se encuentra, con solo respirar cerca de ella.Sería una revolución para la que ninguno estamos preparados”.

Colaboran con  hospitales

Mariscal lleva 20 años trabajando en el adiestramiento de perros de asistencia  y ha recorrido medio mundo, desde Japón a Australia pasando por EEUU y también por toda América Latina.

Concretamente en Guatemala, Bocalán trabaja para el Hospital Metropolitano de Guatemala City. Este centro hospitalario se ha convertido además en el centro de operaciones de Bocalán, y entrenan perros de asistencia, especialmente para acompañar personas con alguna discapacidad o enfermedad.

Pero este no es el único hospital en el mundo que ha decidido contar con perros entrenados.Hace apenas un año, el servicio público de sanidad del Reino Unido informó que pondría en marcha un proyecto piloto para mejorar la detección temprana del cáncer de próstata a través del olfato de perros.

La medida fue adoptada después de que un estudio preliminar del Hospital Universitario de Milton Keynes indicase que perros especialmente adiestrados pueden detectar en la orina el cáncer de próstata en un 93% de casos.

En España existe un proyecto piloto en el que participa el centro de adiestramiento canino Argus Dog y el Hospital Clínico de Barcelona, también para la detección de cáncer

“El desafío es que el perro consiga detectar la enfermedad en los estadios más tempranos, aquellos que no dan la cara en ninguna prueba médica”, ha explicado a Efe Salud Ingrid Ramón, responsable de Argus Dog. Este centro ya colaboró con el citado hospital en un programa de detección de hipoglucemia.

Hipoglucemia

mujer con insulina

EFE

La hipoglucemia (nivel de azúcar muy bajo en sangre) y en personas con diabetes tipo 1, se puede desarrollar en pocos minutos.
Normalmente va precedida de síntomas como sudoración, nerviosismo o palpitaciones. En este caso el perro es capaz de  avisar a su dueño de que va a sufrir una bajada de azúcar.

No existe una raza especifica para este tipo de actividades, pero resultan más efectivos los más inquietos y juguetones, los que están siempre alerta y deseando recibir las recompensas que aparecen tras un marcaje positivo.

De hecho en Argus Dog han trabajado con perros metizos procedentes de protectoras de animales y también con caniches, labradores, goldens, bracos….

El tiempo que lleva entrenarlos, depende enormemente del perro y sobre todo de la experiencia y pericia del entrenador , pero la media oscila entre 5 y 6 meses.

Fiabilidad

En cuanto a la fiabilidad, Teodoro Mariscal explica que aunque se tiende a hablar de más del 95 %, es muy difícil precisar este dato, porque depende del entrenamiento que reciban y del perro seleccionado.

No obstante asegura que es muy difícil que un perro bien entrenado “no sea capaz de detectar algo tan simple para él, como un olor característico que tiene asociado con un consecuente reforzador”.

“Es -explica- algo extremadamente obvio para ellos. El problema radica en que entrenamos “a ciegas“ porque no somos capaces de saber lo que esta oliendo un perro y por ello y derivado de algún fallo humano, podemos decir que podemos estar entre el 95 y el 97 %, si el entrenamiento es bueno, pero seguro que ese porcentaje no superior al 5 % de fallo es por culpa nuestra y motivo para seguir trabajando”

Fuente: Noticias EFE – Salud.