10 comparaciones entre las llegadas de Guardiola al City y Mourinho al United

05.07.2016 – 21:59 H. Menos de 48 horas después de que Pep Guardiola fuera presentado como flamante entrenador del Manchester City, el otro club de la ...

05.07.201621:59 H.

Menos de 48 horas después de que Pep Guardiola fuera presentado como flamante entrenador del Manchester City, el otro club de la misma ciudad inglesa, el Manchester United, hizo lo propio con el suyo, el no menos mediático, afamado y exitoso José Mourinho. El portugués se vistió de largo en un templo del fútbol como es Old Trafford, aunque a puerta cerrada. Tras una breve sesión de fotos y vídeo en chandal y bufanda en mano, Mou compareció ante los medios de comunicación en la sala de prensa del llamado ‘Teatro de los sueños’, aunque curiosamente el departamento de comunicación del club inglés no permitió preguntar a los periodistas españoles, que haberlos, los había. Estos se quedaron con las ganas, pero lo más triste es que tampoco les extrañaría. 

EC

El Manchester City ha editado un video en el que cuenta once curiosidades sobre la vida de nuevo entrenador, precisamente para que la afición le conozca un poco mejor

Ver artículo Guardiola se presentó el domingo en el exterior de las instalaciones del City ante alrededor de 10.000 aficionados y solo se sometió a las preguntas de varios de ellos, algunos a través de las redes sociales y desde lugares tan lejanos como Yakarta (Indonesia). Al igual que Mourinho, Pep utilizó íntegramente el inglés para comunicarse y su talante fue el habitual. comedido y tirando a filosófico, frente a un Mou tan desafiante como siempre. ¿La principal diferencia a primera vista? Pues que mientras el portugués ha recalado en el club más importante de Inglaterra, como él mismo se encargó de recordar, y toda una referencia a nivel mundial, el español llega al Etihad para dotarle precisamente de la dimensión que le falta y que sí tienen sus vecinos de Old Trafford. Pero, puestos a comparar la llegada de uno y de otro a los dos clubes, no ya de un mismo país, sino de una misma ciudad, hay más diferencias que aquí destacamos.

1. Las cartas de presentación

“Esta es vuestra casa, ahora será también la mía. Quiero dar las gracias por esta oportunidad”, fueron las primeras palabras de Pep como nuevo entrenador de los ‘citizens’. Unas palabras que nadie diría que las dijo un técnico que ha ganado 21 títulos en sus 7 temporadas, primero en el Barça (14 en 4) y después en el Bayern (7 en 3). “Soy entrenador del United. Un trabajo que todos quieren y que pocos tienen la oportunidad de tener”. Así de diferente fue el estreno de Mourinho en la abarrotada sala de prensa de Old Trafford, donde, como en su día dijo Pep, el portugués “es el puto amo”. “Podría ser defensivo en mi discurso y decir que los últimos tres años fueron malos, en los que sólo ganamos la FA Cup, pero mi naturaleza no es así (…) No me escondo en palabras y filosofía”, añadió Mourinho en una clara referencia a su colega del City. Por cierto, Mou tiene un título más que Pep (22), pero logrados en 16 años.  

2. Humildad frente a arrogancia

“Vengo a aprender”, dijo Guardiola con una modestia que algunos considerarán falsa viniendo del entrenador mejor pagado del mundo, quien, por cierto, tampoco dejó escapar la oportunidad de reivindicar sus raíces o, según se mire, desmarcarse de España. “Me he probado en Cataluña y en Alemania”, deslizó Pep, para a continuación mostrar su cara más populista al pedir el apoyo de la afición y marcarse como objetivo “que la gente se sienta orgullosa de ver cómo juega el Manchester City“. “Estoy donde quiero estar”, fue la respuesta de José Mourinho cuando le preguntaron por qué el United. “Quiero estar en este club, en este país, en la Premier… Sé lo que se espera de mí. Conozco la historia del club y lo que los aficionados quieren de mí. Creo que éste es un desafío que llega en el momento justo de mi carrera. Estoy preparado y muy motivado”, afirmó con su seguridad habitual el autoproclamado ‘The Special One’.  

3. Dos filosofías de vida 

“Se necesita tiempo, y sabemos que en el futbol no lo hay. Por eso lo que queremos es crear un espíritu de equipo lo antes posible”, fue la primera declaración de intenciones de Guardiola, con una filosofía que intentará implantar en el Manchester City antes de plantearse cuáles deben ser sus objetivos. “Juego contra mí mismo y tengo que demostrarme a mí mismo que soy bueno, no al resto (…) Me siento frustrado por no jugar la Liga de Campeones, pero espero que sólo sea durante un año. El Manchester United es un equipo que debe jugar la Champions y hemos de asegurarnos de que en julio de 2017 estaremos ahí”. Así de directo fue en cambio Mourinho, mucho más pragmático y sabedor de que, en cierto modo, con su fichaje los ‘red devils’ han vendido su alma al diablo, valga la redundancia.  

4. Juego frente a resultados

Como era de esperar, Guardiola mantuvo intacto su discurso por más que unos ansiosos aficionados intentaran sonsacarle: “Ganar es importante, pero al final, de lo que se trata es de que la gente disfrute y esté orgullosa de lo que hacemos”, dijo en su inglés con cierto acento alemán. “Hay quien dice que quiere jugar mejor, pero yo soy más honesto con mis intenciones: vengo a ganar. Jugar bien es marcar más goles que el oponente, conceder menos goles y hacer que la afición se sienta orgullosa”, fue la respuesta de Mourinho a la misma -o similar- pregunta sobre su objetivo en el United y en una clara indirecta a Pep. “Queremos todo a la vez. Es un enfoque agresivo. Lo quiero todo. Ganar era una rutina aquí y los últimos tres años fueron para olvidar. No quiero que la mentalidad sea la de hacerlo mejor que en las últimas temporadas, porque hacerlo mejor es acabar cuarto. Vamos a por todo”, insistió el luso.  

Pep Guardiola, durante su presentación como técnico del Manchester City. (EFE) Pep Guardiola, durante su presentación como técnico del Manchester City. (EFE)

5. Las plantillas menos y más cerradas 

“Primero he de conocerles, les he visto por la tele pero no les conozco y les he de conocer, abrazarlos, darles una patada en el culo y espabilarlos”, dijo Guardiola al ser cuestionado por un aficionado sobre la plantilla del City, a la que de momento han llegado el alemán Gundogan (Borussia Dortmund), el español Nolito (Celta) y el ucranio Zinchenko (FC UFA), además del australiano Rooy (Melbourne City). “Teníamos cuatro posiciones que eran prioridad para dar un equilibrio al equipo y conseguir más calidad. Jugadores con las cualidades que quiero y necesito. Nos pusimos cuatro objetivos y, de momento, tenemos tres. Trabajaremos muy duro para conseguir el cuarto, y estoy seguro de que lo conseguiremos”, explicó a la Prensa Mourinho, que ya tiene fichados al central marfileño Eric Bailly (Villarreal) y el delantero sueco Zlatan Ibrahimovic (PSG)-, y está a la espera de anunciar el tercero -el centrocampista armenio Henrikh Mkhitaryan (Borussia Dortmund)-. Según se comenta en Inglaterrra, el cuarto objetivo en cartera estaría entre los franceses Paul Pogba (Juventus) o Blaise Matuidi (PSG).

6. Diferentes conceptos de lo que es cantera 

Al igual que Pep en el City, Mou ha firmado un contrato por tres temporadas con el United, de ahí que tengan un trabajo a corto, pero también a medio plazo. “Crecí en el Barcelona, en una de las academias más importantes del mundo del fútbol. Una de las razones por las que quise venir aquí fue por cómo cuidan a su cantera”, dijo Guardiola, quien unos minutos antes de su presentación tuvo la oportunidad de visitar la escuela de su nuevo club. “¿Sabe cuántos jugadores he promocionado al primer equipo? 49”, le respondió Mourinho al periodista que le interrogó sobre la confianza en los jóvenes del United. “Dos factores han sido muy importantes en ese récord, pero algunas veces les promocionas porque no tienes otra oportunidad o muchas lesiones y tienes que traerles. El segundo motivo es que cuando no compites por grandes objeticos es más fácil traerles. Por las lesiones he promocionado a muy pocos. Nunca promociono jugadores por necesidad, lo hago por convicción”, afirmó el luso.

7. Del tuteo de Pep al respeto de Mou

“La gente no viene al estadio para ver lo bueno que es el entrenador”, respondió Pep Guardiola al ser cuestionado sobre el alto nivel de entrenadores que habrá la próxima temporada en Inglaterra. “Creo que lo más importante en el fútbol, por lo que la gente va al campo, es por ver a los futbolistas. Aunque es cierto que este año hay grandes entrenadores en la Premier, como Jose (Mourinho), Klopp, Conte, Ranieri, Pochettino, Koeman…”, añadió el catalán, que tuteó a Mourinho. Por su parte, el portugués evitó polemizar con su nuevo vecino en Manchester. “Hablo de un entrenador o de un club y no me gusta la palabra, pero no es correcto hacerlo de un enemigo. Una cosa es que estés en una competición como en España cuando había dos caballos en carrera. En Italia había tres equipos. Pero en la Premier no tiene sentido”, aseguró un, esta vez sí, respetuoso Mou.

8. Discreción frente a prepotencia

“Nosotros estamos aquí para ayudar a los futbolistas”, insistió Guardiola cuando se le presentó como el mejor entrenador del mundo. Por contra, Mourinho no desaprovechó la ocasión para sacar pecho, tirar de palmarés y lanzar alguna puya a su colegas. “Hay entrenadores cuyo último título lo consiguieron hace diez años. Y hay otros que no han ganado nunca un título. Yo gané hace un año, no hace diez o quince. Si yo tengo que demostrar algo, imagínate el resto. Pero eso es algo que no me importa. Juego contra mí mismo y tengo que demostrarme a mí mismo que soy bueno, no al resto”, sentenció Mou, de nuevo en su versión más prepotente. 

Mourinho y Guardiola se saludan antes de un Real Madrid-Barcelona. (Reuters)Mourinho y Guardiola se saludan antes de un Real Madrid-Barcelona. (Reuters)

9. Sus pasados culé y madridista

“No es mal jugador ese chaval”, bromeó Pep cuando un aficionado le preguntó si iba a fichar a Messi. “Pero, lo siento, estará en Barcelona el resto de su carrera”, añadió el catalán en un guiño al club del que sigue siendo socio, además de una referencia como jugador y entrenador a la altura del mismísimo Johan Cruyff. “He trabajado en clubes grandes en el pasado, pero el United es otra dimensión”, afirmó por su parte Mourinho, quien de este modo hizo de menos al Real Madrid, pues sabido es que el club español sigue siendo, y con diferencia, el más laureado del mundo, con once Copas de Europa por tres de los ingleses, además de económicamente el más poderoso. 

10. Txiki le trae y Giggs se marcha

Conocida es la importancia que ha tenido Txiki Beguiristain, director deportivo del City, en la llegada de su excompañero y amigo al banquillo del Etihad. Por contra, el fichaje de Mourinho por el United ha conllevado la salida de un mito de los ‘red devils’ como el galés Ryan Giggs. “Ryan quería ser entrenador del United y el club me dio a mí el trabajo. Lo siento, no es mi culpa. Él quiere ser entrenador y puede ser lo que quiera en este club, pero tomó la decisión de marcharse. Ahora tiene que ser valiente”, explicó el portugués. Es decir, que mientras Mou desembarca con todo su equipo, Guardiola tiene la ventaja de que contar con gente en el club que conoce de antes, del Barça concretamente, así como al preparador de porteros Xabier Mancisidor, quien curiosamente entrenó en el Real Madrid, aunque con Pellegrini.  

Fuente: ElConfidencial – Deportes