A Ancelotti sólo le queda el mismo clavo ardiendo que la temporada pasada

Otra vez con dudas y otra vez a aferrarse a la Champions. Es la opción que le queda al Real Madrid después de empatar con el Valencia y de la victoria del ...

Otra vez con dudas y otra vez a aferrarse a la Champions. Es la opción que le queda al Real Madrid después de empatar con el Valencia y de la victoria del Barcelona ante la Real Sociedad. Matemáticamente, los blancos todavía no han dicho adiós a la Liga, pero los cuatro puntos que los separan de los de Luis Enrique parecen irrevocables a estas alturas de la temporada. Ahora mismo, el Madrid está fuera de la Copa, con la Liga un poco más lejos y con la Champions como la única vía de escape. Eso sí, para estar en la final de Berlín, a los de Ancelotti les toca remontar el 2-1 cosechado ante la Juve en Turín, y eso será de todo menos fácil. Si le sumamos que Kroos es duda, después de retirarse en el partido ante el Valencia por un pinchazo, y que Modric sigue lesionado y no estará, la situación suena a emergencia total. Y todo esto en la recta final.

Este temporada, al Real Madrid le quedan por delante tres partidos, máximo cuatro si llega a la final de la Champions y la situación no pinta bien. Los blancos miran al encuentro del próximo miércoles ante la Juventus con esperanza. Remontar el 2-1 es el objetivo y Ancelotti tirará de todo lo que tiene para que eso suceda. Entre esos efectivos no estará Modric, que sigue recuperándose de su lesión tras recaer en Málaga, pero sí espera estar Kroos. En el choque ante el Valencia, el alemán pidió el cambio en el minuto 24 de la primera parte después de un pinchazo en su glúteo izquierdo que le impidió continuar en el partido. Este domingo, el centrocampista se someterá a pruebas médicas, pero desde el club ya han confirmado que no parece grave.

Que Kroos esté listo ante la Juventus puede ser una de las mejores noticias para Ancelotti. Lo necesita en el medio del campo, es fundamental y el técnico italiano lo sabe. Ante el Valencia, Illarramendi fue su sustituto y aunque cumplió, de sobras es sabido que no es del total agrado del entrenador blanco. Con Khedira en su último año de contrato y más pendiente de su salida del club que de ayudar al equipo a terminar dignamente la temporada y con Lucas Silva, que como mucho aspira a ser suplente, Kroos se ha convertido en el hombre de confianza para Ancelotti en el centro del campo. Manda, dirige y se echa el equipo a sus espaldas.

Lejos quedan los experimentos con Sergio Ramos jugando por delante de la defensa, para el técnico italiano la clave del Real Madrid son Kroos y Modric jugando como doble pivote. El problema es que el croata se ha lesionado más de lo previsto y ahora todo pasa por el centrocampista alemán. Su recuperación es clave para pensar en la remontada europea ante la Juve. Ancelotti no es de pedir fichajes, trabaja en silencio con lo que tiene, pero, tal y como ha informado El Confidencial, el técnico italiano tiene predilección por Verratti, un jugador que formó en París, por el que suspira y del que mucho se acuerda ahora que tiene problemas en el centro del campo.

Mientras, los fantasmas del pasado han vuelto. De nuevo, el Real Madrid se aferra a la Champions con la variable de que este año no han logrado ningún título, la temporada pasada lograron la Copa en abril, y de que afrontan la vuelta de la semifinal con el resultado en contra de la ida. El año pasado, en la eliminatoria ante el Bayern de Múnich, los de Ancelotti ganaron 1-0 en la ida del Bernabéu y lograron un 0-4 memorable en la vuelta en Múnich. Conseguir un resultado como ese, solucionaría los problemas del técnico italiano al menos hasta el 6 de junio, día en el que se celebrará la final de la Champions en Berlín.

Ancelotti confía en clasificarse para estar en tierras alemanas: “Tenemos buenas sensaciones que se pueden repetir en el partido del próximo miércoles y que todo salga bien. Los jugadores saben que con la misma manera de jugar se puede llegar a la final de la Liga de campeones”. Mientras el técnico italiano sigue concentrado en el duelo ante la Juve, su futuro sigue en el aire. Se ha dicho de todo esta temporada, que si sigue, que si no… estar en Berlín le ayudaría para tener el ok del club, esto si él quiere seguir claro. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes