A David Moyes no le da tiempo a reformar su piso: Eusebio será el nuevo inquilino

09.11.2015 – 18:00 H. Menos de un año ha durado David Moyes como entrenador de la Real Sociedad. Si el 13 de noviembre de 2014 el escocés era presentado a ...

09.11.201518:00 H.

Menos de un año ha durado David Moyes como entrenador de la Real Sociedad. Si el 13 de noviembre de 2014 el escocés era presentado a bombo y platillo como sustituto del destituido Jagoba Arrasate, este 9 de noviembre el presidente del club donostiarra, Jokin Aperribay, le comunicó que el destituido era él. “La Real Sociedad ha decidido rescindir el contrato del técnico del primer equipo David Moyes. Su ayudante Billy McKinlay también se desvincula del club txuri urdin. La entidad quiere agradecer, tanto a David Moyes como a Billy McKinlay, toda la aportación, la profesionalidad y la dedicación que han mostrado durante el ejercicio de sus funciones en la dirección del primer equipo, al tiempo que les desea lo mejor para su futuro profesional y personal”. Así rezaba el comunicado oficial que ponía fin a la triste y poco fructífera andadura del exentrenador de Everton y Manchester United en el banquillo de Anoeta. 

La derrota contra Las Palmas y, sobre todo, la forma en cómo se produjo, resultó insostenible para el presidente de la Real, el único que seguía confiando en Moyes. Hacía tiempo que los jugadores no creían en su entrenador y así se lo llegaron a decir a Aperribay tras una reunión mantenida en Getaria. Una vez tomada la decisión de rescindir su contrato, la idea del máximo dirigente del club donostiarra era reunirse con Moyes la misma noche del domingo y comunicárselo. Sin embargo, el vuelo que debía trasladar al técnico desde Manchester a Bilbao fue cancelado, por lo que la reunión tuvo que retrasarse a este lunes. Aitor Santana, el técnico que ya cogiera el equipo antes del debut del escocés, fue el encargado de dirigir el entrenamiento matinal en Zubieta. 

Después de alrededor de ocho meses viviendo en el lujoso hotel María Cristina, Moyes al fin había escogido uno de los numerosos pisos o villas que el club le había ofrecido para establecer su residencia en San Sebastián. Un espacioso y céntrico piso en la Avenida de la capital donostiarra, pero al que el escocés puso una pega: había que hacerle reformas. Como quiera que éstas duraban tres meses, Moyes siguió hospedado en el María Cristina y finalmente no le dará tiempo a vivir en su nueva casa.  

El escocés llegó a San Sebastián anunciando que quería una Real que transmitiera “emoción en el campo” y diviertiera con su juego, aunque, “por encima de todo eso, lo que quiero es ganar”, añadió. Lo cierto es que Moyes logró sacar al equipo donostiarra del fondo de la clasificación, pues con Jagoba Arrasate sólo había sido capaz de sumar 6 puntos en diez jornadas. Pero, una vez que lo hizo, la Real volvió a las andadas. La excusa era que la plantilla y la planificación de la temporada no se habían hecho bien.

Eusebio nuevo entrenador del celta de vigoEusebio nuevo entrenador del celta de vigo

Eusebio, un sustituto sin experiencia en Primera

Sin embargo, con un verano por medio, Moyes tampoco ha logrado que la Real sea un equipo reconocible y, lo que es peor, su situación clasificatoria es parecida a la de hace un año con Arrasate. Disputadas once jornadas de Liga, el equipo txuri urdin suma 9 puntos, los mismos que Las Palmas, que ocupa puestos de descenso y que el viernes pasado se convirtió en el verdudo de Moyes.   

A la espera de la confirmación oficial, el técnico elegido para sustituir al escocés es Eusebio Sacristán, el exjugador del Barcelona cuya experiencia en los banquillos se reduce a haber entrenado al Celta en Segunda y al filial del club catalán. Es decir, que el vallisoletano aún no ha debutado en Primera, algo que resulta incomprensible entre la afición de la Real, donde su fichaje ha sorprendido. Hace dos semanas, el director deportivo del club donostiarra, Lorenzo Juarros, ya contactó con el agente de Eusebio en previsión de que pasara lo que finalmente ha pasado, que la continuidad de Moyes resultara insostenible. 

Como suele suceder en estos casos, la pelota está ahora en el tejado de la plantilla de la Real, la cual se ha visto reforzada este verano con los fichaje de Illarramendi y Jonathas, además de las cesiones de Diego Reyes, Bruma y Oier Olazabal. Si parecía claro que su comunión con Moyes era inexistente, es de suponer que una vez que éste ha sido destituido las cosas empezarán a cambiar. También en el caso de Vela, a quien la salida del técnico escocés puede tranquilizar en sus ansias por irse a la MLS. Sevilla, en Anoeta, y el Barça, en el Camp Nou, son los próximos partidos. Veremos si llega la reacción.

Fuente: ElConfidencial – Deportes