A Simeone no se le da tan bien pasar del 'partido a partido' al 'final a final'

08.05.2016 – 05:00 H. No es ninguna sorpresa decir que el Atlético de Madrid es el equipo que está llegando más en forma a este final de Liga de los tres ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

08.05.201605:00 H.

No es ninguna sorpresa decir que el Atlético de Madrid es el equipo que está llegando más en forma a este final de Liga de los tres que aún tienen opciones matemáticas de llevarse el título de campeón. No ya solo por las victorias cosechadas en las últimas jornadas, que si bien no han sido espectáculares, sí fueron suficientes para mantenerse en la pomada, mientras desplegaban los mayores esfuerzos en las sucesivas eliminatorias de la Champions League hasta volver a una final de la Copa de Europa. El Real Madrid, con las constantes lesiones de sus jugadores claves, y el Barça, en el que aún es difícil confiar tras sus resultados tan negativos de hace pocas semanas, parecen un escalón por debajo de la forma del Atlético.

Sin embargo, en situaciones de fuerte presión, como son las dos finales que quedan en la competición de la regularidad, el Atlético no suele ofrecer nunca su mejor versión. Es un momento en el que las ideas no son tan efectivas como en las semanas y meses posteriores y sobre todo el físico sufre la sobrecarga de encuentros durante la larga campaña. Aun si por ahora no se han visto signos de evidente desfallecimiento de ningún integrante de la plantilla rojiblanca, la historia nos dice que estos momentos le cuestan mucho a Simeone y los suyos.

Desde que el Cholo volvió al Atlético en la Navidad de 2011, los finales de Liga no han sido nunca tan perfectos como deberá ser éste si quieren estar listos para aprovechar un posible tropiezo del Barça. Sólo precisamente en esa primera temporada ganó el Atlético los dos últimos partidos de la Liga. Venció 2-1 al Málaga en la penúltima jornada y ganó en el Madrigal por 0-1, lo que valió para asegurar la entrada a la Europa League. Desde entonces, los últimos partidos del año siempre han resultado una pesadilla, aunque algunos tuvieran un final muy feliz.

Tras Múnich, al Atlético ya solo le quedan finales por jugar (Reuters/Ralph Orlowski).Tras Múnich, al Atlético ya solo le quedan finales por jugar (Reuters/Ralph Orlowski).

En la 2012-2013, el Atleti selló su clasificación a la Champions League con una buena campaña globalmente hablando, porque sólo pudo ganar dos de los últimos seis partidos, y los dos fueron lejos del Calderón: al Celta en la 36ª jornada por 1-3 y en la última, en La Romareda al Real Zaragoza por el mismo resultado. Lo demás, dos empates y dos derrotas ante el Real Madrid y el Barça. Al año siguiente, cuando el Atleti se proclamó campeón de Liga, no ganó ninguno de los tres últimos partidos, con el título totalmente abierto y en plena disputa. Perdió contra el Levante (mismo rival y escenario de esta penúltima jornada) y empató ante Málaga y Barça. Claro que ese punto en el Camp Nou sirvió para cantar el alirón.

Y en la temporada pasada, el Atlético se despegó relativamente pronto de la lucha por la Liga y, a su vez, tenía la tercera plaza muy asegurada desde muy pronto, por lo que la desconexión en los últimos cuatro partidos está, en cierta manera, justificada. Empató sin goles ante el Athletic, igualó a dos otra vez en el Ciudad de Valencia, perdió en casa con el Barça, lo que le sirvió a los culés para ser campeones, y volvió a empatar a cero en Granada.

Las estadísticas en esto del fútbol son útiles para analizar hechos del pasado, pero lo bueno que tienen es que no hay por qué respetarlas para el futuro. Es decir, que no haya ganado el Atlético los últimos partidos de las últimas Ligas no tiene por qué significar que esa racha se vaya a mantener en la presente edición. Pero sí es un motivo para que Simeone se haya preocupado en estas semanas previas y haya trabajado para solucionarlo. El primer paso es el Levante y el Ciudad de Valencia, que no trae buenos recuerdos recientes. Dará igual el partido contra el Celta si no se suman tres puntos. No habrá más oportunidades si no se gana allí. El Atlético, ahora ya sí que sí, va final a final. Y las finales o se ganan, o se pierden.

Ficha técnica:

Levante: Mariño; Pedro López, Medjani, Feddal, Juanfran; Cuero, Lerma, Verdú o Verza, Morales; Casadesús y Rossi.

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Savic, Filipe; Koke, Gabi, Augusto, Saúl; Griezmann o Correa y Fernando Torres.

Árbitro: González González (C. Castellano leonés).

Estadio: Ciutat de Valencia.

Hora: 17.00.

Fuente: ElConfidencial – Deportes