Adán se cuela en el paraíso de Zidane y el Betis desnuda las carencias del Real Madrid

24.01.2016 – 23:00 H. “¡Parecéis el Inter de Mourinho!”, bromeó Sergio Ramos durante el último entrenamiento previo al partido del Villamarín. ...

24.01.201623:00 H.

“¡Parecéis el Inter de Mourinho!”, bromeó Sergio Ramos durante el último entrenamiento previo al partido del Villamarín. Los jugadores del Real Madrid no sólo se han quitado un peso de encima con el cambio de Zidane por Benítez, sino que con el francés ha regresado la alegría a Valdebebas. Cuando Florentino Pérez se decidió a destituir a Rafa Benítez tras el empate de Mestalla (2-2), el presidente del Madrid era muy consciente de que el calendario que le esperaba a su sustituto en las siguientes semanas era una alfombra roja. Sin Copa, tras la expulsión ante el Cádiz por el conocido caso Cheryshev, y sin Champions hasta mediados de febrero, los rivales ligueros eran Deportivo, Sporting, Betis, Espanyol y Granada, antes de recibir al Athletic en el Bernabéu el fin de semana previo al viaje a Roma. Después, visita a Málaga y el primer gran partido para Zizou, el derbi contra el Atlético. 

El francés pidió tres semanas de tiempo para tener el equipo a tope. Dos ‘manitas’ en el Bernabéu, 5-0 al Depor y 5-1 al Sporting, le hicieron prometérselas muy felices al neófito técnico, pero en su primera salida el Real Madrid no sólo no pudo pasar de un empate que le deja a 4 puntos de Barça y Atlético, los catalanes, además, con un partido menos, sino que perdió el brillo en su juego y durante muchos minutos volvió a las andadas, por méritos del rival, claro que sí, pero también por deméritos propios como una mala colocación en la que se duplicaban funciones. “La Liga está complicada”, reconoció Pepe. El Betis, que vive una situación institucional y deportiva muy grave, sumó un punto donde no lo esperaba o, lo que es lo mismo, le birló dos al Real Madrid, toda una hazaña dadas sus circunstancias.   

Zidane consensuó con Ramos no viajar a Sevilla para terminar de recuperarse, aunque el cambio más significativo en defensa fue la suplencia de Carvajal, de quien el técnico francés dijo que “no tenía nada” minutos después de que Butragueño asegurar que “tenía unas décimas”. Danilo se estrenó como titular con Zizou, lo mismo que James, quien finalmente ocupó la vacante del lesionado Bale en la banda derecha, mientras Isco repetía por el centro junto a Kroos y Modric. Ni una ni otra novedad surtieron efecto y, aunque es cierto que Adán fue el mejor del Betis, el Real Madrid nunca logró imponerse con autoridad a un Betis que le plantó cara no sólo corriendo más, sino también jugando mejor hasta cuando se fue quedando sin gasolina y sin ideas.    

Cejudo celebra el 1-0 del Betis al Real Madrid. (Cordon Press)Cejudo celebra el 1-0 del Betis al Real Madrid. (Cordon Press)

Golazo de Cejudo para romper la sequía

El Betis, que acumulaba siete partidos sin ver puerta y no gana desde el pasado 2 de diciembre, saltó al Villamarín dispuesto a sorprender al Real Madrid y lo hizo desde que el balón echó a rodar. La presión de los verdiblancos, cuyo uniforme apenas de distinguía del gris de su rival, surtió efecto y destapó las carencias que el Madrid tenía con Benítez en cuanto a colocación. A los seis minutos, un voleón de Cejudo desde la frontal del área se coló por la escuadra derecha de la portería de Keylor Navas, cuya estirada sólo sirvió para darle aún más plasticidad al golazo del Betis.    

Superada la media hora de partido, Cristiano tuvo la primera gran ocasión del Madrid, aunque el portugués definió horrorosamente la pared que le tiró a Benzema. Unos minutos después, y tras marrar Pepe un córner en el que el Betis le regaló un remate franco, Benzema fue objetivo de un claro penalti de Petros, que le pisó y derribó cuando el francés controlaba dentro del área. El 1-0 con el que se llegó al descanso hacía honor al buen juego del Betis, además de su entrega, y, por contra, castigaba a un Madrid al que claramente le habían pillado el truco que tuvo el efecto Zidane

James, que no daba una a derechas, lo hizo literamente cuando Cristiano le dejó un balón muerto dentro del área del Betis, en el que el colombiano sólo tenía que fusilar a Adán. Lo hizo en un córner posterior, pero el exguardameta del Madrid evitó su gol con otra gran parada. Para entonces, Merino había dado entrada al prometedor Dani Ceballos por Fabián aunque el interino técnico bético se vio obligado a hacer otro tras la lesión de Kadir. Salió Joaquín, pero los verdiblancos ya no estaban para muchas alegrías. Lo prioritario era defenderse.  

Benzema, con el balón, tras lograr el gol del empate. (EFE)Benzema, con el balón, tras lograr el gol del empate. (EFE)

Se notó la entrada de Carvajal 

El primer cambio de Zidane fue el de Carvajal por Danilo. Es decir, una rectificación en toda regla por parte de Zizou después de comprobar que la aportación del brasileño dista mucho de la del español. No es normal que un lateral cambie tanto un partido, pero esto fue lo que pasó. Pese al evidente desgaste físico, el Betis seguía defendiéndose con cierta comodidad ante un Madrid demasiado previsible. Hasta que llegó la segunda jugada polémica del partido: Kroos dio un balón en profundidad a James, que estaba en claro fuera de juego, y el colombiano a su vez asistió a Benzema, que marcó el 1-1 a puerta vacía.    

A partir de ahí, el Betis apenas pudo salir ya de su campo. Adán salvó por dos veces el 1-2, primero en un lanzamiento típico de James y después en un remate de rabona de Benzema. Hasta que entró Jesé por el colombiano, que fue abrazado por Zidane. “Molesta que hablen de tantas cosas”, se quejó James tras el encuentro. “Toda la gente que está cerca sabe cómo actúo. Sé cuidarme, eso jode, que duden eso de mí, que no me cuido, que estoy gordo… Eso jode mucho”, añadió el colombiano.  

Volviendo al partido, éste se convirtió en un asedio del Madrid, si bien el árbitro no vio un penalti de Varane a Ceballos, con un pisotón parecido al de Petros a Benzema, y Rubén Castro tuvo el 2-1 en el tiempo de prolongación con un tiro que se fue desviado por poco. Lo mejor del Betis sigue siendo su afición, con un nuevo récord de socios: 44.000, aunque los hombres del interino Merino estuvieron esta vez a la altura ante un Real Madrid que perdió la magia de Zidane y por muchos momentos recordó al de Benítez, con los jugadores mal colocados y el equipo partido en dos. “Cuando Zizou habla, todos escuchamos”, dijo Modric, aunque en partidos como el del Villamarín se demuestra que no sólo vale con quién diga las cosas, sino también lo que se comunique. Zidane aseguró que vio a su equipo mejor físicamente y que está orgulloso de su partido, aunque lo único que le faltaron fueron dos puntos. Palabra de Zizou, que no de Benítez…   

Ficha técnica:

1 – Betis: Adán; Molinero, Pezzella, Bruno, Vargas; Petros, N’Diaye; Kadir (Joaquín, m.58), Fabián (Dani Ceballos, m.51), Cejudo (Portillo, m.76); y Rubén Castro.

1 – Real Madrid: Keylor Navas; Danilo (Carvajal, m.64), Pepe, Varane, Marcelo; Modric, Kroos, Isco; James Rodríguez (Jesé, m.79), Benzema y Cristiano Ronaldo.

Goles: 1-0, M.7: Cejudo. 1-1, M.71: Benzema.

Árbitro: Martínez Munuera (C. Valenciano). Amonestó a los locales Vargas (m.58), Petros (m.60) y Molinero (m.69), y al visitante Danilo (m.64).

Incidencias: Partido de la vigésima primera jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Benito Villamarín ante 48.111 espectadores.

Fuente: ElConfidencial – Deportes

Palabras relacionadas: