Adiós a Layhoon Chan, presidenta de paja y con etiqueta de “mentirosa”

11.04.2017 – 05:00 H. – Actualizado: 15 H. Crónica de una muerte anunciada. El Valencia emitió el lunes un comunicado en el que informaba de la ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

11.04.201705:00 H. – Actualizado: 15 H.

Crónica de una muerte anunciada. El Valencia emitió el lunes un comunicado en el que informaba de la dimisión de Layhoon Chan como presidenta del Valencia, cargo que ocupará a partir del 1 de julio Anil Murthy, otro ejecutivo colocado por Peter Lim. La hasta ahora cabeza visible no ha aguantado más la presión que sobre ella ejercía la exigente, y cabreada, masa social valencianista. Perdió toda su credibilidad hace ya mucho tiempo, cediendo un terreno que ya nunca más pudo recuperar. En el interior del club se sabía desde hacía días que la dimisión era inminente, como así ha sido. La ejecutiva se marcha marcada, aunque los que han trabajado a diario con ella sólo tienen palabras de elogio por su tremenda capacidad de trabajo. El problema, definitivo, es que no sabe de fútbol. Y se ha notado…


El Confidencial

Anil Murthy, actual consejero ejecutivo del club, le sustituirá en el cargo a partir del próximo 1 julio. Con él serán nueve presidentes en menos de una década

Fue el pasado mes de agosto cuando empezó a cavar su tumba. “No queremos vender a Paco Alcácer”, dijo ante decenas de aficionados. Fue en la Convención de Peñas anual, esta vez celebrada en Alzira, sabiendo que la realidad era otra. Quedó para los restos como mentirosa, cosa que la masa social le ha recordado en multitud de oportunidades. Mentía porque no le quedaba otra, se comió un sapo que nunca pudo digerir su organismo. Peter Lim, su jefe y propietario del Valencia, ya había cerrado la venta al Barcelona. El de Singapur se reunió en Ibiza con Jorge Mendes para concretar el traspaso de André Gomes al club blaugrana y allí, en tierras baleares, se activó una segunda operación. Lim viajó a continuación a la Ciudad Condal para impulsar la venta definitiva del delantero.

No tuvo otra que mentir Layhoon Chan. No podía desvelar la cruda verdad ante la masa social, que la aplaudió cuando dejó claro que el referente del Valencia seguiría vestido de blanco. Cuando se hizo oficial el traspaso de Paco Alcácer, la imagen de la ejecutiva asiática se desplomó por completo. Tuvo que escuchar lo de “Layhoon, mentirosa” cada vez que iba al estadio, cada vez que acudía a un acto social. Ahora, con los resultados metiendo oxígeno en el organismo del equipo, ya alejado de la zona de descenso, el ambiente es más pacífico, pero no hace mucho eran habituales las manifestaciones en los aledaños de Mestalla para censurar la gestión de Lim. Y en el centro de la diana, la presidenta, la cabeza visible de la propiedad.

Imagen de la última junta general ordinaria de accionistas del Valencia. (EFE)Imagen de la última junta general ordinaria de accionistas del Valencia. (EFE)

Afición menospreciada

Otra rueda de prensa, celebrada a mediados de diciembre, lejos de ayudarla la hundió hasta el fondo. Su tocada popularidad se fue a pique directamente. “Yo soy Peter Lim”, dijo con sequedad al ser preguntada por la perenne ausencia del millonario de Valencia. Insistió en que “somos gente seria y cumplimos lo que prometemos” y remató su alocución enviando un mensaje envenenado al fiel aficionado valencianista, que inclinó de manera definitiva el dedo pulgar hacia abajo: “No hace falta decirlo diez veces, no me gustan las personas que repiten las cosas diez veces y dicen basura. Y aquí, en Valencia, parece que hay que repetir cien veces las cosas”. El seguidor de a pie ya no la perdonó más, al sentirse totalmente menospreciado por la presidenta.

Aunque su imagen estaba muy deteriorada en el exterior, en el interior del club sus empleados no tienen malas palabras hacia ella. Se la considera una mujer muy trabajadora, siempre sumando horas, viajando sin parar de un lado a otro y en todo momento pendiente de todo lo que sucedía. Currante y buena gente, así se la considera. Layhoon acudía a peñas, a actos benéficos, iba a ver al equipo filial, al femenino, visitaba la ciudad deportiva… Ha echado muchas horas al proyecto, pero sin brújula, porque cayó en un mundo peculiar como es el fútbol, nada que ver con llevar las cuentas en una empresa de otro sector. No conoce los estrictos códigos y mecanismos que se manejan alrededor del balón. El deporte rey la devoró.

Anil Murthy, que a partir del 1 de julio asumirá la presidencia del Valencia. (EFE)Anil Murthy, que a partir del 1 de julio asumirá la presidencia del Valencia. (EFE)

Verano agitado

Peter Lim —ya ni se recuerda cuándo fue la última vez que apareció por Valencia— ha amortizado plenamente a Layhoon Chan. Durante una etapa ha tenido que asumir todas las decisiones que de manera unilateral se tomaban en Singapur. Y ha dicho basta, es suficiente. Ahora le toca a otro comerse los marrones que se avecinan, porque el próximo verano va a ser agitado en el club. Anil Murthy es ahora el hombre que tendrá que tomar el testigo de Layhoon Chan, el que asumirá muchas responsabilidades, también es verdad que en un escenario más llano gracias a la figura de Mateo Alemany, contratado hace días como nuevo director general del Valencia y que se maneja a la perfección en un medio que conoce bien.

[Más noticias de fútbol]

Ahora aparece otro ejecutivo para llevar el timonel, siempre manejado en la distancia por Peter Lim, al que consideran los que le conocen muy diferente a Layhoon Chan. Diplomático de profesión y muy cercano al dueño, que le colocó en el club a finales del año pasado, ha liderado últimamente el departamento de comunicación. Ha mantenido encuentros con periodistas y emplea con soltura el castellano. Será el que a partir de julio, como presidente, esté a diario junto a Alemany tomando decisiones. Mientras en el interior del club se tiene catalogada a Layhoon como una incansable trabajadora, no se piensa lo mismo del nuevo mandatario, asentado en una de las calles más populares del centro de la ciudad. Más bien todo lo contrario… Más le vale a Anil Murthy coger el ritmo cuanto antes porque en breve habrá que tomar decisiones, alguna que otra desagradable.

Fuente: ElConfidencial – Deportes