Al Barcelona sólo le faltaría que Sergi Guardiola debute en el Camp Nou

09.01.2016 – 05:00 H. – Actualizado: 23 M. El Barcelona parece haber montado un circo pues no paran de crecerle los enanos. Eso sí, en el terreno ...

09.01.201605:00 H. – Actualizado: 23 M.

El Barcelona parece haber montado un circo pues no paran de crecerle los enanos. Eso sí, en el terreno extradeportivo. Las noticias en el entorno azulgrana van desde las polémicas declaraciones de Dani Alves y Piqué a la sanción de Luis Suárez sin olvidar los problemas de Neymar con la Justicia debido a su fichaje. Lo único que les faltaba es que Sergi Guardiola -nuevo fichaje del Granada B y que fue despedido por el club azulgrana debido a sus tuits ofensivos contra el barcelonismo y Cataluña- fuera convocado por Sandoval y debutase en el Camp Nou. En un intento por insonorizar el vestuario ante todo el ruido que les rodea, Luis Enrique se encargó de recalcar que el partido de Liga que disputan este sábado (16:00 | Canal Plus Liga) es el único tema del que iba a hablar: “Yo sólo vivo el presente y el presente es el Granada”.

A nadie se le escapa la enorme influencia que tiene el entorno del Barcelona en el propio equipo. Consciente de ello, Luis Enrique ha aprendido a proteger su terreno aislando el vestuario para que no haya ni una sola gotera que perturbe a los jugadores. Hasta el momento, lo ha conseguido con éxito; todos los asuntos en los que están envueltos algunos de sus jugadores de puertas para fuera no han calado en el terreno deportivo. No en vano, esta semana el Barcelona se coronó como mejor club de 2015 al encabezar la clasificación de la Federación Internacional de Estadística e Historia del Fútbol por delante de Juventus y Nápoles, respectivamente. Además, este fin de semana tiene la oportunidad de recuperar el liderato después del empate firmado ante el Espanyol. Si consigue llevarse la victoria contra el Granada y el Atlético empata o pierde en Balaídos, el Barcelona será el nuevo líder y, de paso, se convertiría en campeón de invierno.

Al Barcelona sólo le faltaría que Sergi Guardiola debute en el Camp Nou

Para ello, Luis Enrique tiene que conseguir que los cuatro jugadores que están en el foco de la noticia olviden todo aquello que sucede más allá del terreno de juego. Este viernes, el técnico asturiano dedicó parte del entrenamiento a charlar con Neymar de manera individual. Y es que ayer se sabía que la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido que sea citado como imputado; el Ministerio Público cree que debe ser investigado por presuntos delitos de estafa y corrupción entre particulares. DIS-Esportes y Organizaçao de Eventos -la empresa que poseía el 40% de sus derechos federativos- se querelló contra el brasileño porque asegura que sufrió quebranto económico debido al contrato que Neymar firmó con el Barcelona. DIS mantiene que si el brasileño aceptó 40 millones para convertirse en jugador azulgrana podría haber alterado el libre mercado de fichajes causando perjurio económico a la citada empresa.

No fue el único nombre propio del día. Dani Alves aprovechó su perfil personal en Instagram para arremeter contra los medios de comunicación ya que se siente perseguido por ellos: “Somos objetos utilizados por la prensa para que ellos se beneficien, para que ellos vendan más periódicos. Cada vez se habla menos de fútbol, de estrategia, de las jugadas, de los regates, de los goles, de las paradas y del espectáculo. Que puta basura que son”. Horas después, el Barcelona le reprendía públicamente emitiendo un comunicado con el que se desmarcaba de las declaraciones de Alves: “El jugador ha publicado un texto muy crítico con los medios de comunicación hasta llegar a utilizar expresiones ofensivas. Más allá de las opiniones, que el jugador puede expresar con total libertad, el FC Barcelona se ve en la necesidad de aclarar que no admite ni comparte las expresiones ofensivas que ha publicado”.

El siguiente punto en el orden del día tuvo a Luis Suárez como protagonista. El delantero uruguayo conoció la sanción a la que se enfrente tras el incidente ocurrido supuestamente tras el partido de Copa disputado contra el Espanyol. El Juez Único del Comité de Competición le ha impuesto un castigo de dos partidos teniendo en cuenta el acta arbitral de Martínez Munuera: “Al finalizar el encuentro y una vez en el túnel de vestuarios, mientras todos los jugadores del Espanyol subían las escaleras, les esperó y se dirigió a ellos repitiendo en varias ocasiones lo siguiente: Aquí os estoy esperando, venid acá; sos un desecho”. Siempre según el colegiado, las palabras de Luis Suárez provocaron un enfrentamiento entre los jugadores en el que intervinieron tanto el cuerpo de seguridad como los técnicos de ambos equipos con el fin de detenerlo.

El Barcelona recurrirá, pero, por el momento, Luis Enrique no podrá contar con el uruguayo en los dos próximos partidos de Copa (al ser una sanción leve, el castigo se cumple en la propia competición). Esta no será la única consecuencia derivada del derbi catalán. Este viernes Piqué publicaba un tuit con la siguiente frase: “Vosotros nunca lo entenderéis”. Junto a ella, un vídeo que recoge los cánticos que la afición del Espanyol dedicó a Shakira, su pareja, y Milan, su primer hijo: “Shakira es una puta” y “Milan muérete”. Esta manifestación llegó un día después de las críticas a su rival en los octavos de Copa: “Esto no puede ser fútbol americano, pero es su forma de jugar. Sabemos como puede ser el ambiente de Cornellà. Ellos se denominan una maravillosa minoría (en alusión a uno de los eslóganes del Espanyol). Espero que llenen el campo y no sean tan minoría como el otro día, que no estaba lleno”.

Temas extradeportivos aparte, el Barcelona ve el partido de esta tarde propicio para recuperar el liderato que perdieron la pasada jornada. La visita del Granada, que llega entre los dos derbis coperos contra el Espanyol, debería ser un oasis para los catalanes teniendo en cuenta que siempre ha caído en el Camp Nou. Por ello, confían en lograr un triunfo que ponga presión al Atlético de Madrid en su difícil visita a Balaídos de este domingo. A dos puntos de los rojiblancos en la clasificación, pero con un partido menos, el Barça confía en cerrar la primera vuelta en lo alto de la tabla. Su principal enemigo puede ser la relajación, típica en los compromisos que proceden a otros en los que la carga emocional y la tensión han sido protagonistas. Así las cosas, Luis Enrique podría aprovechar el encuentro ante el Granada para dar descanso a algunos de sus titulares. De hecho, el propio Javier Mascherano incluso se ha quedado fuera de la convocatoria, junto a Bartra, Munir, Douglas y Masip-

Alineaciones probables

FC Barcelona: Bravo; Aleix Vidal, Piqué, Vermaelen, Mathieu, Busquets, Arda, Rakitic, Messi, Luis Suárez y Neymar.

Granada: Andrés Fernández; Miguel Lopes, Mainz, Lombán, Biraghi; Krhin, Rubén Pérez, Uche; Rochina, Success y Peñaranda.

Árbitro: Velasco Carballo (Comité madrileño).

Estadio: Camp Nou (16:00).

Fuente: ElConfidencial – Deportes